Life is Strange True Colors. Una aventura de sentimientos y colores - Playtowin
4526
post-template-default,single,single-post,postid-4526,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Life is Strange True Colors. Una aventura de sentimientos y colores

Life is Strange True Colors. Una aventura de sentimientos y colores

Life is Strange: True Colors es la nueva entrega de la franquicia de Square Enix, esta vez a manos del equipo Deck Nine Games, creadores de Before the Storm, un juego que sabe sacar cosas interesantes con una narrativa nutrida pero que sigue dejando tras de sí, una fatiga continua de nuevas ideas e innovación en sus mecánicas jugables.

De sobra es sabido del éxito que la primera entrega de la franquicia cosechó, un título narrativo con toma de decisiones que cambiaban el devenir de su historia, pero ¡qué historia! A raíz de esta primera entrega, la franquicia supo llevar lo aprendido a nuevas historias como aquella conmovedora segunda entrega protagonizada por los hermanos Díaz, o a ese Before the Storm que, aunque perdía parte del encanto en sus mecánicas también nos dejó con buenos argumentos narrativos para disfrutar de una historia entretenida.

Life is Strange: True Colors es como se suele decir, algo de más de lo mismo, y es una pena, porque el juego te deja buenos y tiernos momentos en lo narrativo pero el problema viene en su propuesta jugable que nada sorprende, a estas alturas. Además, deja de lado aquella propuesta episódica por una propuesta completa de cinco capítulos que podrás jugar de inicio a fin, cosa que es de agradecer.

 

Life is Strange: True Colors es un juego que basa todo lo que tiene en como te cuenta su historia e intenta mantenerte enganchado durante sus 9 – 10 horas de duración con giros de guion y decisiones narrativas que cambian ese devenir de los hechos y del comportamiento de los personajes que iremos conociendo durante el camino, tal y como hemos visto en entregas anteriores.

Un mundo de colores y sentimientos

Life is Strange: True Colors nos cuenta la historia de Alex Chen, una adolescente que ha pasado de un centro de acogida a otro durante su infancia por ciertos problemas en su pasado familiar que no desvelaré. Alex llega a Haven Springs donde ha quedado con su hermano con el fin de verse después de ocho años y con la meta de comenzar una nueva vida alejada de los lugares de acogida. Tras unos breves acercamientos a los distintos personajes que vamos conociendo del pequeño pueblo ocurre un suceso que nos conmociona y del que deberemos intentar descubrir quien o quienes están detrás de todo lo que nos ha acontecido.

«La llegada de Alex a Haven se ve empañada por un suceso trágico»

En cuanto al tratamiento de la historia Life is Strange: True Colors hace gala, como suele ser habitual, de una buena historia llena de momentos alegres y otros nostálgicos capaces de sacarnos una sonrisa y una lágrima a partes iguales.

Este Life is Strange: True Colors nos presenta una nueva mecánica jugable en forma de poder que descubriremos en Alex, que es capaz de sentir por ella misma los sentimientos de otras personas y de ciertos objetos, a través, de un aura que se genera en los personajes de diferentes colores, cada color representa un estado de ánimo diferente, pudiendo interactuar con esos personajes para, bien ayudarlos o bien molestarlos, lo que afecta a las conversaciones que tengamos con esos personajes en el futuro. Al igual que ocurre en juegos anteriores de la franquicia deberemos tomar ciertas decisiones con los personajes que afectará a hechos futuros, dado que según como hayamos resuelto ciertos diálogos nos podrán, o no, ayudar en ciertos momentos.

«Podremos echar una partida al futbolín y alguna recreativa para desconectar»

Es cierto que Life is Strange: True Colors no explota demasiado esa mecánica de los sentimientos como nos hubiera gustado, pero hay variedad de situaciones y sorpresas que rompen un poco la monotonía del juego y hace que se te pasen las horas volando con esta aventura de Alex. Hay ciertos detalles, aunque escasos, que buscan la innovación y la atracción del jugador en ciertos momentos de la aventura. Por ejemplo, un momento en el que el juego se convierte en una suerte de juego de rol con combates por turnos que resulta tan simple y sencillo que no te esperas, y que es tremendamente divertido. Pero se queda en eso, un momento divertido y se echa de menos más detalles de este tipo en este tipo de propuestas. También, añade ciertos desafíos en forma de unas máquinas recreativas o alguna partida de futbolín donde poder desconectar un poco de la historia.

En esta ocasión el estudio Deck Nine ha optado por ir un poco al grano en la historia y se nota porque ahora rara vez vamos a estar pensando donde ir o que debemos hacer para seguir avanzando en la trama, lo que deja un buen ritmo si lo que queremos es descubrir su historia simplemente, algo poco recomendado en este tipo de juegos que intenta hacerte reflexionar, observar cada escenario y cada localización, la interacción con los objetos y de los propios personajes que encontramos, los cuales podremos ayudar, hablar o simplemente dejarlos estar. Podremos interactuar con las notas que vamos descubriendo, algo típico. También, ayuda a desconectar esa red social a la que podemos acceder, a través, del teléfono móvil, donde los habitantes del pueblo van comentando los sucesos que van ocurriendo, expresando sus opiniones, y que resulta divertido conocer que piensan ciertos personajes de los sucesos que van ocurriendo en el tranquilo pueblo.

«Los momentos emotivos estarán presente también en este Life is Strange: True Colors»

 

Haven Springs un pueblo colorido y simpático

La nueva localización de este Life Is Strange es un pueblo marcado con anécdotas y habitantes carismáticos, cada uno con historias que te contaran conforme vamos conociéndolos un poco mejor. Se echa de menos también poder profundizar más en algunos de ellos bastante interesantes, pero se sabe que pronto saldrá un DLC de Steph que nos narrará su historia un tiempo antes de la llegada de Alex al pueblo.

En esta ocasión la localización de Haven Springs se localiza en Colorado, y en ella exploraremos diversos lugares como un bar, una floristería, una tienda de vinilos de música, entre otras. Aunque, a cierta vista parece que es un lugar amplio, está lleno de limitaciones, dado que en ciertos lugares no podremos llegar debido a que el propio juego nos echa hacia atrás para no continuar, lo que afea un poco la exploración libre del pueblo, eso sí, es con certeza la zona más amplia que ha tenido un Life Is Strange.

«El tercer capítulo del juego nos dejará una historia de aventura y Rol muy divertida»

En estos mismos escenarios nos encontraremos con diferentes objetos que podremos interactuar utilizando ese poder de Alex, al igual que pasa con los personajes, y que a través de esa aura nos revelará cierta información que podremos procesar, a veces de manera obligada y otras simplemente para tener en cuenta en conversaciones futuras con ciertos personajes.

Esa aura no solo es un contexto jugable, sino una delicia visual que llena de colores en ciertos momentos la pantalla. También, gracias al nuevo motor gráfico Life is Strange: True Colors luce mejor que nunca, y esto se nota, sobre todo, en las expresiones faciales y animaciones de Alex que ahora son mucho más realistas que en protagonistas de juegos anteriores. Sin embargo, los personajes secundarios se quedan un poco por debajo en ese diseño y también en animaciones lo que afea el conjunto global que en general es notable.

También he experimentado algunos bugs donde Alex se ha quedado parada en algún sitio sin poder salir y he tenido que reiniciar la partida.

«La exploración de cada rincón del escenario será esencial para descubrir los secretos que nos aguardan en Haven»

La música de nuevo es un elemento imprescindible dentro de la saga y aquí hace gala de un elenco espectacular de canciones que te meten de lleno dentro de las cinemáticas y que funciona realmente bien para exprimir esas emociones junto con los personajes. Muchos de ellos son temas conocidos y versiones de canciones bastante famosas. El juego nos llega con voces en inglés y con subtítulos en castellano.

Life is Strange: True Colors es una entrega continuista pero entretenida que sabrás disfrutar si te gustaron las entregas anteriores de Life is Strange. Intenta poner pequeños cambios, pero no son suficientemente solidos como para destacar en ninguno de sus apartados en el entorno jugable, aunque se agradecen y se siente algo desaprovechado en el uso de la nueva mecánica o poder que posee nuestra protagonista Alex. Eso sí, es un juego bonito que se ayuda del nuevo motor gráfico y disfrutable de principio a fin.

 

Puntos Positivos:

+ La historia, aunque no es muy innovadora te engancha

+ El colorido de los paisajes le sienta de maravilla

+ Hay momentos mágicos con ese juego de rol que nos sorprende

Puntos Negativos:

– Bastante continuista con entregas anteriores

– El poder de Alex no está del todo bien explotado como nos hubiera gustado

 

                                                                 Valoración: 7.5

Guillermo Rider
guillermorideralises@gmail.com

Nací con una Nes bajo el brazo. Historiador de profesión y amante de los videojuegos.

No Comments

Post A Comment