Metal Gear Rising Revengeance - Playtowin
58
post-template-default,single,single-post,postid-58,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202

Metal Gear Rising Revengeance


Tras diez largos meses de espera Metal Gear Rising Revengeance llega por fin a nuestros PCs, con mejoras gráficas y dos DLC incluidos en un título que nada tiene que ver con Metal Gearoriginal, pero que es todo un juegazo.


ANÁLISIS METAL GEAR RISING REVENGEANCE

La saga Metal Gearsiempre se ha caracterizado por el sigilo y la cautela a la hora de eliminar enemigos, dejando la acción a un lado y premiando al jugador por no ser descubierto. Pues bien, Metal Gear Rising Revengeance es todo lo contrario a lo visto hasta la fecha en la saga.

Acción y katanas
Raiden es el personaje que ya conocimos en el segundo título de la saga y que ahora es el protagonista medio humano – medio cyborgque destrozara literalmente a todo lo que se cruce en su camino con una katana, arma principal de nuestro protagonista, pero que a lo largo de la aventura podremos adquirir algunas más, además de mejorar todas ellas para que sean más efectivas.
Metal Gear Rising Revengeance es un juego de acción sin tregua, exceptuando algunas misiones donde el sigilo será una cuestión opcional, donde tendremos que acabar con todo cyborg viviente. Y es que Metal Gear Rising Revengeance nos mete de lleno en un mundo donde los humanos más que personas son una mezcla de robots y máquinas de matar.



La historia de Metal Gear Rising Revengeance es algo floja, aunque eso es lo de menos, pero sigue mostrándonos largos diálogos marca de la casa para explicarnos con todo detalle los elementos del juego y de los personajes que conoceremos por medio del ya más que conocido Códec.
Todo comienza tras una escena donde es atacado el Presidente Liberiano y cuyo asesor de seguridad somos nosotros, nos vemos obligados a salir del vehículo y a luchar contra los cyborgs que están en el camino hasta encontrar a la persona que atacó al presidente. Después del combate y de salir poco menos que destrozado, nos recomponen en un cyborg muy superior y en un total despedazador, a partir de aquí es donde empieza la verdadera acción de Metal Gear Rising Revengeance.
Raidendiseñado con la última tecnología en cyborgs por parte de Doktor será una auténtica máquina de matar. La cantidad de golpes y combos que podremos realizar con tan sólo dos botones (golpe fuerte y golpe débil) es impresionante dependiendo siempre de la posición de Raiden, seremos capaces de cortar en pedazos a nuestro enemigo con nuestra katana, además se nos mostrará en pantalla la cantidad de trozos en la que hemos partido al enemigo y seremos premiados a través de los PC, que son puntos para poder comprar mejoras de armas, trajes o armas secundarias.



Infiltración y sigilo
Aunque no abundan también encontraremos fases en las que el sigilo será clave, ejecutar enemigos por la espalda o pasar desapercibidos serán pocos los momentos, pero rompen la mecánica repetitiva de la acción y a veces también se agradece. Aunque esto más que nada serán pequeños guiños a anteriores juegos de la serie y será opcional porque siempre podremos optar por sacar nuestra reluciente katana y cortar en pedacitos a nuestros objetivos.
Sin duda Metal Gear Rising Revengeance es un juego de acción a la japonesa donde lo único importante es cortar y destrozar indefinidamente a los enemigos.
En el aspecto gráfico mejora con sus respectivas versiones en consola, mejores detalles tanto en enemigos y escenarios, luces, cinemáticas y todo ello a un buen nivel de frames.
Tampoco está exento de problemas ya que en algunas ocasiones las cámaras crean problemas de visibilidad para ver a los enemigos en pantalla dada la rapidez de movimiento, tanto de Raiden como de los enemigos.



Los enemigos finales son una auténtica pasada, enemigos que apenas cogen en pantalla y que deberemos eliminarlos a través de QTEque a veces resultan algo complicados y que no están muy bien llevados.
El sonido con canciones roqueras animan a destrozar a todo lo que veamos a nuestro paso. El título está en inglés las voces y subtitulado a nuestro idioma, aunque se echa de menos un doblaje también al español.
En cuanto a la jugabilidadde Metal Gear Rising Revengeance es excepcional, con tan pocos botones la cantidad de golpes que se pueden realizar, la cantidad de combos que ejecutar y la espectacularidad de los mismos y de Raiden en movimiento, una pasada, pero eso sí, para disfrutarlo a tope lo mejor es hacerse con un Pad.

Conclusión:
Metal Gear Rising Revengeance es un gran juego, sólido, muy bien optimizado y con una tremenda jugabilidadque engancha desde el minuto uno. 



Si es verdad que la historia no es de las mejores, pero eso es lo de menos, la duración es corta de unas 7 – 8 horas, ya que no hay mucho que explorar dado lo lineal que es, aunque siempre podemos pasar los 50 VR Training que tendremos que desbloquear, pero Metal Gear Rising Revengeance es un juego diferentes, raro sí, pero que se disfruta como pocos. Una propuesta diferente a lo visto en el universo Metal Gear pero igual de placentera. Un título imprescindible.

Lo que nos gusta:
La puesta en acción, los combos, la jugabilidad, el diseño de personajes y enemigos, gráficamente muy logrado, el sistema de mejoras.

Lo que no nos gusta tanto:
La dificultad en ocasiones es elevada, es muy corto, la historia tiene poca “chicha”, no haber doblado el juego a nuestro idioma, la cámara a veces juega malas pasadas.

JOSÉ MANUEL MONTERO BÓRNEZ  @chovigames
“Si tienes un sueño, tienes que protegerlo”

                                                      Valoración: 9.1
Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment