Shadow of the Colossus - Playtowin
1133
post-template-default,single,single-post,postid-1133,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Shadow of the Colossus

La moda de los remarter y los remake llega a la cumbre con la obra de Fumito Ueda. Una maravilla visual a la que no le hace falta contar una gran historia para ver que, sin duda, es uno de los mejores videojuegos, si no el mejor, creado por este director. Un título que no puedes dejar pasar en esta edición mejorada de Playstation 4, tanto si lo has jugado, como si todavía no lo conoces. Te contamos, por qué es un imprescindible.

Shadow of the Colossus es un título que salió en 2006 en Europa, en 2005 en Japón, y que, por desgracia, servidor no pudo disfrutar en su día en Ps2. Fue un título que ya sorprendió por con enormes paisajes, su belleza y su puesta en escena, y que ahora nos llega de la mano de Ps4 en un remake espectacular, y uno de los mejores que se han podido ver hasta la fecha. La pericia ha sido llevada por el grupo de Bluepoint Games, que ya llevan unos cuantos remaster de mucha calidad a sus espaldas.

“La belleza de sus paisajes es sorprendente”

Fumito Ueda supo crear en su día un videojuego que no cuenta una gran historia, pero a cambio nos deja la total libertad de explorar un tremendo escenario, creado con mucho mimo y todo lujo de detalles, y que, en más de una ocasión nos dejará con la boca abierta y al que le dedicaremos mucho tiempo a explorarlos. Un juego donde la soledad junto con nuestra yegua inseparable Agro será la clave para comprender que Shadow of the Colossus es algo diferente a todo lo visto en esta industria del videojuego.

El despertar de la Bella y de la Bestia

Sin entrar en spoilers, Shadow of the Colossus nos cuenta una muy breve historia sin apenas palabras, una simple secuencia inicial y una breve charla del más allá, tras la cual deberemos acabar con los dieciséis colosos que componen el juego para llevar a cabo el nuestro objetivo final. De ahí radica la auténtica esencia de este juego, acabar con dieciséis colosos cuyo tamaño cuesta mantenerlo en pantalla. Acabar con cada uno de ellos requerirá de su estudio detallado, ver sus tácticas de ataque y detectar sus puntos débiles para ponerle fin.

“Deberemos estudiar sus ataques y averiguar sus puntos débiles para derrotar a los colosos”

Empezaré por uno de los puntos que menos que ha gustado, y es que, no podremos elegir en ningún momento el coloso al que queremos enfrentarnos, deberemos de seguir un orden específico establecido en el juego, así que, aunque estemos en una zona donde sabemos que hay un coloso escondido, no podremos derrotarlo hasta que no llegue el momento.  Y lo sabremos, porque, aparte de ver que es el escenario ideal para un enfrentamiento con un coloso, porque la espada que portamos para derrotarlos desprenderá un haz de luz brillante. Esta espada nos irá guiando con tan solo pulsar un botón designado para ello, y seguir el rastro de la espada nos llevará al coloso de turno. Una vez encontrado sus puntos débiles y derrotado el coloso en cuestión, (operación que no nos llevará más de 10 – 15 minutos en un nivel normal, menos si ya sabes la estrategia, además si se nos resiste un poco, una voz nos dará un consejo para encontrar la forma de vencerle) repetiremos esta operación tan sencilla, otras tantas veces, por lo que más de uno pensará que puede ser un juego muy repetitivo y algo simplón. Si piensas así, es porque todavía no has visto todo lo demás que ofrece el título.

La soledad del caballero

Uno de los principales aspectos de este videojuego es la abrumadora soledad que nos depara. Sólo tú, tu espada y un arco, junto con su inseparable yegua y un horizonte por explorar. A partir de aquí, tú eliges hacia donde ir. Cada rincón, cada cueva, cada paisaje, cada puente, cada zona con agua…… todo es un lienzo donde pasar muchas horas admirando los diferentes paisajes. Ver como se mueve la hierba con el leve soplo del viento y como los halcones y peces a los que podremos incluso intentar atrapar, se mueven con total vida propia es una gozada. Todo ello preparado para que demos de sí el modo foto incluido, una delicia donde pasar horas y horas y sacando capturas espectaculares. Además, si tienes una Ps4 Pro podrás aprovechar el HDR y una resolución 4K, dado que el juego nos da a elegir entre el modo Rendimiento que nos limita a FullHD pero a 60 frames por segundo o el modo Cinemático que nos brinda una mayor resolución pero a 30 frames por segundo, que hace más si cabe los momentos más épicos con cada paisaje. Nuestra es la elección.

“Shadow of the Colossus es un videojuego para disfrutar tranquilamente, sin prisas y explorando cada rincón”

Shadow of the Colossus sabe muy bien que el acabado visual es su punto fuerte y lo muestra sin contemplaciones. No tenemos más que ver como tras avanzar con Agro el mismo juego nos desplaza la cámara mostrando una imagen lejana de nosotros a lomos de nuestra yegua, dejando de fondo una imagen para el recuerdo en nuestra retina. Observar a Agro desde la distancia y verle huir del coloso mientras lo derrotamos, seguro que os sacará una sonrisa. Detalles como estos, que parecen simples, pero que demuestran la grandeza de la obra.

Otro de los aspectos que no me termina de convencer es el sistema de control, que ha sido adaptado para elegir entre varias opciones, mejorando poco y adaptándose a la época actual, pero que aún así, no resulta del todo confortable como cabría esperar, sobre todo a lomos de la yegua, donde hay movimientos algo bruscos y bastante lentos. En momentos puntuales la cámara nos juega alguna mala pasada en lugares cerrados y sobre todo cuando estamos cerca de un coloso, donde no podemos desenvolvernos como querríamos. Tras casi 11 horas que me ha costado completar la historia principal he podido observar algún bug puntual, casi siempre a lomos de la yegua, pero que no empaña en absoluto el resultado final, teniendo en cuenta las dimensiones de los escenarios.

“La soledad impera durante todo el juego”

Revisitar lugares donde hemos derrotado a colosos es toda una delicia, verlos en el suelo destrozados con arena por encima y hierba que crece en los mismos es un sentimiento de culpabilidad que emociona. Por el camino también podremos recoger fruta de los árboles, que nos incrementará la vida total o matar lagartos, literalmente, es un extra que podremos añadir a nuestra colección de estadísticas. Por el videojuego hay repartidos unos santuarios que nos permitirá rezar por un momento y restablecer la salud y crear un punto de control en caso de que muramos más adelante. Para esta ocasión se han añadido unos secretos repartidos y bastante escondidos, algunos de ellos para que exploremos cada rincón de los escenarios, algo que se agradece y que alarga más si cabe la vida del juego.

“Cuesta mantener el tamaño de los colosos en pantalla”

En definitiva, Shadow of the Colossus es uno inusual y uno de los mejores remakes creados hasta la fecha. Ha sabido mantener la esencia de su juego original, pero mejorando todo lo que propone en su acabado visual. Le ha faltado dedicarle algo de tiempo a su sistema de control que sigue siendo algo tosco y haber mejorado algunos problemas con la cámara sobre todo en lugares cerrados. Aún así, es una auténtica obra de arte que no puedes dejar de disfrutar si todavía no lo has hecho, y si ya lo disfrutaste en Ps2, igualmente te sorprenderá en lo visual y haciendo un ejercicio de memoria y nostalgia recordarás zonas muy mejoradas con respecto al título original que vale la pena revisitar. Ojalá y como deseo personal en un futuro no muy lejano podamos tener una versión remake de ICO para poderlo disfrutar como se merece y terminar con el trío de ases del señor Fumito Ueda, tres grandes obras que no caerán nunca en el olvido.

 

                            Valoración:  9.3

+ la belleza de los escenarios digna de elogio

+ el enfrentamiento con los colosos, estudiar su estrategia y derrotarlos es satisfactorio

+ si no jugaste en su día a este juego es la ocasión idónea para conocerlo

– es un juego bastante lineal en su historia, poder elegir a qué coloso enfrentarnos hubiera sido un acierto en este remake

– el control no se ha corregido lo suficiente

– algún bug sin importancia

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment