Shinji Mikami y su evolución en el Survival Horror - Playtowin
3569
post-template-default,single,single-post,postid-3569,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default
Shinji Mikami y su evolución en el Survival Horror

Shinji Mikami y su evolución en el Survival Horror

Shinji Mikami y sus primeros pasos por la longeva saga Resident Evil

Siempre que hablamos o jugamos a alguna aventura de terror se nos viene a la mente el nombre de Resident Evil. Una aventura que tal vez, no creó un nuevo género, pero sí que evolucionó el terror hasta tal punto que surgieron los llamados Survival Horror, y todo ello gracias a su creador Shinji Mikami.

Juegos como Alone in the Dark fueron grandes influencias para este diseñador y desarrollador de videojuegos, así como, películas de terror como la famosa película de George Romero “La Noche de los muertos vivientes” fueron una gran fuente de inspiración a la hora desarrollar el primer Resient Evil. Mikami siempre ha sentido una gran pasión por el cine de terror y por esa sensación de querer sentirse el protagonista de esas películas de terror con las que creció, y al final, todo ello, fue lo que le marcó y le llevó a crear su primera gran obra maestra en este género.

Resident Evil y el sello Mikami

Es cierto que Mikami había participado y tenido éxito en anteriores obras dentro del mundo de los videojuegos, como Aladdin de Super Nintendo, pero fue a partir de su obra Resident Evil donde pudo verse los valores y la pasión que sentía por este género del terror. Resident Evil no solo nos dejó una buena historia, sino que nos dejó momentos cinematográficos grabados para el resto de nuestras vidas, como aquel primer zombi que veíamos en la mansión Spencer dándose la vuelta y dirigiéndose hacia nosotros.

 

“El primer zombi que veíamos en la mansión Spencer siempre quedará en el recuerdo”

 

El susto fácil se mezclaba con la tensión de abrir cada puerta y no saber lo que nos esperaba dentro de cada habitación, y que junto con el juego de cámaras fijas que no permitía ver lo que había en cada esquina y unos puzles muy bien elaborados conseguían que Resident Evil se convirtiera en una obra de culto para los amantes de los videojuegos y sobre todo de las aventuras de terror, y una referencia para los futuros juegos dentro del género de los Survival Horror.

El éxito de Resident Evil fue tal que nos dejó una buena cantidad de versiones para las diversas consolas que existían por la época, además de adaptaciones para portátiles como Nintendo DS, y un posterior Remake que fue muy bien acogido incluso en su primera versión para Game Cube.

Todo esto animó al creativo japonés a llevar a cabo una secuela de Resident Evil, pero esta vez como productor del título. Tras varios meses en su producción Mikami decidió empezar de cero Resident Evil 2, debido a que no terminaba de convencerle el rumbo que estaba tomando el videojuego. La dirección de este se le asignó a Hideki Kamiya, lo que dio un aire fresco y otro rumbo a la obra. Esto hizo que Resident Evil 2 se retrasara casi un año de la fecha inicial de lanzamiento.

 

Finalmente, el videojuego se puso a la venta en enero de 1998 y fue un verdadero éxito que impulso a Mikami y a Kamiya a la fama, y que hoy en día sigue siendo uno de los mejores videojuegos de terror de todos los tiempos, ya no solo porque era un videojuego sobresaliente, sino porque mejoraba a la obra original en todos y cada uno de sus apartados.

Hace poco más de un año la obra de Mikami ha sido homenajeada con un nuevo lavado de cara en forma de Remake con ese Resident Evil 2 Remake que tanto éxito y ventas ha tenido, y que ha sido adatada a los nuevos tiempos y jugadores que ven algo lejos y desfasados aquellos fondos prerenderizados y el control tosco por una jugabilidad en tercera persona mucho más sencilla y accesible, y todo ello recreado de una manera formidable, siendo el resultado final un videojuego imprescindible.

Mikami, un creativo innovador

Si hay algo que poco se le puede reprochar a Mikami es su interés siempre por innovar en sus videojuegos. Algo que hizo en 1999 con su nuevo título Dino Crisis, un videojuego que bebía de su primer survival horror Resident Evil tanto en jugabilidad como en el diseño de escenarios y puzles, pero que añadía algunos toques de una de sus películas favoritas como fue Jurassic Park.

Dino Crisis resultó ser un buen videojuego con unas ventas de más de dos millones de unidades en Playstation, pero el cambio de los zombis por dinosaurios fue algo que no todo el mundo supo apreciar de la misma forma. A pesar de esto, la idea de poner dinosaurios resultó bastante atractiva y encajaba bastante bien con la idea que Mikami tenía en la cabeza.

 

“Dino Crisis fue un buen juego que no todo el mundo supo entender”

 

En 1999, Mikami también participó como productor en Resident Evil 3: Nemesis, cuyo sobrenombre cambiaba en territorio nipón por Last Escape. Un título que recogía todo el buen hacer de su antecesor, pero con algo más de acción, y en el que se incluía un enemigo indestructible llamado Nemesis, con el cual se consiguió transmitir momentos de tensión y angustia muy bien logrados.

Resident Evil 3: Nemesis fue un gran éxito de ventas llegando a superar los 3,5 millones de copias vendidas. Tras ver el esperado éxito del Remake de la segunda entrega, Capcom trabajó en paralelo con la segunda entrega y con la reimaginación de la tercera entrega que salió a la venta en abril de este 2020. Un juego que a pesar de su corta duración añade algo de lore a de historia de la saga, dando como resultado un juego excelente en lo jugable y técnicamente brillante, aunque falto de ideas novedosas y borrando del mapa los numerosos puzles, santo y seña de la franquicia desde sus primeros juegos, convirtiendo este Resident Evil 3 Remake en un juego mucho más de acción que el original.

La saga Resident Evil necesitaba un cambio de rumbo

Volviendo al año 2001, las buenas ventas de Dino Crisis llevaron a Mikami y a Capcom a crear una secuela llamada Dino Crisis 2 en 2001 y en exclusiva para la consola de Sony, que dejó unas ventas que se verían reducidas en más de la mitad con respecto al original, y que supuso el fin de esta corta saga hasta el día de hoy, y que esperamos que vuelva más pronto que tarde en forma de Remake en algún momento, aunque parece una cosa complicada.

Ese mismo año, también vio la luz Resident Evil Code: Veronica, un Resident Evil que vería la luz en Dreamcast, aunque posteriormente salió para Playstation 2 y Game Cube. Un juego que intentaba aclarar detalles de la historia de la saga, y del cual fue también productor Shinji Mikami. Resident Evil Code: Veronica fue un gran título, pero no tuvo las ventas que merecía, llegándose a convertir en un deseo de Remake por parte de los fans de la franquicia, aunque Capcom parece no llegar ni a plantearse su regreso, quedando en un juego casi olvidado y, sin duda, uno de los mejores Resident Evil en mi opinión.

 

Casi a finales de 2001, Mikami sorprendió anunciando varios títulos de la saga en exclusiva para Game Cube. Lo que supuso un verdadero varapalo para los aficionados que poseían una Playstation 2. Entre ellos, estaban el Remake de Resident Evil (original), que mostraba una calidad en detalles y definición en HD de escenarios que sorprendió a los aficionados. Resident Evil Remake llegó a vender más de lo que incluso el propio Mikami llegó a prever en su inicio.

También, se anunció Resident Evil 0, un nuevo juego de la franquicia exclusivo para Game Cube que lucía un aspecto brillante al igual que el Remake del primer juego, pues se había utilizado el mismo motor y se habían añadido algún ligero cambio en la jugabilidad. Esto, parece que no fue suficiente para contentar a los fans, que sentían desfasadas las mecánicas jugables, y que un lavado de cara en HD no sería suficiente para verlo como un nuevo juego e innovador, ya que el juego se sentía igual que los primeros videojuegos de la franquicia. También el hecho de salir como exclusivo en la plataforma de Nintendo, limitó mucho las ventas del videojuego de Capcom.

 

Shinji Mikami tomó nota de todo y se puso a dar una vuelta de tuerca a la franquicia, puesto que ya no podían revivir los juegos con las mismas mecánicas jugables de hace más de diez años, y todo lo aprendido se utilizó para elaborar un título nuevo de la saga llamado Resident Evil 4, juego que también se anunciaría por parte de Mikami junto a los dos anteriores.

Mikami, Capcom y el nuevo rumbo de la franquicia

Tras un proceso de cambio en la compañía nipona, Mikami tenía claro que no podía seguir los mismos pasos que en los juegos anteriores, dado que los fans habían criticado mucho el aspecto jugable y los cambios vagos que se hicieron con Resident Evil 0. Para ello, en Resident Evil 4, Mikami optó por un cambio radical a la hora de ver al personaje que ahora pasaría a mostrar la cámara detrás del hombro del personaje en tercera persona, aunque mantendría ciertos aspectos jugables, pero mejorados, como esa jubabilidad pausada a la hora de disparar. También se llevaron cambios a la hora de enfrentarnos a los enemigos en el cuerpo a cuerpo y en la gestión del inventario limitado, ahora con muchos más espacios para guardar suministros, una historia larga y original e incluso se incluyeron QTE, entre otros cambios significativos. La exploración y resolución de puzles seguía siendo imprescindibles para continuar por la historia pero que ahora dejaba muchos más momentos de acción debido al nuevo y adaptado diseño, dando enfrentamientos mucho más espectaculares y con una gran cantidad de enemigos en pantalla.

La adaptación de Resident Evil 4 para Playstation 2 llegó posteriormente, tras muchas filtraciones y rumores que finalmente se hicieron ciertas, a pesar de la voluntad de Mikami de que el título fuera exclusivo para Game Cube, dadas las limitaciones que ofrecía la máquina de Sony.

 

Tras numerosos problemas de entendimiento por parte de Mikami con sus superiores, Resident Evil 4 se puso a la venta, convirtiéndose en uno de los juegos más exitosos de la consola de Nintendo. Posteriormente recibió el mismo éxito en la consola de Sony, llegándose, incluso, a vender más juegos que en la sobremesa de Nintendo debido, sobre todo, a la cantidad de consolas vendidas en el mercado que era mucho mayor para Playstation 2 que para Game Cube. Resident Evil 4 acaba siendo alabado por la crítica especializada en videojuegos de todo el mundo y se convierte así en uno de los mejores títulos de la saga.

Mikami y sus nuevos proyectos

Tras la finalización del proyecto de Resident Evil 4, Shinji Mikami dejó Studio 4 para formar Clover Studio con Hikeki Kamiya y Atsushi Inaba, que años después dejó de existir debido a la nueva estructuración que la compañía japonesa Capcom inició varios años antes. La relación entre Mikami y Capcom parecía no tener un buen rumbo y finalmente se marchó de la compañía para formar Mikami y Seed Inc., formada por varios ex miembros de Clover Studios.

Pasaron los años y Mikami compartió experiencia con Platinum Games en títulos como Madworld para Wii, una aventura hack and slash en blanco y negro bastante macarra, y el genial Vanquish que a pesar de su excelente calidad no llegó a calar entre el público como hubiera gustado. Además, también participó con Electronict Arts junto a Goichi Suda y Akira Yamaoka en Shadows of the Damned, un survival horror bastante distinto y alocado que se alejaba un poco a lo que estábamos acostumbrados a ver de sus anteriores obras de terror y que no tuvo una gran acogida.

 

Finalmente, en 2010 Shinji Mikami fundó junto con doce personas más Tango Gameworks, pero al no tener proyectos interesantes ni específicos el estudio fue adquirido por Bethesda Softworks a finales de ese mismo año. Con esta adquisición Mikami empezó a trabajar como director del nuevo proyecto llamado The Evil Within, un juego notable donde el sello de Shinji Mikami se volvía a palpar en una aventura de terror que dejara rastro de su pasión por el género y del que bebía con pinceladas de obras como Resident Evil, y que los amantes de los survival horror y fans de Mikami esperábamos desde hacía mucho tiempo. El juego vendió más de un millón de copias lo que originó que pronto se pensara en una segunda entrega.

Mikami cumplió con sus palabras en 2014, aquellas que decían que “The Evil Within sería su último proyecto como director y presidente de la compañía”, y así fue. La segunda parte llamada The Evil Within 2 Mikami estuvo de productor ejecutivo siguiendo el proyecto que lideraba John Johanas.

 

The Evil Within 2 salió en 2017 y dio como resultado una aventura algo continuista y a un nivel general por debajo de su primera parte, que se vio reflejado, sobre todo, en las ventas del juego que no fueron para nada las esperadas.

Nuevos horizontes en la mente de Mikami

El pasado E3 de 2019, se mostró el trailer de su nueva obra llamada Ghoswire: Tokyo. Un anuncio que no dejó indiferente a nadie por su temática alejada del terror clásico, y del que se ha podido ver algo más de gameplay en el último evento de Playstation. Ghoswire: Tokyo es una aventura de misterio en primera persona con toques futuristas en el que emplearemos habilidades espectrales para luchar cuerpo a cuerpo con seres sobrenaturales, y del que se espera que esté listo en 2021 para la nueva generación de consolas.

 

Ghoswire: Tokyo  será una nueva oportunidad y un nuevo intento  para descubrir si hay algo más que buenos juegos de terror detrás de la fachada de un hombre que nos trajo la evolución del género Survival Horror en el pasado, y que quizás esté a punto de traernos algo completamente innovador, pero para descubrirlo tendremos que esperar a 2021 cuando al fin podamos tener el juego entre las manos y juzgar la nueva obra de este brillante creativo japonés.

Chovi
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment