The Quiet Man, una aventura que ni John Wick aprobaría - Playtowin
4055
post-template-default,single,single-post,postid-4055,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
The Quiet Man, una aventura que ni John Wick aprobaría

The Quiet Man, una aventura que ni John Wick aprobaría

The Quiet Man es lo que nunca se debe hacer en un videojuego, y no es más que un ejemplo para las compañías de como echar a perder una buena propuesta por tomar malas decisiones en el desarrollo de un videojuego. Innovar siempre es bueno, la manera de hacerlo… eso ya es otra cosa.

Llevaba desde hace algo más de dos años con el título en la lista de deseados de Steam pero nunca me atrevía a darle una oportunidad de pagar los casi 15 euros que debía desembolsar para su disfrute o su tortura, según se mire, y que, tras salir a principios del mes de noviembre de 2018 plagado de críticas negativas decidí no jugarlo hasta que el título estuviera rebajado.

Hace unos días lo encontré una oferta por 4,99 euros y me decidí a darle una oportunidad para comprobar si realmente era tan malo como los medios especializados y la crítica en general decían o si no fue más una bola de críticas llenas de maldad creada en torno al videojuego, cosa que pasa a menudo en plataformas como Steam, fracasando por no darle una oportunidad como es debido, ya que recuerdo que la compañía Human Head Studios, recomendó jugar una segunda vuelta al juego cuando este estuviera con las voces disponibles el día 08 de noviembre de 2018, cosa que obviaron muchos de los medios especializados y que creo destrozo totalmente la pecadora apuesta de esta obra del estudio conocido por crear obras como el excelente primer Prey.

«El lenguaje empleado para los pandilleros no parece ni revisado»

 

Ni con dos vueltas ni con veinte lo hacen más atractivo

Es verdad, que cuando te encuentras en esa segunda vuelta con las voces y sopesando las conversaciones de las cuales, ahora sí, te enteras gracias a unos subtítulos bastante grandes en pantalla y a unas voces en inglés que ayudan bastante a integrarte en los diálogos, que sin ser realmente buenos te sumergen en la historia de otra manera y te genera algo más de interés que la primera vuelta sin sonido.

Empezando por el principio, el juego basa su historia en Dane, nuestro protagonista que tiene una deficiencia auditiva y, por tanto, no puede oír nada de lo que le rodea. A partir de aquí, está claro que lo que el estudio Human Head quiere hacernos sentir es eso mismo, que nos sintamos como el propio protagonista, pero no solo no lo consigue, sino que acaba siendo algo realmente aburrido y trágico para disfrutar del videojuego.

«Los actores reales dejan mucho que desear en sus actuaciones»

 

El juego en cada conversación y sonidos ambientes, en su primera vuelta, pone una especie de sonidos metálicos desde el principio hasta el final del juego, dejando de lado toda música que pudiera amenizar un poco los combates que nos iremos encontrando y de los cuales ahora hablaremos. Tremendo error. Si basas el juego en contar una historia, pero sin contarla, no hay mucho de donde sacar jugo al juego, solo queda la baza de que tu como jugador pongas todo de tu parte para intentar desenmarañar toda la trama y descubrir por ti mismo el argumento, pero hay formas mejores de hacerlo de manera diferente, y luego está la forma que ha elegido Human Head Studios.

A su favor, debo decir que cuando vuelves a jugar una segunda vuelta, que es obligatoria, descubrimos cosas que se nos habían pasado por alto o cosas que te sorprenden ya que tu en tu cabeza te imaginabas que no pasaba lo que realmente pasa en el juego, y desde ese punto de vista logra sorprender en ciertos puntos de la historia, pero pocos. Pero claro, hemos venido a disfrutar de un videojuego, o de una casi película de acción y venganza, no a tener que imaginarnos su historia en sus dos horas y media que dura el videojuego con todas sus cinemáticas, que no son pocas y sin poderlas saltarlas en ningún momento… a nadie se le ocurriría rebobinar una película para verla a trozos, no?? Pues sus creadores debieron opinar lo mismo.

«La cantidad de enemigos diferentes es bastante escasa durante todo el juego»

 

Me llamo John “Dane” Wick

Básicamente, The Quiet Man es lo que es, una película con 30 minutos aproximadamente aporreando los botones del mando o del teclado, porque esta es la otra premisa del juego, los combates. Cuando no estamos viendo la película que nos intentan contar estaremos golpeando enemigos que carecen de sangre, carisma, actitud y que se repiten hasta la saciedad. Solo nos limitaremos a pulsar un botón de puñetazo, otro de patada, uno para esquivar y otro para ejecutar un ataque de concentración que romperá alguna defensa de algún enemigo para volver a aporrear el botón de turno y darle esa somanta de palos al malote que toque.

Esto, cuando empiezas la aventura, hablo del primer cuarto de hora, lo ves bien, incluso animado, y piensas…. pues oye, no está tan mal, los combates son espectaculares, los movimientos son una especie de universo Matrix mezclados con el arte de la lucha del incansable John Wick, pero cuando llevas cuatro o cinco combates más te das cuenta de que no evoluciona nada, ni tu mismo, pulsando diferentes botones para intentar hacer alguna coreografía bella delante de unos enemigos que te miran diciendo “pégame”. Y así, una, otra y otra vez… Hay algunos enemigos finales que parecen que pueden dar algo de variedad, ya que hay que seguir un patrón para poder dejarles indefensos y poderlos atacar, pero es que ni estos aportan nada de buen gusto, ya que mientras golpeas no sientes los golpes e impactos en el enemigo, ves como algunos puñetazos o patadas atraviesan a los enemigos sin desplegar ningún tipo de física, y además, si sumamos que a pesar de contar con escenarios detallados con algunos elementos como mesas, sillas, palos…., ninguno de ellos se puede utilizar en los combates, algo que resulta realmente incomprensible cuando hay gente en el estudio como Tatsuro Koike, que ha trabajado, ni más ni menos, que en la serie de Yakuza.

«El nivel de detalle de los escenarios están bien, pero se echa de menos interactuar con los elementos del mismo»

 

Por poner otro punto positivo al juego, he de reconocer que, a pesar de tener ya un par de años, es un juego que no luce del todo mal, con escenarios bastante detallados y sobre todo con unos protagonistas que están bien recreados e incluso los enemigos a pesar de haber muy poca variedad, son pasables en cuanto aspecto, y que si hubieran trabajado algo más en las animaciones faciales pues estaríamos hablando de otra cosa. Todo esto, combinando escenas creadas por ordenador y otras con actores reales, crea ese universo parecido al que pudimos ver en Quantum Break, pero de manera mucho más patosa y mucho peor trabajada, donde podemos ver como peleas que terminan en un lado de la habitación por arte de magia se traslada a la otra punta para abrir una puerta el protagonista, y eso, visualmente choca mucho.

Una pena, de verdad, porque la historia aun no siendo increíble, te atrapa, en la segunda vuelta, mejora mucho más, por supuesto, cuando vamos entendiendo todo el fregado que hay en su historia, pero aparte de esto y de la mecánica jugable que he comentado no hay nada más que ofrezca. No hay exploración, ni coleccionables, entendible por el tamaño tan cerrado de los escenarios, pero es que no incentiva a nada más que no sea conocer algo más de la trama. Incluso hay un logro de los trece que puedes conseguir, que es pasarte el juego sin recibir un solo golpe, un logro apto solamente para aquellos dignos de ser flagelados con gusto.

Y todo esto sin comentar bugs que te encuentras en cada partida, ni los comentarios sin sentido que realizan los pandilleros que nos encontramos en las cinemáticas reales en la segunda vuelta. Esto en un juego donde todo se basa en la narrativa no se puede permitir, y me extraña mucho que nadie del equipo al oír expresiones repetidas, como le “chingué” o las pintadas en las paredes donde indican “te conozco bacalao, aunque vengas disfrazao” parecen más de una peli de terror echa por aficionados que de un videojuego realizado por un gran estudio detrás.

«Hay enemigos mas poderosos donde tendremos que buscar el momento adecuado para atacar»

 

Me apena mucho que juegos así salgan tan mal optimizados en todos los sentidos, porque ya no solo es que no de para más las mecánicas jugables, sino que por lo menos lo que tenemos entre manos pueda ser enteramente jugable, porque solamente así, podríamos sacarle algo de partido para ser disfrutado con lo poco que ofrece.

Aun así, creo que si te llama mínimamente la propuesta de acción con película puedes llegar a encontrarle el encanto, pero lo que sí que no puede justificarse es pagar el precio completo, que, aunque reducido en 14,99 euros, desde su salida, no justifica un juego sin pulir y con pocos alicientes, ni tan siquiera, dos años después. Eso sí, si te animas a jugarlo debes completarlo o sufrirlo dos veces para poder descubrir su historia al cien por cien.

José Manuel Montero Bornez
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment