La nostalgia nos puede - Playtowin
1272
post-template-default,single,single-post,postid-1272,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

La nostalgia nos puede

La nostagia es algo con lo que hay vivir toda la vida, como disfrutarla y recordarla, eso ya, es cosa de cada uno.

Últimamente vivimos en un mundo donde las remasterizaciones y remakes de juegos de pasadas generaciones están a la orden del día, y donde, revivir videojuegos de cuando éramos niños, parece ser la mejor opción para divertirse con un mando en las manos y pasar el rato. Y que queréis que os diga, “La nostalgia nos puede”.

No hay más que echar un vistazo para ver el éxito obtenido con las ediciones de Nes mini y de Super Nes mini, sin contar otras ediciones no oficiales como la Supaboy de Hyperkin y su estilo portátil o las Retron, capaces de reproducir cartuchos de Nes, GB, GBC, GBAdvance, Famicom, Snes, Snes Famicom, Genesis y Megadrive.  Tenemos también la versión Megadrive mini de AtGames con licencia y sus correspondientes ediciones portátiles. Y otras ediciones de modelos más antiguos como la de Atari, Neo Geo o la reciente Commodore 64 mini también están a disposición de todo coleccionista que se precie. Y todo ello, sin pasar por alto la cantidad de clones no oficiales de consolas donde emular los videojuegos clásicos de nuestras recreativas favoritas.

Si tienes algo de conocimiento sobre las Rasperry Pi, quizá sea la forma más barata de hacerse con un buen emulador de las distintas plataformas para jugar a estos juegos clásicos, pero si además eres un coleccionista de estos “aparatitos” como servidor, te gustará tener las consolas en casa a buen recaudo. Vamos a repasar algunas de las ediciones más notables de las máquinas para el recuerdo y que podemos disfrutar en su mayoría en su versión mini y en HD.

Nes mini

Una maravilla de los años 80 de la cual Nintendo sacó pocas unidades y ha sido carne de cañón para los especuladores y su posterior reventa a precio de oro. Incluye 30 juegos clásicos en HD y con un solo mando. Salió al mercado con un precio de 60 euros. Un precio que no estaba nada mal para lo que ofrece la máquina, pero que ahora es imposible de encontrar en tiendas. Nintendo ha prometido que sacará más unidades a la venta a finales de este año, lo que es una nueva oportunidad para los que no pudieron comprarla en su día. Pura nostalgia.

Super Nes mini

Una máquina perfecta para revivir los clásicos de los años 90 en HD, y que, por ella, no pasan los años. Algunos de sus juegos siguen viéndose bastante bien, a pesar del tiempo. Joyas como Super Mario World y Donkey Kong Country están incluidos en la lista de 20 + 1 que incorpora la máquina. El + 1 es una pequeña sorpresa que nos depara la máquina al jugar al juego de Star Fox, también incluido, y que, al pasarnos el primer nivel automáticamente nos aparecerá otro videojuego en la lista, el Star Fox 2. Un juego inédito que nunca vio la luz en Super Nintendo, a pesar de que ya estaba terminado el videojuego, debido al parecer porque su calidad gráfica no convencía. Se decía que el videojuego no cumplía las exigencias marcadas por aquella época con respecto a los juegos de su competencia, SEGA. Nintendo escuchó las críticas a Nes mini y ha la puesto a la venta con dos mandos para compartir la experiencia, aunque se echan en falta más juegos donde se pueda aprovechar el multijugador local.

 

Supaboy SFC

Una Snes portátil con una pantalla de 4’3 pulgadas. Esta consola lleva a sus espaldas varias revisiones ya, y esta versión, llamada SFC es la última de ellas e introduce algunas mejoras con respecto a las anteriores versiones, tales como cambiar de resolución de la pantalla de 4:3 a 16:9. En esta Supaboy podremos introducir los cartuchos originales, tanto PAL como NTSC, de Snes que tengamos por casa. Además, cuenta con dos puertos para conectar los mandos originales y una salida para jugar en el televisor. La podemos encontrar por 99 euros aproximadamente.

Megadrive mini

Una pequeña reliquia con 80 juegos, con el inconveniente de que no son en HD, como las anteriores. También incluye la posibilidad de poner los cartuchos de Megadrive originales que tengamos por casa, algo que no incluyen las anteriores. Además, cuenta con dos mandos inalámbricos incluidos, por lo que, el cable no será un problema. Hay varias versiones de esta máquina, cada una con una lista de 80 juegos diferentes. Así que, podemos elegir la que más nos convenga.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sega Genesis Arcade Ultimate Portable

Es la versión portátil de la anterior Megadrive. Una consola portátil que cuenta con los 80 juegos que también incluye la versión Megadrive anterior. Cuenta con una pantalla de 3’2 pulgadas y también hay varias versiones con catálogo de juegos diferentes como ocurre con la de sobremesa. La puedes encontrar por unos 65 euros aproximadamente.

Neo Geo X

Es una consola híbrida donde su principal premisa reside en la portabilidad. Cuenta con una pantalla de 4’3 pulgadas y viene acompañada de un Dock o Station en forma de la consola original que podemos conectar a la televisión. Además, incluye el stick arcade original y que también puede adquirirse aparte, por si queremos hacernos con otro stick y disfrutar de sus juegos en compañía. Incluye 20 juegos arcade preinstalados que todos deberiamos conocer o haber jugado alguna vez en recreativas, sobre todo, los que tenemos una edad. También cuenta con una ranura de tarjetas SD para incluir los juegos Neo Geo AES que queramos incluir para jugarlos en la portátil.

Una versión, algo más cara que las anteriores, que salió con un precio de unos 180 euros y que hoy día, es muy difícil de encontrar para su compra en tiendas. De hecho, mirando diferentes webs de tiendas no he sido capaz de encontrar una nueva para adquirir.

The Commdore 64 mini

Es la última de las versiones de las consolas antiguas que han pasado por sacarse en formato mini. Esta reliquia de los años 80, y de la cual se dice que ha sido la computadora más vendida del mundo es una replica de la original en tamaño mini. Cuenta con 64 juegos míticos y su joystick original. El teclado no es utilizable, pero se puede conectar un teclado a través de los puertos USB. La consola incluye una opción para poder programar nuestros juegos como en la original, así que, si tienes conocimiento y paciencia puedes revivir aquellos maravillosos años creando tus juegos. Esta versión también cuenta con salida HDMI para conectar a la televisión. Su compra está entre los 75 € y los 80 € aproximadamente.

Y otras consolas que pueden estar en camino….

Ya se está hablando del siguiente paso por parte de Nintendo. Se habla de una edición mini de la Game Boy original y de que puede estar pensando en sacar una Nintendo 64 mini, la cuál seguramente, podría funcionar muy bien en ventas, ya que N64 cuenta con un catálogo bastante amplio de buenos videojuegos.

Como punto negativo de estas ediciones oficiales como Nes o Snes mini es la ausencia de tarjetas Sd o puertos Usd para poder conectar otros mandos o para poder tener nuevos juegos y ampliar el catálogo que trae de serie. Esto puede hacerse, pero debes tener cierto conocimiento y perderás toda garantía por parte la compañía. De todas formas, si estás interesado, hay videos en youtube donde explican detalladamente como hacerlo, pero eso sí, no lo recomendamos.

Otras opciones….

Las Rasperry Pi que funcionan bastante bien y son muy fáciles de preparar para su emulación a través de programas ejecutables y donde puedes informarte en diferentes vídeos y foros de Internet y Youtube.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hay incluso webs especializadas que ya venden las consolas preparadas para emular un buen catálogo de plataformas y solamente para introducir las Rom en los diferentes emuladores. E incluso en plataformas como Indiegogo han financiado proyectos de este tipo, como la RetroEngine, una consola mini con un diseño bastante peculiar y bonito que puede emular prácticamente todas las consolas de varias generaciones atrás. Utiliza el sistema de Plug-And-Play, es decir, conectar y jugar. Sin complicaciones.

   

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Además, si nos atrae la idea de jugar a videojuegos del pasado, pero no queremos invertir dinero en nuevas máquinas existen opciones como los emuladores de PC, que no piden muchos requisitos de sistema y son bastante sencillos e intuitivos algunos de ellos de instalar. Si tampoco contamos con un PC, no te preocupes, porque nos basta con un móvil de gama media.-baja que, a través, de aplicaciones como RetroAch o similares, nos permiten jugar a los juegos de antaño con muy buena calidad y sin complicaciones. Si además eres algo mañoso puedes hacer auténticas reliquias. Aquí tienes el ejemplo, de como un Nexus 5 se ha convertido en una máquina portátil muy efectiva para emular juegos antiguos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Aunque siempre es recomendable la opción de adquirir una de esta bonitas maquinitas y quitarnos de complicaciones, siempre nos quedará la duda de, si realmente, merece o no la pena gastarse un dinero en estas ediciones que seguramente van a estar más tiempo cogiendo polvo en las estanterías que, dándole uso en las pantallas de nuestros televisores. Pero eso, lo debes decidir tú. Así que, si te animas a hacer un ejercicio de nostagia, y si piensas que, “cualquier tiempo pasado fue mejor”, solo queda enchufar tu maquinita preferida y a jugar, y es que, “La nostalgia nos puede”.

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment