Resident Evil 4 VR. El terror a la española que nunca me canso de revisitar - Playtowin
5164
post-template-default,single,single-post,postid-5164,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202

Resident Evil 4 VR. El terror a la española que nunca me canso de revisitar

Resident Evil 4 vuelve en VR en exclusiva para Oculust Quest 2. Te contamos en nuestro análisis lo que nos ha parecido la nueva versión del clásico de Capcom en Realidad Virtual, pero te adelanto que me ha sorprendido gratamente.

Resident Evil 4 ha tenido una buena cantidad de revisiones desde que salió allá por 2005 en la plataforma de Nintendo Game Cube. Un juego que sorprendió por innovar en sus mecánicas jugables en la saga con respecto a sus entregas anteriores y también por tener esa vista en tercera persona que llegó para quedarse en las entregas posteriores hasta Resident Evil 7.

No hay duda de que Resident Evil 4 ha sido una entrega que ha pasado a la historia de los videojuegos y, sobre todo, una de las mejores entregas de la saga Resident Evil, así que, mientras esperamos ese Remake que tanto ansiamos los fans de la franquicia podemos disfrutar de este juegazo remasterizado en VR por parte de Armature Studio y supervisado por Capcom, y del que lamentablemente solo podemos acceder a su campaña principal por completo, sin la campaña de Ada ni modo Mercenarios.

 

Un viaje por tierras españolas

Quien más o quién menos habrá oído hablar de la historia de Resident Evil 4, que sin ser algo elogiable dentro de las historias de videojuegos cumplía con creces para meternos en la piel de Leon S. Kennedy. Leon viaja por tierras españolas en busca de la hija del presidente de Estados Unidos que ha sido secuestrada por un grupo de rebeldes o sectarios, más bien, que tienen unos planes malvados para ella. Una vez, allí descubriremos que los habitantes de esas tierras, (poco comunes para ser españoles) no son gente muy normal y han sido sometidos a experimentos por parte del malo de turno. Por este periplo visitaremos aldeas, un castillo, laboratorios, cloacas y bastantes escenarios más en sus 15 – 17 horas de campaña en el que es seguramente el Resident Evil con más variedad de escenarios hasta la fecha.

En este sentido se respeta desde el principio hasta el final de la campaña todo lo que hemos visto y no se añade nada nuevo. Únicamente, se ha modificado varios textos en escenas cinemáticas donde Leon o Luis Sera se expresaban de forma burda pero que no se resiente lo más mínimo la historia ni los acontecimientos. Es una pena que no se hayan añadido algún contenido extra o ese modo de Ada que sí estaba en la entrega original.

«Solo por ver la llegada de Leon al pueblo ya vale la pena jugarlo en VR»

La principal novedad que se presenta en este Resident Evil 4 VR es esa cámara en primera persona donde nos vemos inmersos en el juego como nunca antes, pues ahora somos conocedores de todos los detalles de cada escenario con mucha más facilidad, y es una autentica maravilla poder pasear por ellos y contemplar esas gemas incrustadas en los techos o esa sensación de disparar con mucha más precisión.

Resident Evil 4 VR es un juego más sencillo en su modo normal que la entrega original. Algo que es lógico, pues el movimiento ahora es libre mientras disparamos con lo que podemos esquivar a los enemigos de marera mucho más rápida. Si prefieres ser fiel a los controles originales puedes modificar esto mismo desde el menú de opciones, pero creo que es algo que le quita parte de la esencia de este juego en su versión VR. Como decimos, disparar a la cabeza ahora es algo más sencillo, no solo por la vista sino también por los movimientos empleados con los mando de VR. Para recargar las diferentes armas tendremos que hacer uso de nuestras manos según el arma que llevemos en ese momento. Así por ejemplo, si recargamos la pistola o el rifle tendremos que introducir el cargador y amartillar el arma para poder disparar, otras como la Red 9 tendremos que introducir el cargador en la parte de arriba y disparar una vez para quitar el seguro o en el caso de la escopeta tendremos que bombear para poder sacar el cartucho vacío y poder volver a disparar y esto con varios enemigos cercanos hará que en más de una ocasión nos veamos corriendo para alejarnos lo máximo posible y realizar la acción de una manera más tranquila.

Todo esto se siente de maravilla a los mandos de las Oculus y la sensación que te deja es bastante aceptable, sin entrar en comparativas, claro está, a experiencias como la de Half Life Alyx, que está a otro nivel, o el genial The Walking Dead Saints & Sinners que en físicas y detalles está bastante por encima que este Resident Evil 4 VR.

«Gráficamente Resident Evil 4 VR no es la mejor versión, pero sí una de las más disfrutables»

Una experiencia muy inmersiva

Para sentir esa inmersión el estudio también ha optado por una gran cantidad de elementos configurables a gusto del jugador. Podremos elegir la mano dominante para el uso del arma y también la forma en que queremos acceder a las diferentes armas, granadas y elementos curativos de los que disponemos. Si eres de los que disfruta usando el spray de primeros auxilios cogiéndolo de tu riñonera y aplicándote tú mismo puedes hacerlo. Al igual que coger el cuchillo de su bolsillo o la pistola de su cartuchera. Todo ello muy inmersivo.

En mi caso particular, he preferido utilizar el menú rápido a través del cual puedo acceder mediante la inclinación del joystick izquierdo mientras pulso LR a cualquiera de las dos armas disponibles, las granadas, hiervas curativas o darle alguna orden de seguimiento a Ashley. No nos cansaremos de visitar el menú de opciones del juego, ya que para elegir cualquier otra arma de dos manos como la escopeta o el rifle y otra de una mano como las diferentes pistolas que tengamos disponibles tendremos que hacerlo en el menú del maletín, y que, en muchas ocasiones, como también ocurría en el original, nos servirá de salvo conducto cuando nos veamos con la vida al límite y pausemos el juego para tomarnos una hierba curativa que nos ayude a salir airoso de ciertos momentos.

También hay momentos emocionantes donde podremos, incluso, tirar de imaginación cogiendo, por ejemplo, una granada que podremos tirar rápidamente a los enemigos para deshacernos de ellos, ya que si nos cogen llegado el caso tendremos que hacer frente a un QTE que deberemos de realizar bien para salir airoso.

«Los enfrentamientos resultan algo más sencillos gracias a la movilidad de la que disponemos en esta nueva versión»

Ya en la obra original los QTE no era algo que me molestara ni tampoco lo hace en esta, creo que las maniobras a realizar están bien resueltas y resultan bastante sencillos ejecutarlos con los mandos de las Oculus Quest 2. También, hay una opción para desactivar en ciertas cinemáticas los QTE, para poder disfrutar de la escena sin tener que preocuparnos.

Otro elemento diferenciador en este Resident Evil 4 VR son los puzles que debemos resolver, ahora en primera persona y pulsando de manera activa nosotros mismos ciertos mecanismos o colocando los propios objetos lo que nos hace disfrutar de una manera algo diferente a lo que ya conocíamos. Incluso el guardado de la máquina de escribir deberemos hacerlo a mano, y sí, podremos escribir lo que “queramos” para guardar nuestro progreso.

En esta nueva versión del juego también se han incluido las prácticas de tiro en las diversas zonas donde estaban ubicadas, y que, ahora son más divertidas por el manejo de las mismas, y nos servirá para entrenar con las diferentes armas y ganar premios haciendo las mejores puntuaciones posibles.

La parte negativa de esta conversión de Resident Evil 4 VR se la lleva su apartado gráfico. La comparativa con su versión original de Game Cube no destaca lo más mínimo a pesar de ser un título de 2021. Se nota al pasar por ciertos escenarios la falta de detalles de estos. Esas paredes poco redondeadas o esos paisajes con árboles donde el fondo aparece acartonado son cosas de las que rápidamente nos daremos cuenta, incluso de la falta de piernas de nuestro protagonista. Se nota que ha faltado algo más de imaginación y trabajo en este apartado. Es verdad, que ciertos lugares se dejan ver algo mejor como puede ser el Castillo de Salazar, que por su decoración y arquitectura parece estar mejor retratados que otros escenarios y se notan menos las costuras, aunque se palpa la falta de detalles en espacios muy amplios y sin apenas elementos de por medio.

«Nuestro amigo y vecino -El buhonero- siempre estará dispuesto a echarnos una mano, eso sí, a cambio de pts»

Las escenas cinemáticas es algo que me preocupaba, ya que puede romper un poco la inmersión en el juego, por lo que el estudio Armapure han optado por mantener un telón de fondo, tipo cine, para poder ver esa secuencia sin cambiar de planos a primera persona ni modificar nada del código original, y he de decir que no desentona tanto como cabría esperar en un primer momento.

Lo que me ha gustado algo menos son esas interacciones con objetos que debemos empujar o cuando saltamos por alguna ventana que se muestra una pequeña escena en tercera persona y que rompe un poco esa inmersión del momento que creo hubiera sido mejor haber dejado como cuando subimos o bajamos una escalera donde desaparecemos y aparecemos en la parte de arriba o de abajo en cuestión de segundos. Aun así, son pequeñas asperezas que no afecta demasiado al apartado jugable.

El apartado sonoro nos deja con las clásicas melodías del juego original y con las voces tal cual se encontraban en 2005 con esos gritos clásicos de “Detrás de ti, imbécil” o “Empieza a rezar” entre otras muchas. Un aspecto que se ha mantenido tal cual estaba.

«Las secuencias cinemáticas se verán desde una perspectiva algo distinta, pero que no empaña el conjunto del videojuego»

Resident Evil 4 VR no es que sea la mejor versión del clásico de Capcom, pero demuestra que por mucho que pasen los años siempre vale la pena volver a revisitar aquel pueblo de España de cualquiera de las formas posibles, y con las Oculus Quest 2 es una muy buena forma de hacerlo. Así que, si tienes unas gafas en casa y eres amante de sus juegos o de la saga Resident Evil, aquí tienes una cita ineludible.

 

Puntos Positivos:

+ La inmersión de la vista en primera persona y el manejo de las armas

+ La exploración de escenarios ahora es mejor por la vista de la cámara

+ La versión de Oculus Quest 2 es una muy buena forma de revivir el juego de Capcom

 

Puntos Negativos:

– No hay mejoras visuales respecto al juego original

– No hay añadidos extras, ni viene incluida la campaña de Ada.

 

                                                                       Valoración: 8

José Manuel Montero Bornez
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. Amante de los juegos de terror y de los Survival Horror. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment