Twelve Minutes. El bucle más intenso de tu vida - Playtowin
4610
post-template-default,single,single-post,postid-4610,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Twelve Minutes. El bucle más intenso de tu vida

Twelve Minutes. El bucle más intenso de tu vida

Pocas veces vemos juegos tan poco convencionales como este Twelve Minutes. Una mezcla de point and click con juego de suspense y una historia de la que queremos saber más y más en cada uno de los bucles que repetiremos, porque sí, vas a repetir una y otra vez la misma situación en busca de cada nuevo detalle. Análisis de Twelve Minutes.

Twelve Minutes es una obra cuanto menos curiosa. Todos sabíamos de la obra creada por Luis Antonio no dejaría indiferente a nadie, pues se le ha dado mucha publicidad al juego y los diferentes traílers mostrados nos han dejado con ganas de saber más de esta curiosa aventura interactiva editada por Annapurna Interactive y que presume de tener actores de doblaje de la talla de Willem Dafoe, James McAvoy y Daisy Ridley.

El bucle, solo es un bucle temporal

A pesar de haber visto en montones de ocasiones este recurso narrativo, tanto en videojuegos como en películas, siempre me pasa esa sensación por la cabeza, cuando lees o te comentan que esto se basa en un bucle temporal, ese agobio y pereza a la vez de pensar que para poder avanzar un poco en el juego tengo que volver a empezar lo andado una y otra vez, pero con Twelve Minutes ha sido el caso contrario. Cada partida me animaba a seguir investigando, a intentar averiguar porque al cabo de un breve periodo de tiempo ese policía nos arruina una vida aparentemente feliz.

 

La historia de Twelve Minutes nos lleva a un apartamento regentado con una pareja. El hombre (nuestro protagonista) llega a casa como cualquier día normal y saluda a su esposa mientras ella le dice que ha hecho un postre especial, hablamos con ella y decidimos comernos el postre, o no, pero al poco tiempo llega un policía que nos detiene a ambos, acabando seguidamente con la vida de nuestro protagonista e iniciando nuevamente un bucle de regreso hasta la hora en la volvemos a entrar por la puerta de nuestro apartamento.

Aquí es donde entra lo que es el meollo de la aventura. Tendremos que investigar, a través, de las tres habitaciones de las que consta el apartamento, salón-cocina, baño y dormitorio, los distintos objetos para así desbloquear nuevas conversaciones con nuestra esposa y con el policía que vendrá para poder descubrir como acabar con el bucle temporal en el que estamos inmersos.

«Tendremos que investigar cada rincón para descubrir todos los objetos que se esconden»

 

Lo que parece algo demasiado sencillo, nos lleva a algo más complejo cuando se van descubriendo nuevos objetos con los que vamos interactuando y obteniendo nueva información en las conversaciones. Las conversaciones se convierten en algo muy importante a la hora de afrontar nuevas actitudes de nuestro personaje que hará que en más de una ocasión debamos utilizar ciertos elementos o mensajes más duros, aunque no queramos con nuestra pareja con la meta de obtener nueva información, y todo esto con la presión de saber que en poco tiempo aparecerá el policía para “hacer” lo que ha venido a “hacer”.

Todo esto anima a explorar todo lo que veamos en estas tres habitaciones en modo point and click como si de una aventura clásica se tratara. Podemos interactuar con los objetos recogidos llevando el ratón, en caso de jugar en PC, lo cual se recomienda, a la parte de arriba y arrastrando los objetos con el fin de obtener cierta información o utilizarlos en cualquiera de las estancias para descubrir nuevos objetos o información, algo muy básico.

«Solo tenemos un breve período de tiempo para investigar antes de que el policía aparezca en nuestro apartamento»

 

Una aventura de 12 minutos

Podemos pensar en un primer momento que Twelve Minutes es una aventura breve y que podremos terminarla en unos pocos minutos, y finalmente es así, pero para ello debemos antes desbloquear cierta información para poder llegar a los distintos finales que en un principio no son accesibles (la mayoría) si no accedemos a esa información para descubrir nuevas conversaciones que nos revelen más sobre esta historia narrativa, que es lo que realmente importa en esta pequeña aventura.

En una primera partida podremos comprobar que no hay muchas opciones, pero cuando llevemos un rato jugando a Twelve Minutes y conforme vayamos desbloqueando alternativas y opciones de dialogo vamos a ver que es algo más profundo de lo que inicialmente podemos pensar y las nuevas alternativas que podemos tomar sumado al poco tiempo que tenemos para hacer cada nueva acción nos lleva que los acontecimientos se lleven con prisa y tengamos que reiniciar el bucle por algún error que hayamos cometido y que no queríamos para llevar a este desenlace.

«Hay pequeños puzles que deberemos gestionar con cabeza y que resultan interesantes»

No puedo contar mucho más acerca de la historia porque cualquier detalle que pueda dar sobre una historia tan breve puede ser carne de spoilers y puede deformar un poco la historia que necesitas descubrir por ti mismo. Hay una buena cantidad de detalles que se te escaparan en las primeras partidas por lo que es un videojuego al que le tienen que dar algo de comprensión y sobre todo de paciencia, porque si eres de los que busca una historia hilada y que no tengas que pensar mucho, este no es tu juego. Twelve Minutes necesita de un tiempo de asimilación. Cada bucle busca que encuentres algo diferente que puedas probar en el siguiente y el siguiente a la vez que te lleve a descubrir algo más en el próximo bucle. Puede resultar algo repetitivo, pero es la base jugable con la que nos vamos a encontrar en este juego y que tienes que asimilar porque al final es de esos juegos poco a poco te van ganando con cada detalle.

Es cierto que, en ocasiones peca de tener ciertas situaciones algo rebuscadas y otras que no termines de comprender su lógica, pero dado el carácter indie de la obra son pequeñas cosas que puedes pasar desapercibidas.

Visualmente no esperemos que Twelve Minutes os sorprenda, pues es una obra indie bastante discreta y que no cuenta con unas animaciones realmente pulidas. De hecho, podemos encontrar muchas veces a los personajes superponiéndose unos a los otros, o ciertos objetos que desaparecen para volver a aparecer en un momento, lo que afea en conjunto. Pero por lo general el apartamento y personajes con perspectiva isométrica están bien diseñados, pero carecen de excesivos detalles, por lo que no vamos a perdernos observando sus modelados o los modelados de los objetos y decoraciones que forman parte del apartamento.

«Habrá conversaciones incómodas que tendremos que forzar para descubrir nueva información»

En cuanto al apartado sonoro luce algunas melodías para degustar alguna conversación que depende del estado de ánimo que reflejen nuestros protagonistas en escena con el ritmo de la música y que no tienen gran variedad, puesto que se repiten cada poco tiempo. El doblaje corre a cargo de rostros conocidos y rallan un muy buen nivel, sobre todo, la actuación del policía a cargo de Willem Dafoe, aunque hay algún pequeño cambio en ocasiones en el tono de voz en conversaciones que rompen un poco la magia de la conversación.

Twelve Minutes es una aventura atípica que te engancha por su extraño concepto narrativo. Una aventura que vale la pena conocer si le das algo de paciencia y eres de los que disfrutan desentrañando cada rincón del escenario en busca de información y cosas por descubrir, y sobre todo, es una sorpresa por su propuesta poco común y a la que hay darle una oportunidad y además, disponible en Game Pass.

 

Puntos Positivos:

+ Quieres saber más sobre como romper ese círculo

+ La tensión por averiguar que hacer y la llegada del policía

+ El concepto como videojuego poco convencional se agradece

Puntos Negativos:

– Animaciones poco pulidas y algún bug

– Ciertos contextos no están bien explicados

 

                                                                     Valoración: 8

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment