Queremos más videojuegos diferentes, queremos más videojuegos a lo “Josef Fares” - Playtowin
3037
post-template-default,single,single-post,postid-3037,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202

Queremos más videojuegos diferentes, queremos más videojuegos a lo “Josef Fares”

Sé que llego algo tarde a este videojuego, pero hace unos días que pude terminar A Way Out, la última obra del director y guionista Josef Fares y solo puedo aplaudir la gran obra que atesora en este videojuego.

A todos nos encantan las buenas historias. Es verdad, que hay quién prefiere los buenos gráficos o que la jugabilidad de un juego este por encima del resto de apartados del mismo, pero en mi caso antepongo las buenas historias bien contadas a todo lo demás. Y si hay algo que nos sorprende en este videojuego  llamado A Way Out como también lo hizo su anterior obra Brother A Tale Two Sons, es su capacidad para atraernos de principio a fin con la historia de sus aventuras, aventuras que no son realmente extensas en su argumento, pero si en calidad, y te mantendrán pegado a la pantalla hasta el final de la aventura. Por si esto fuera poco, Josef Fares siempre busca esa interacción constante entre el jugador y el personaje consiguiendo que en todo momento consiga identificarnos con el personaje que manejamos en pantalla. Y esto es lo que nos motiva a jugar a A Way Out.

La historia de este A Way Out nos lleva a escapar de una cárcel con uno u otro personaje, de los dos de los que disponemos, en una historia cooperativa de principio a fin, por lo que tendremos que buscarnos al mejor compañero posible y elegir el personaje con el que más nos identifiquemos en un principio, ya que cada uno de ellos tiene su forma de actuar y su propio carácter definido, el cual viene detallado en un pequeño texto antes de empezar la aventura. Por lo que el videojuego desde el inicio deja claro que intenta interactuar con el compromiso del jugador.

A Way Out no solo nos lleva por una cárcel de la que deberemos salir como si de la película Cadena Perpetua se tratara, esto va mucho más allá de un simple plan de huida, y es que lo mejor está aún por venir, y todo ello con un ritmo frenético a raudales mezcladas con partes más pausadas y minijuegos por el camino que lo hace tan ameno como divertido en todo momento.

Si hay algo que destaque en las aventuras de Josef Fares es la originalidad y aquí no iba ser de otra manera, dejando claro de paso que el cine es una de sus grandes pasiones, ya no solo por su gran guion, sino por esas escenas a pantalla dividida en todo momento,  unas escenas que se van acrecentando en las que el protagonismo es mayor, y esto en serio, es algo que me ha fascinado en todo el desarrollo del videojuego. Un videojuego que esta lleno de referencias al cine imitando literalmente famosas escenas de geniales películas como Old Boy, en ese plano secuencia en 2D y otras tantas películas carcelarias o series que se nos vendrán a la cabeza como Prison Break.

Es verdad, que A Way Out deja aspectos que a día de hoy dejan bastante que desear como que las mecánicas de juego son demasiado sencillas o que los momentos de acción y tiroteos parecen sacados de un juego de poco presupuesto, además se mezcla con otros momentos donde la acción se viene bastante arriba con momentos demasiado encriptados y donde la acción casi parece una película sacada del mismísimo Caso Bourne, pero eso da igual, porque el jugador está tan metido en la historia que es lo único que importa, salir airoso de esa situación en la que andamos metidos como sea.

 

Pero una cosa debemos dejar claro, que las mecánicas de juego sean sencillas no quiere decir, ni mucho menos, que nos cansemos pronto de hacer lo mismo, para nada, ya que el juego cuenta con tantas situaciones distintas que jamás en sus 6-7 horas de juego que dura la experiencia te sentirás que estás haciendo lo mismo en ningún momento.

A Way Out es como decimos una experiencia cooperativa, por lo que las decisiones que tomemos siempre debemos consensuarlas con nuestro compañer@ y que, en determinados momentos deberemos elegir llegar a un sitio por un lugar o bien por otro, lo que cambiará ligeramente un poco el escenario por donde nos movemos, y lo que nos lleva también a poder rejugar la aventura tomando decisiones diferentes. También, deberemos coordinar ciertas acciones para llevarlas con éxito, aunque siempre podremos vigilar la pantalla dividida del compañero para supervisar rápidamente donde esta, muy útil en ciertos momentos.

A Way Out es un videojuego atípico y diferente a lo que podemos ver en toda esta generación. Un juego que te atrapará desde el primer momento y que no te soltará hasta ver sus créditos finales. Un juego interesante y original que podremos disfrutar con un amigo, con tu pareja o hijos como ha sido mi caso, y es una experiencia que hace que esperemos con ansia el próximo trabajo del maestro Josef Fares, porque si hay algo que siempre pedimos los jugadores son videojuegos diferentes y, este A Way Out es uno de ellos.

“Gracias Lara por darme esas 7 horas que no cambio por nada del mundo”

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment