SIFU. Una historia de venganza, tortazos y Kung Fu. ¿Qué puede salir mal? - Playtowin
5838
post-template-default,single,single-post,postid-5838,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
SIFU. Una historia de venganza, tortazos y Kung Fu. ¿Qué puede salir mal?

SIFU. Una historia de venganza, tortazos y Kung Fu. ¿Qué puede salir mal?

SIFU es el nuevo videojuego del estudio Sloclap que nos vuelve a traer una nueva propuesta de artes marciales, pero mejorando lo aprendido en estos últimos años desde aquel Absolver. Una aventura que te atrapará, pero que también te hará sufrir para conseguir el camino del verdadero maestro del kung-ku. Te contamos todo en nuestro análisis de SIFU.

Son muchas las propuestas del género beat’em up donde poder mirarse, algunas de ellas realmente memorables como ese último Street of Rage. Un género que no llega a cansar aquellos que disfrutan de este tipo de propuestas jugables por el elevado nivel de adrenalina que es capaz de proporcionar y de la satisfacción que genera cuando consigues ganar a ese enemigo final que se te resistía.

 

Lejos quedan ya aquel Kung Fu al que le dediqué tantas horas perfeccionándome en sus dos niveles de dificultad o aquel Double Dragon, ambos de Nes, que jugaba en cooperativo con mi hermano. Pasaron los años, pero no la moda de los mamporros callejeros y ahora tocaba dejarse la pasta en aquel salón recreativo de mi pueblo donde tenía la fortuna de ver, más que de jugar, a aquel Final Fight y del Cadillacs and Dinosaurs que me parecían auténticas locuras de la época. Los tiempos evolucionan, pero todavía hay estudios que nos siguen sorprendiendo con nuevas formas de hacer videojuegos que consiguen atraparte y llevarte a aquellos maravillosos años que tenemos en la memoria guardados con tanto cariño. Y este es el caso de SIFU.

SIFU es un título desafiante de principio a fin. Quédate con estas palabras para valorar la compra de este juego, no esperes un beat’em up con vidas infinitas ni nada parecido. Lo que propone SIFU es algo más complejo de digerir, pero su fórmula estimula, te atrapa y te hace mejorar para poder seguir avanzando a cada paso que das.

«Los escenarios en SIFU son cerrados pero bien diseñados»

 

Un “yo contra el barrio” de otro nivel

SIFU es un beat’em up de la vieja escuela, un yo contra el barrio de toda la vida, donde tendremos que repartir mamporros con nuestras dotes de kung-fu mientras vamos aprendiendo demoledores movimientos y esquivando los ataques enemigos con movimientos ágiles y con el manido parry.

La historia de SIFU nos lleva por el típico cliché de venganza que tanto hemos visto y oído a lo largo de las historias tanto en películas como en videojuegos. Un villano que traiciona a nuestro padre, quien, por cierto, le enseñó todo lo que sabe, lo asesina delante de nuestros ojos para poco después sufrir nosotros el mismo destino a manos de uno de sus vasallos. Al cabo de un tiempo despertamos al lado de nuestro padre sin vida que no cuenta con la suerte de nuestro protagonista que tiene el poder de la resurrección gracias a un talismán, que llevamos con nosotros, comenzando así una historia de venganza que nos llevará a derrotar a los cinco enemigos que están detrás de esta gran injusticia.

«Los numerosos enemigos nos pondrán las cosas muy difíciles para poder avanzar»

Como hemos dicho al inicio, el camino de nuestro protagonista no va a ser un camino de rosas. SIFU nos lleva por cinco localizaciones diferenciadas para dar con sus villanos finales, a los cuales tendremos que derrotar para avanzar hacia la siguiente zona.

En SIFU no contamos con un contador de vidas como suele ser habitual en este tipo de propuestas jugables, sino que cada vez que caigamos en combate a manos de los masillas a los que nos vamos enfrentando se nos sumará una serie de años hasta llegar a un máximo de 79, una vez derrotados con esa edad llegará el fin de nuestra partida. Teniendo en cuenta que la aventura la empezamos con 20 años, podríamos pensar en un primer momento que tenemos tiempo suficiente para despachar rápido a los cinco enemigos. Grave error.

Nuestro protagonista, una vez caigamos en combate irá cumpliendo años, a la vez que envejeciendo, lo cual afectará a nuestra salud que irá descendiendo y a nuestra fuerza que irá en aumento. Una vez nos eliminan tendremos la posibilidad de rendirnos (no es una opción) o continuar a cambio de sacrificar un medallón de nuestro talismán de los cinco en total que tenemos para volver a la vida. Cada vez que nos derroten se nos sumará un año más al contador de años. Si volvemos al combate y volvemos a morir se nos contará dos años más para volver a la vida, luego tres…, y así hasta que podamos reiniciar el contador o con ciertos enemigos que nos descontarán algún año de vida del contador que tengamos en ese momento.

«Aunque gráficamente SIFU no es pionero realiza un buen trabajo de rendimiento en consolas Playstation y PC»

Unas habilidades que ni John Wick rechazaría

Para poder hacer frente a decenas de enemigos vamos a ir mejorando nuestras habilidades y movimientos con la experiencia que nos van dejando los propios combates que vayamos ganando. Por el camino, encontramos una especie de “Santuarios” en la cual podremos intercambiar experiencia y puntos que adquirimos en combate, a cambio de nuevas habilidades de concentración, más daño con golpes de armas blancas, más vida al eliminar enemigos, entre otras cuantas que, ojo, conforme vamos cumpliendo años ya no podremos mejorar. Por poner un ejemplo, si cumplimos cuarenta años ya no podremos mejorar la habilidad que nos da “más vida al eliminar enemigos” y tendremos que elegir entre las que nos quedan. Otras simplemente se adquieren por puntos, si tenemos los puntos suficientes podremos adquirirla, independientemente de los años que tengamos, podemos incluso reiniciar a cero nuestro marcador de muertes a cambio de eso sí, un coste elevado de experiencia. Cada vez que visitamos un Santuario solamente podremos realizar una mejora de todas las disponibles, aunque tengamos puntos suficientes para varias de ellas.

La experiencia también nos sirve para intercambiarla por nuevos combos que mejoraran nuestro rendimiento en combate, teniendo así nuevas formas de golpear a los enemigos, cosa muy útil cuando estamos rodeados o vamos avanzando y el nivel de los enemigos va mejorando y son más resistentes. Algunos de ellos muy eficaces como puede ser el golpear desde el suelo a un enemigo mientras nos levantamos, tirar un objeto desde el suelo mediante una patada, entre otros muy espectaculares. Las habilidades de experiencia las podremos mejorar de manera permanente si llegamos a mejorarla cinco veces seguidas, de modo que si volvemos a iniciar desde el inicio un nuevo nivel tendremos desbloqueada esa habilidad, siempre y cuando hayamos superado el nivel, pero sí en cambio no la tenemos más que una vez desbloqueada y morimos se vuelve a reiniciar perdiendo la habilidad y teniendo que volver a comprarla con la experiencia que acumulamos.

El sistema de combate de SIFU es simple, pero profundo. Contamos con pocos botones para realizar todo tipo de virguerías: golpe fuerte, golpe débil, esquiva, un botón de focus, que nos permitirá ralentizar unos segundos el combate para elegir una habilidad que tengamos desbloqueada y que consumirá unas pequeñas barras que se irán rellenando conforme vamos realizando parrys y esquivas, otro botón para recoger los objetos del escenario y otro para lanzarlos hacia nuestros oponentes, sin contar, lógicamente del joystick para movernos y la dirección de la cámara. Todo esto, a través, de pequeñas combinaciones muy sencillas de realizar (no te imagines un Street Fighter) se podrán realizar ataques potentes y contundentes a un ritmo frenético.

«Tendremos que aprender todos los movimientos de los enemigos finales para poderles derrotar»

Es sorprendente la agilidad y la suavidad de las animaciones del personaje para realizar todo tipo de movimientos, lo bien que se siente a los mandos y la contundencia de los golpes que vamos realizando. La sensación de los golpes que damos a los enemigos está muy conseguida y el realismo que desprende te dejará perplejo en multitud de ocasiones. SIFU es uno de los juegos que mejor recrea el combate que hemos podido ver hasta la fecha.

 

El mejor ataque es una buena defensa

El inicio en SIFU es lento, muy lento, y moriremos muchísimas veces para ir mejorando poco a poco en cada nivel, que podremos repetir siempre que queramos para mejorar el número de años con el que iniciamos la siguiente fase. Por poner un breve ejemplo, en el primer escenario que juguemos será muy posible que no lleguemos ni tan siquiera al enemigo final, las primeras partidas, y una vez vayamos cogiendo práctica y desbloqueando atajos para evitar ciertos enemigos lo podremos superar con la perdida de unos cuantos años de vida, sin muchos problemas. La raíz del juego consta de la paciencia. Para poder superar con éxito los distintos niveles en SIFU debemos tener un buen dominio del parry y de la esquiva de los ataques. Esto será imprescindible para derrotar a ciertos enemigos finales (y no tan finales) que nos pondrán las cosas muy difíciles si no tenemos ese manejo para esquivar los golpes. Si eres de los que no tienen paciencia, y no puedes adaptarte a esta curva de aprendizaje continuo, este no es tu juego.

«Los neones y los colores serán algo muy habitual en los escenarios SIFU»

SIFU cuenta con unos escenarios coloridos de una ciudad reinventada con unos escenarios muy cerrados, sin lugar a perderse, pero bien diseñados que refleja ese olor a batalla en cada esquina desde su inicio. Las cinco zonas diferenciadas hacen gala de variedad y de entornos que pueden ser utilizados en nuestro beneficio y que en muchos momentos será imprescindible para cambiar las tornas de una batalla que pueda ponerse complicada.

Gráficamente, SIFU no es que sea un portento, pero sí que sabe sacar partido tanto en consolas PS4, PS5 y PC para que todo fluya como es debido con ese nivel visual que se asemeja a juegos como Life is Strange con un acabado estético que entra por el ojo desde la primera toma de contacto con el videojuego y apoyándose en unas animaciones realmente cuidadas para todos los movimientos tanto del protagonista como de todos los enemigos que nos atacan, aunque se echa en falta algo de carisma en todos ellos. Unos enemigos que visten con una gran variedad y donde no se hacen para nada repetitivos debiendo incluso aprender sus patrones de ataque y que te obligan a prestar especial atención aquellos que son capaces de fretar tus ataques finales.

En cuanto al sonido SIFU despliega un elenco de buenas melodías que se adaptan muy bien a las diferentes situaciones de combate y de sus escenarios. Mención aparte merece el sonido de los golpes y patadas, lanzamientos de botellas impactando en los cuerpos, los golpes de los bates de béisbol sobre los enemigos o el sonido del afilado cuchillo rasgando los cuerpos de los indeseables enemigos. Es pura delicia auditiva.

«Pasaréis en muchas ocasiones por los mismos escenarios hasta lograr la excelencia»

Sloclap ha demostrado con SIFU que la evolución en los géneros de peleas callejeras es posible dejándonos con un gran juego de lucha y un imprescindible si eres de los que les gusta los beat’em up de vieja escuela. Tal vez se hubiera podido mejorar ciertos aspectos como la historia o el carisma de los personajes, pero pocas pegas se le puede poner a una aventura redonda, desafiante y muy divertida que hará que tus dedos pidan clemencia en varias ocasiones entre sus 15-20 horas de juego que te podrá llevar terminar tu venganza. SIFU es la gran sorpresa de lo que llevamos de 2022.

 

Lo mejor:

+ Una aventura desafiante de principio a fin

+ Jugablemente es una auténtica delicia con infinidad de opciones y movimientos

Lo peor:

– Requiere de habilidad y mucha paciencia para poder disfrutarlo

– La historia hubiera podido dar algo más, al igual que sus personajes

 

                                                                         Valoración: 9

Chovi
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. Amante de los Survival Horror y de los juegos de terror en general. La conducción y los juegos de coches es otro de mis vicios. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment