Metro Last Light - Playtowin
172
post-template-default,single,single-post,postid-172,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Metro Last Light


Tras meses de retraso por fin llega Metro Last Light, una aventura post-apocalíptica con toques de survival horror en forma de FPS, que continúa la historia de Artyom y de los Oscuros de Metro 2033, una forma diferente de ver la acción en primera persona y la lucha por la supervivencia.


ANÁLISIS METRO LAST LIGHT

4A Games vuelve a dar vida al metro de Moscú y a una ciudad post-apocalítca que nos mostró en Metro 2033, y que se basaba en la gran obra literaria de Dmitri Glujosvski, que ahora también pone su ingenio y participa en este proyecto de Metro Last Light.
Este  Metro Last Light no es la adaptación del libro Metro 2034, escrito por el mismo autor, es una historia totalmente independiente pero que ha sido supervisada por el autor de ambos libros.


Para los que hayamos jugado a Metro 2033, recordaremos que había dos finales distintos, la salvación o la destrucción de Los Oscuros, pues bien, este Metro Last Light nos mete de lleno en el peor y más triste de los finales de Metro 2033, la destrucción de Los Oscuros, aunque deja entre abierta una pizca de esperanza con la supervivencia de uno de Los Oscuros, al cual deberemos buscar y encontrar durante la aventura.
La historia de Artyom
Nuestro protagonista vuelve a ser Artyom, quien habita en la Poli, una de las diferentes facciones divididas a lo largo de todo el Metro de Moscú. Éstas facciones mantienen entre sí una lucha constante por la comida, armas y por la supervivencia en general.


Pronto empezaremos trabajando para la Orden, un grupo organizado por veteranos y de las fuerzas especiales, éstos descubren la presencia de un último y pequeño Oscuro vivo y nos encomiendan a encontrarlo, dado el vínculo que poseemos con los Oscuros y que ya vimos en Metro 2033. Artyom tiene ciertas visiones a través de los Oscuros que le hace ver historias y sucesos que serán de vital importancia para descubrir la trama a lo largo del juego.
A partir de aquí el juego se desarrolla de manera muy parecida a su antecesor, a través de pequeños episodios, donde iremos conociendo a las distintas facciones tanto nazis como comunistas a través de los túneles del Moscú post-apocalíptico y donde las traiciones estarán a la orden del día, éstas facciones combaten entre sí sus ideales políticos y aunque nosotros nos mostraremos de una manera neutral ante todo esto, nos veremos involucrados por los sucesos acontecidos entre las mismas conforme vayamos avanzando en la aventura.


Más allá de la historia principal, la cual resulta algo obvia con respecto a lo sucedido con el juego original, nos encontraremos con una ambientación excelente pocas veces vista en un shooter, con un tono caótico y claustrofóbico a la vez en las distintas áreas del metro, donde contaremos con una linterna para iluminarnos el camino, a la que deberemos incluso recargar la batería cuando prolonguemos su uso y un mechero ideal para quemar las telarañas que impiden nuestro avance e incluso para prevenir las corrientes de viento que nos pondrán a prueba en el exterior. Todo el diseño ha sido muy logrado, sobre todo en lo referente a las salidas al exterior de los túneles, mostrándonos una vida exterior inexistente, todo destrozado, contaminado por la radiación y de la que encima se alimentan extrañas y grandes criaturas mutantes que nos atacarán y devorarán en cuanto nos vean. Éstas salidas son más abundantes que en el anterior juego por lo que es un punto a su favor, ya que es de lo mejor del título, en ellas nos obligarán a salir con una máscara de gas a la cual deberemos cambiarle el filtro cada cierto tiempo si no queremos morir ahogados, para ello contaremos con un reloj que nos indicará el oxigeno que nos queda en el filtro de la máscara, aunque esto ya lo vimos en Metro 2033, además deberemos buscar nuevos filtros y nuevas máscaras, ya que éstas se destrozan con los golpes de los enemigos, y que supone todo un reto sobre todo en los niveles máximos de dificultad donde no abundan demasiado.



Acción o sigilo
En Metro Last Lightse ha trabajado más la acción que en su predecesor, sobre todo en las salidas a la superficie donde no habrá otra que disparar a matar a todo lo que se mueva, sin embargo, en los diferentes túneles del metro y mientras vamos avanzando por las diferentes facciones, seremos nosotros los que decidamos que hacer con los enemigos, si pasar de una manera sigilosa y ahorrando munición que también escasea o liarnos a tiros con todos, cosa no muy recomendable ya que habrá zonas plagadas de soldados que nos pondrán las cosas muy difíciles. 


Además la forma sigilosa es mucho más divertida y emocionante, tomándonos un tiempo en el área podremos visualizar los movimientos de los enemigos, apagar las luces encendidas y atacarles uno a uno silenciosamente por la espalda, ejecutándoles o dejándoles inconscientes, lanzarles un cuchillo o matarlos con una pistola con silenciador, hay multitud de variedad de situaciones que podremos afrontar como queramos. Eso sí, la inteligencia artificial enemiga no es muy brillante, a veces con despistes absurdos o simplemente no nos ven cuando estamos casi delante de ellos, aunque no empaña realmente el resultado final es algo a tener en cuenta, ya que en el juego original estaba algo más cuidada. Algo menos torpe es la de los enemigos en el exterior, ya que las criaturas atacan en manada y a lo loco lo que provocará un impacto casi seguro cuando vengan hacia nosotros, lo que hará que estemos muy alerta cuando estemos en la superficie.


A lo largo de la aventura pasaremos por las diferentes zonas seguras, una especie de ciudad montada por los escasos supervivientes que se encuentran en la zona y que serán los únicos lugares donde podremos descansar tranquilamente sabiendo que no nos atacarán en cualquier momento. Aquí podremos comprar munición, explosivos, cuchillos y armas de fuego, además de poder modificar éstas a nuestro antojo, como ponerles miras, silenciador, culatas, etc., la personalización no es muy grande pero mejora el rendimiento del arma a nuestro gusto. Todo esto tiene un precio y el utilizado en el juego no es otro que las balas recogidas durante la aventura, al igual que ocurría en Metro  2033, a través de ellas podremos negociar con los comerciantes que hay en las distintas áreas de descanso de estas pequeñas ciudades.
Directa y sin complicaciones
Así es la campañaprincipal de Metro Last Light, donde iremos guiados en todo momento en sus 8 – 10 horas de juego, siendo un título muy lineal y donde la exploración se ha reducido algo más que en su título original, en esta entrega brillará más la espectacularidad de las secuencias introducidas y que se repetirán con bastante frecuencia a partir de la segunda mitad del juego, donde una mano amiga nos sacará del apuro en el último momento.
Los puntos de guardados predefinidos habitan con bastante frecuencia, lo que hace que la experiencia sea más asequible para los diferentes usuarios que su predecesor.


La jugabilidad está algo limitada al ser un título bastante lineal y pasillero. Artyom podrá llevar hasta tres armas a la vez, las cuales responden bastante bien a la hora de disparar, además contaremos con diferentes explosivos que podremos elegir en un menú del que podremos echar mano pulsando una tecla en cualquier momento y en tiempo real y que provocará una ralentización del tiempo mientras seleccionamos un explosivo, todo un detalle vistoso. Por lo demás, Metro Last Light es como todo shooter con respecto a su jugabilidad. Aunque si cabe destacar la ausencia de regeneración automática, por lo que necesitaremos botiquines para poder sobrevivir cuando somos atacados y que en niveles máximos de dificultad no abundan, lo que es todo un acierto y un reto interesante para los más hábiles.
Buena optimización y mejor calidad
El apartado técnico luce de maravilla. Gráficamente nos encontramos con uno de los títulos más exigentes que pueda haber hoy día en PC, con unos impresionantes efectos de luz y un acabado bastante bueno tanto dentro de los túneles del Metro como en la superficie. Hay que destacar el buen acabado de las texturas, que aunque a veces dan paso a pequeños bugs, no estropean el acabado general que presenta el título, tanto los enemigos humanos como las criaturas de la superficie están bastante bien implantadas con bastantes detalles en su diseño. La optimizaciónes muy buena, pues a pesar de pedir un PC de gama Alta para jugar con el máximo nivel de detalle, también se puede jugar con un PC de gama Media-Baja ajustándose a una configuración predeterminada por el juego, que aunque baja bastante la experiencia de juego con respecto a los detalles de los personajes y de los escenarios se deja jugar bastante bien.


Los personajes están llenos de detalles, animaciones y de vida, sólo hay que dar un paseo por las pequeñas ciudades del Metro para quedarse asombrado con el acabado de los mismos que ha realizado 4A Games.
En el apartado sonoro también han realizado un trabajo excepcional, con un doblaje de las voces al castellano bastante bueno y una banda sonora digna para un juego de esta categoría.
Conclusión:
Un magnífico trabajo realizado por los chicos de 4A Games, a pesar de los problemas surgidos con el cambio de compañía debido al cierre de THQ y a compra de la licencia a principios de este año por Deep Silver. Metro Last Light no introduce nada nuevo que no hayas visto en su juego original, pero sigue ofreciendo ese shooter diferente, con una ambientación muy bien llevada y espectacular pocas veces vista en juegos de primera persona, con una jugabilidad que sin ser destacable cumple con su cometido, a pesar de que la IA enemiga no sea del todo buena. 


También hemos echado de menos algo más de personalidad por parte de Artyom, ya que nuestro protagonista sólo habla antes de cada ni vez con una voz en off, pero no habla en el resto del juego y hay veces que en las escenas cinematográficas le preguntan o increpan pero este sólo calla, lo que deja algo que desear con su actitud. Pese a ello Metro Last Light es un juego brillante, con sus pequeños fallos, pero brillante y que ningún aficionado que haya jugado a Metro 2033 debe perderse, ya que disfrutarán con esta continuación.
Lo que nos gusta:
Buen doblaje a nuestro idioma, la ambientación y el detalle tanto de escenarios como de enemigos y personajes, el uso de la munición como moneda, el uso de botiquines y la ausencia de regeneración automática, la máscara de gas, los espectaculares efectos de luz, la narración de la voz en off de Artyom antes de cada nivel, las fases de sigilo y el argumento bastante bien llevado.

Lo que no gusta tanto:
El excesivo hilo lineal de la aventura, muy guiado y con poca exploración de escenarios, poca personalidad del protagonista, los enemigos humanos algo torpes.


JOSÉ MANUEL MONTERO BÓRNEZ    @chovijmmb
“Si tienes un sueño, tienes que protegerlo”
                                                                                     Valoración:   9
Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment