RESIDENT EVIL 3 REMAKE - Playtowin
2918
post-template-default,single,single-post,postid-2918,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

RESIDENT EVIL 3 REMAKE

Catorce meses es exactamente lo que ha tardado Capcom en volver a traernos un remake de uno de los videojuegos más emblemáticos de la saga Resident Evil. Hablamos como no, de Resident Evil 3 Remake, un juego que ya en su día nos demostraba que Capcom además de dar sustos se desenvuelve muy bien en esto de la acción en tercera persona, algo que gustará a algunos y no tanto a otros. Análisis de Resident Evil 3 Remake.

Nada más ver la demo que Capcom lanzó hace unas semanas supimos que, este Remake iba a mantener ciertas cosas que ya pudimos ver en su día en el título original de 1999 con el sobrenombre de Némesis. Una aventura que se orientaba algo más a la acción que su predecesor pero que ofrecía momentos realmente memorables con ese supervillano del que más adelante desgranaremos. Es cierto que, Resident Evil 3 Remake no sorprende tanto como hace poco más de un año hizo Resident Evil 2 Remake pero es un videojuego que sigue siendo una delicia tanto en lo jugable como en lo visual.

Una REINVENCIÓN difícil de superar

Hemos de reconocer una cosa, y es que superar lo que hizo Capcom hace poco más de un año no iba ser una tarea sencilla, pero esto ya pasó hace veinte años también, donde Resident Evil 3: Némesis exponía todo lo mejor de Resident Evil 2 y le añadía pequeños pluses de acción y un enemigo incansable, invencible y gigantesco capaz de destrozarnos en un abrir y cerrar de ojos. Y eso es exactamente lo que se ha hecho en este nuevo remake. Y es que, si algo funciona no hay que tocarlo, y eso lo sabe bien Capcom. El principal problema con el que se encuentra este Resident Evil 3 Remake es que su antecesor no solo mejoró al original en todo, sino que además añadía una buena cantidad de elementos nuevos que lo hacían inmejorable. Hablamos de esa vista en tercera persona adaptada a los tiempos que corren, un survival horror como los primeros de la saga, una calidad gráfica de escenarios y enemigos con ese sistema de mutilaciones que eran sobresalientes, unos puzles que eran fieles al original y sobre todo añadía lo que más daño le hace a este Resident Evil 3 Remake, ese enemigo llamado Mr. X, que no deja de ser un mini Némesis algo menos agresivo, que te ponía la piel de gallina cada vez que escuchabas sus pisadas por la comisaría. Pero dejémonos de comparaciones y veamos que nos ofrece este Resident Evil 3 Remake.

“El inicio de Resident Evil 3 Remake es trepidante y emocionante”

El inicio de Resident Evil 3 Remake resulta trepidante y espectacular, y nos deja de entrever que estamos ante un juego que nos va a mantener en vilo durante toda la aventura con momentos bastante encriptados y guiados,  como si de una película de acción se tratara. Argumentalmente no se modifica nada prácticamente de lo que ya vimos hace 20 años, por lo que es algo que muchos ya conocerán a menos que no haya jugado al juego original, así que para estos últimos solo diré que nos encontramos ante una amenaza zombi creada a través de un peligroso virus en la ciudad Raccoon City y que es capaz de a arrasar a toda la humanidad. Para impedir esto, contaremos con Jill Valentine miembro de los S.T.A.R.S. y con la ayuda de Carlos Oliveira, un mercenario de la U.B.C.S. que esta vez tendrá mucho más protagonismo que en el juego original. Para ponernos las cosas todavía algo más complicadas tenemos al super enemigo Némesis, el cual tendremos que esquivar y evitar de cualquier modo para que no lleve a cabo su misión, que solo será  la de acabar con todos los S.T.A.R.S. Un Némesis que tras ver en la demostración su agresividad y su tenacidad con esos brutales golpes de antebrazo y su látigo que nos atrapará cuando huyamos, nos hizo imaginar en la pesadilla que podría llegar a ser tenerlo durante toda la aventura acechándonos constantemente, pero al igual que ocurría con Mr. X, tras ver sus patrones de ataque y aprender a esquivar sus ataques, ese miedo desaparece, dejando un poco desaprovechado esa sensación de angustia que ha podido transmitir en unos primeros momentos.

Todos estos hechos trascurren veinticuatro horas antes de los acontecimientos de RE 2 y veinticuatro horas después, por lo que recorreremos algunos de los escenarios como las alcantarillas o la comisaría que ya vimos en Resident Evil 2.

Pequeños cambios aquí y allá, y no siempre para bien

La aventura de Jill en este Remake ha tenido algunos cambios, como ciertas partes y escenarios que se han modificado, otras que se han descartado y otras nuevas que se han añadido con respecto a la obra original, pero también se han reciclado en gran medida los escenarios que ya vimos en Resident Evil 2 Remake, y que son tal y como recordamos en este último título.

Los que jugamos al juego original ya sabíamos que este Resident Evil 3 es un videojuego que va mucho más orientado a la acción que la segunda entrega de la saga. Contamos con gran cantidad de munición en poco tiempo para despachar a una buena cantidad de zombis que nos iremos encontrando en nuestro camino, y aunque, sí que muestran dureza como en el remake del año pasado contamos con muchos más recursos para hacerles frente, lo cual a la larga nos lleva a perder esa sensación de indefensión y de inferioridad que creíamos que se había recuperado por parte de Capcom y Resident Evil 2 Remake, y que sinceramente, es lo que más me ha dolido de esta tercera entrega.

“Nos encontraremos con variedad de enemigos pero no tantos como nos hubiera gustado”

Resident Evil 3 Remake lleva toda su fidelidad del título original en lo que acción se refiere, y ha perdido una gran oportunidad de rehacer un título plasmando nuevas ideas y reimaginando otras como lo hizo en su día RE 2 Remake. Tal vez, el problema haya sido los tiempos y la venidera cercanía de las consolas de nueva generación. Estaba claro que Capcom quería sacar este videojuego antes de que llegaran las nuevas consolas y se ha desperdiciado una buena ocasión de ofrecer un mayor contenido y una mayor variedad de ese contenido. Una oportunidad perdida de haber podido añadir nuevas historias a la trama o entrelazar unas subtramas a esa historia que ya conocemos. Pero no todo es un “copia y pega de 1999”, sino que hay cierto lavado de cara en algunas de las acciones que nos encontramos en su jugabilidad. Una jugabilidad que bebe de todo lo bueno visto en Residet Evil 2 Remake y que sigue siendo muy convincente, disfrutable y una auténtica delicia en su manejo y a la hora de apuntar a los enemigos, aunque también se ha trabajado en nuevos movimientos con respecto al pasado remake.

Hablo por ejemplo, de ese movimiento de esquivar tan característico de Jill, y que ya pudimos ver en la obra original, pero que aquí lo lleva a cotas aun más altas, y que se ha podido aprovechar de mejor manera a la hora de sentirnos más indefensos y con menos munición, lo cual nos lleva a utilizarlo en menor medida de lo que nos hubiera gustado. Un movimiento que nos sacará de algún que otro apuro cuando nos veamos rodeados de enemigos, y que, si lo realizamos en el momento preciso ganaremos un breve período de tiempo donde todo se ralentiza, al más puro estilo bullet time, y donde podremos aprovechar para disparar al enemigo en sus puntos débiles con más facilidad.

“Las expresiones faciales de los protagonistas son realmente excelentes”

También Carlos Oliveira, que pasamos a controlar en parte de la aventura contará con un movimiento especial con el que hará una especie de envestida hacia los enemigos, y también nos deja con situaciones peculiares y con algo de variedad, eso sí, su parte jugable está muchísimo más orientada a la acción y donde no hay cabida a la escasez de munición. Nos encontraremos situaciones donde deberemos de acabar con muchos enemigos a la vez para poder sobrevivir y que nos recordará a ciertas situaciones ya vividas en Residet Evil 4. Situaciones que resultan algo paradójicas, y que te hacen de reflexionar como jugador intentando encontrar una explicación a esa obsesión por parte de Capcom de llevar un survival horror a la acción cuando no es necesario, como también ocurrió con Resident Evil 7.

Además, se ha eliminado elementos como esa toma de decisiones que contaba Resident Evil 3: Némesis, donde podríamos elegir entre dos decisiones, dando lugar a varios caminos y cinemáticas distintas, unas decisiones que nos obligaba a rejugar el juego para tomar decisiones distintas y ver como se resolvían. Un aliciente que este Remake carece y que resulta cuanto menos un error, sobre todo, para animar a rejugar el título, que una vez terminado solo nos ofrece pequeña recompensas de visualización, una tienda virtual para adquirir mediante puntos que conseguimos por méritos en la campaña nuevas armas u objetos y ese Resident Resistence del que más adelante hablaremos.

“Si hay algo que destaque en este Remake es el nuevo y espeluznante aspecto re Némesis”

Lo que sigue siendo prácticamente igual es la manera de gestionar ese inventario limitado con el que contamos, haciendo que debamos prestar bastante atención en ciertos momentos para saber que armas u objetos debemos llevar y que dejar en ese baúl tan característico de saga, lo que nos lleva a esos momentos casi estratégicos. El inventario podemos ampliarlo, como en ya se hizo en Resident Evil 2 Remake, con unas “riñoneras” que iremos encontrando lo que hará que tengamos más huecos en el inventario para llevar más munición u objetos curativos que nos serán de gran utilidad en ciertos momentos de la aventura, sobre todo, en los jefes finales. Unos jefes finales que han disminuido por completo en variedad, apostando Capcom por diferentes fases de Némesis en evolución, y que, aunque resultan bastante intensos algunos de ellos, no deja de ser siempre el mismo enemigo.

De la misma manera que ya pudimos ver en el anterior remake, podremos mejorar las armas que tengamos con miras, recamaras, culatas entre otras mejoras específicas para cada arma del juego, lo que las hacen más efectivas si conseguimos encontrar todas sus mejoras disponibles. Algo que te llevará a hacer pequeños backtracking si eres de los que miran en cada rincón de los escenarios para hacerse con todos los objetos posibles. además nos volveremos a encontrar con las taquillas y cajas fuertes ya habituales para solucionar el pequeño acertijo y poder acceder a su contenido. También tendremos disponible la capacidad de crear munición de diferentes tipos según la mezcla de calidad de pólvora que utilicemos consiguiendo así munición de pistola, escopeta entre otras.

Otro de los aspectos que se ha echado de menos es la inexistencia de puzles elaborados como en otros juegos de la saga, limitándose únicamente en este Resident Evil 3 Remake a encontrar un objeto para abrir tal puerta y poco más, un aspecto muy poco trabajado y del cual hay que tirarle de las orejas a Capcom porque sabemos que lo pueden hacer mucho mejor en este apartado.

“El apartado artístico nos deja emocionantes estampas dignas de enmarcar”

Visualmente impecable

Un aspecto que sigue siendo insuperable es el apartado visual, con el motor que ya hemos visto desde Resident Evil 7, el RE Engine sigue dejándonos imágenes espectaculares donde se han puesto bastante esmero en el diseño de los protagonistas con unas excelentes expresiones faciales, pero también en los enemigos, con variedad de ellos, aunque también peca de tener muchos enemigos reciclados de su anterior Remake, y con el sistema de mutilaciones intacto y sobrecogedores en su aspecto. Por su parte Némesis ha sido el que se ha llevado la mejor parte con un diseño mucho más agresivo si cabe del que ya nos dejó el original aprovechando sobre todo ese potente motor gráfico. También donde se ha visto aprovechado ese motor es en el sistema de iluminación, ayudado por esas zonas abiertas que tendremos que explorar, y en donde esa iluminación se aprecian pequeñas mejoras con respecto al remake de hace un año. También se ayuda mucho en el sistema de explosiones por los elementos que hay en los diferentes escenarios con ese fuego intenso y bien recreado, dejándonos verdaderas obras de arte en su diseño, todo ello con una variedad de paisajes y una genial ambientación que roza la excelencia en sus 5 – 6 horas que nos llevará su campaña principal.

“Carlos Oliveira también muestra un aspecto mejorado y cambiado con respecto al juego original de 1999”

En cuanto al apartado sonoro nos volvemos a encontrar un apartado notable con unas partituras clásicas que ya conocemos y un claro homenaje en varias ocasiones a la gran película Terminator. Los sonidos siguen siendo inquietantes y sobrecogedores por parte de los infectados, y es en sitios más cerrados donde se suele apreciar con mayor claridad. Lo mismo ocurre con el sonido de las armas y explosiones que están a muy buen nivel. Las voces nos llegan de nuevo con un doblaje bastante bueno como suele ser habitual en las obras de Capcom que nos llegan doblados a nuestro idioma.

Resistence, una experiencia mejorable

Por último lugar, hemos querido dejar la experiencia de Resident Evil Resistence. Una experiencia de la que esperábamos bastante más, y que en mi experiencia personal me ha resultado un modo poco interesante. Tras su primer anuncio por parte de Capcom de un nuevo juego de Resident Evil saltaron las alarmas. Un juego multijugador que poco llamaba la atención, pues ni era lo que queríamos, ni lo que habíamos visto nos agradaba, pues ya sabíamos de antiguas experiencias multijugador de la saga y que tan poco éxito habían tenido. Y que, tras incluirlo como añadido en Resident Evil 3 Remake me queda la duda de si esto realmente era una experiencia independiente o desde el inicio era una experiencia pensada para incluirla en este Resident Evil 3 Remake debido a su escasa duración de la campaña principal. Pero esto nunca lo sabremos. Sea como fuere, Resident Evil Resistence nos pone en la piel de unos Supervivientes, cada uno con unas habilidades especiales, o de un Cerebro, a elección del jugador, y que en un 4 vs 1 deberemos de salir airosos luchando contra el reloj y contra los enemigos y contra las dificultades que el Cerebro nos irá poniendo por el camino, es decir, un multijugador asimétrico en el que uno pone las dificultades y los demás deben resistir y salir airosos durante varias rondas que es lo que dura la partida. Todo ello, irá en consonancia con el tiempo que se va ganando o restando, es decir, si vamos eliminando zombis y objetivos mientras vamos recogiendo objetos por el escenario, pues los Supervivientes irán sumando tiempo, si en cambio, recibimos daño se nos restará parte de ese tiempo que tendremos para salir, y ese tiempo ya de por sí es realmente escaso para salir airoso y vencer al Cerebro. En cambio el Cerebro tendrá el poder de controlar todas las cámaras de los escenarios y poder poner trampas y manejar incluso a los enemigos para derrotar cuanto antes a los Supervivientes, pudiendo invocar o controlar en momentos puntuales a personajes conocidos como Mr. X o a Birkin, entre otros. Todo ello, generará unos créditos Umbrella que podremos gastar en este modo Online. A día de hoy, las partidas resultan demasiado mal equilibradas, dando un gran margen de victoria al Cerebro, sobre todo cuando controlamos a estos personajes últimos que hemos comentado. A esto se le añade que solamente cuenta con cuatro mapas disponibles, lo que se hacen muy escaso de contenido para darle una vida más larga a este multijugador.

“Terminator Némesis no descansará hasta acabar con todos y cada uno de los S.T.A.R.S.”

En definitiva, Capcom nos vuelve a traer una buena adaptación de uno de los grandes juegos de la saga Resident Evil. Un juego que cuenta con muchas cosas positivas y que jugablemente sigue siendo una maravilla. Tal vez, le hubiera sentado mucho mejor haber dedicado algo más de tiempo y esfuerzo para ofrecer algo más de contenido en su modo historia y algún contenido más atractivo que el añadido modo Resistence, ya que se hecha bastante de menos la inclusión del modo Mercenarios que tal vez, podamos ver en un futuro cercano si Capcom decide traerlo en formato DLC. Aun así, Resident Evil 3 Remake es un juego imprescindible y de una factura notable, que su mayor error solo ha sido salir un año después del mejor juego de Resident Evil de toda la saga. [8.2]

Lo mejor: 

+ la ambientación es una maravilla y visualmente excelente

+ Némesis sigue siendo un enemigo implacable

+ se han añadido momentos nuevos que valen la pena descubrir

+ mantiene ciertos elementos del original y los mejora

Lo peor:

– la campaña sigue siendo muy corta

– la eliminación de las elecciones hacen que el juego sea menos rejugable

– Némesis se siente algo desaprovechado

– Resistence no aporta nada innovador al género

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment