Horizon: Forbidden West. Análisis de la última joya de Guerrilla - Playtowin
6009
post-template-default,single,single-post,postid-6009,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Horizon: Forbidden West. Análisis de la última joya de Guerrilla

Horizon: Forbidden West. Análisis de la última joya de Guerrilla

Aloy y su épico viaje en Horizon Zero Dawn nos dejó claro que lo mejor estaba aún por llegar. El estudio responsable, Guerrilla Games, estaba empezando a despuntar como uno de los estudios más prometedores de Playstation y todos estábamos con cierta expectación la continuación de las aventuras de Aloy por tierras salvajes. ¿Es Horizon: Forbidden West ese salto y evolución que esperábamos? Te lo contamos en nuestro análisis.

Cierto es que lo que propuso Guerrilla con la primera entrega de Horizon Zero Dawn fue del agrado de la mayoría, un videojuego que, aunque no reinventara la rueda en sus mecánicas jugables proponía cosas interesantes y una historia que también conseguía atraparte hasta sus créditos finales junto con algunas peleas realmente memorables contra las máquinas, que fue una de las novedades mejor cuidadas del videojuego. Un videojuego que a pesar de haber pasado ya cinco años sigue siendo muy disfrutable y un paso que dar, casi imprescindible, si lo que quieres continuar con su historia en Horizon: Forbidden West.

Horizon: Forbidden West es una continuación directa de los hechos ocurridos en Horizon Zero Dawn, tanto que, el título empieza directamente donde lo dejó su antecesor. Si eres de los que no jugaron a su primera entrega y no quieres o no puedes dedicar otras tantas horas para ver su final, no te preocupes, porque en el menú principal podrás acceder a los extras y ver un vídeo resumen, muy breve, de lo que aconteció en aquel primer juego y ponernos en situación. Eso sí, si lo que quieres es ver y apreciar el salto de calidad en todos sus aspectos de la nueva propuesta de Guerrilla te animo a dedicarle primero las horas que te sean necesarias a la primera entrega, dejes pasar un tiempo, para no saturarte con tanta máquina y vuelvas a esta segunda entrega con el ánimo que merece el título.

 

Horizon Zero Dawn sorprendió, sobre todo, por aquellos combates contra las máquinas, bastante divertidos, un mundo abierto para explorar con algunas limitaciones y bastantes actividades por hacer, aunque carecían de cierta variedad. Todo ello, se sigue manteniendo en esta segunda entrega, pero todo se ve y se palma de una manera en la que notas como todo el mundo que nos rodea ha mejorado, ya no solo gráficamente por el paso de los años, como es lógico, sino porque te das cuenta de que lo que ha conseguido Horizon: Forbidden West está a un nivel que es difícil ver en una propuesta similar, incluso podríamos decir que en algunos aspectos, al menos en lo gráfico le puede mirar de tú a tú a juegos como The Last Of Us 2, Uncharted 4, el último God Of War o Red Dead Redemption 2, lo cual son palabras mayores.

El diseño de los escenarios con su naturaleza y sus distintas zonas tan diferenciadas entre sí, las nuevas máquinas con diseños espectaculares y con una inteligencia mejorada, capaz de hacer que te embosquen y te rodeen cuando hay varias a la vez, la vida de los personajes en cada campamento y sus expresiones faciales en cada conversación parecen tener vida propia. Todo ello, hace que esta segunda parte sea un “más y mejor” en todo lo que vimos en Horizon Zero Dawn. Dicho lo cual, si eres de los que esperan una revolución tanto en lo jugable como en su mundo abierto, debo decirte que en Horizon: Forbidden West no lo vas a encontrar, sigue siendo Horizon: de principio al fin, pero con algunos matices que vamos a desgranar.

«El apartado gráfico de Horizon: Forbidden West está a un gran nivel de detalle»

El nuevo viaje de la heroína Aloy nos espera

Horizon: Forbidden West continúa la historia de su obra original, que sin entrar en demasiados detalles para no desvelar nada, os diré que el planeta en el que habitamos está sufriendo una plaga que está marchitando todos los terrenos a gran velocidad por lo que no se puede ni cultivar ni vivir en ellos que ahora están habitados por máquinas que andan pululando a sus anchas. Para evitar el mal mayor Aloy debe viajar al Oeste Prohibido para intentar salvar la vida del planeta y de todos los habitantes que habitan en ella.

Lo importante de la aventura no será el destino final, sino todo lo que nos vamos a encontrar en el camino. Aquí es donde nos encontraremos una de las grandes novedades de Horizon: Forbidden West. Por el camino, como cada nueva aventura, conoceremos una buena cantidad de personajes, algunos de los cuales están bastante desarrollados contando con historias bien narradas y que ponen en interés al jugador. Horizon: Forbidden West cuenta con un sistema de elección de conversaciones donde podremos conocer mejor a cada personaje, dándonos a conocer si así lo deseamos algunos detalles interesantes sobre ciertos aspectos de su trama y sus historias particulares. El sistema nos recordará indudablemente a juegos como Mass Effect, aunque con un sistema de toma de decisiones algo pobre, pues poco o nada afecta a los hechos futuros con esos personajes en los que tras una conversación debemos elegir una elección obligatoria entre las varias disponibles.

Un aspecto que nos ha impresionado mucho es la capacidad del equipo de Guerrilla para crear un sistema de animaciones faciales tan realista que asusta, y es complicado comparar con otros juegos vistos hasta la fecha. Ver como el sol enrojece las mejillas de Aloy, observar como el sudor empapa su frente mientras mantiene una conversación a pleno sol y ver como la mirada acompaña en las conversaciones a su interlocutor de una manera tan realista son detalles que te dejaran con la boca abierta en las innumerables escenas de vídeo que nos encontraremos en la aventura. Y todo ello, con una gesticulación que acompaña al doblaje de una manera sublime, incluso con los personajes más secundarios que podamos encontrarnos.

«Las expresiones faciales están a un nivel pocas veces visto en un videojuego»

El mundo abierto de Horizon: Forbidden West es tan basto y lleno de cosas por hacer que te costará no desviarte cuando intentes hacer una misión principal. Contamos con misiones principales donde exploraras, prácticamente, todas las diferentes tareas secundarias que verás en todo el juego, al menos una vez, tareas opcionales donde conseguir recursos, asaltos a campamentos de las diferentes tribus, hay escaladas para sabotear a los cuellilargos que ya conocimos en el primer videojuego, aquí algo más diferenciados en su manera de subir a ellos, pero muy divertidos, los calderos que recuerdan a aquellas tumbas de aquel reinicio de Tomb Raider, donde tendremos que solucionar pequeños puzles que son bastantes satisfactorios y eliminar los enemigos que nos encontremos para poder llegar a sabotear y controlar a ciertas máquinas para su manejo. Cada caldero nos dará acceso al hackeo de varias de ellas, también podremos jugar a un juego de mesa llamado “Asalto Mecánico” basado en cartas con las estadísticas de las máquinas que es de lo más adictivo, incluso podremos disputar carreras a los lomos de unas máquinas la mar de divertidas mientras vamos golpeando a nuestros adversarios para dar con la victoria de la carrera al estilo Road Rash. Todo esto junto con un mundo más vivo que nunca es lo que nos espera por las tierras de Horizon. Ahí es nada.

Otra de las grandes novedades de esta segunda entrega es el sistema de escalada más libre y pulida que en la anterior entrega, aunque a mi parecer sigue estando demasiado guiado a ciertos puntos de anclaje, por lo que solamente podremos escalar por los puntos que nos marcan los desarrolladores, no esperéis un The Legend of Zelda. Aunque, si que motiva mucho a la exploración de nuevas zonas tanto interiores como exteriores, también gracias al añadido de ese Gancho al que podremos tener acceso casi al comienzo de la aventura y que supone una novedad para desbloquear nuevas rutas obligatorias o darle solución a ciertos puzles que nos encontraremos, pero también para llegar a lugares de escalada que no serían accesibles de otro modo.

«Los Calderos son fases muy diverdidas e imprescindibles si quieres controlar a todas las bestias»

Algo que os resultará muy similar al citado título de Nintendo será el Alaescudo, que nos permitirá poder descender desde las alturas planeando como lo hacíamos con la paravela de Link y muy útil para reducir las grandes distancias sin tener que ir caminando en ciertos lugares de montaña que exploremos, y que no serán pocos. Otro de los elementos nuevos de esta nueva entrega es la capacidad de Aloy de poder nadar y bucear lo que se traduce en que vamos a tener que explorar las agobiantes zonas acuáticas que siempre supone en este tipo de aventuras. Por suerte, en Horizon: Forbidden West son zonas muy bien diseñadas y se tratan, en muchas ocasiones de zonas donde el sigilo será la clave de nuestro éxito puesto que nuestra heroína no podrá atacar a las máquinas dentro del agua y seremos un blanco fácil.

Como veis, el mundo de Horizon: Forbidden West tiene ahora mucha más variedad de zonas por lo que ir de un lugar a otro del mapeado será más divertido y entretenido que en su primera entrega.

Un mundo extenso que explorar y miles de cosas por hacer

Horizon: Forbidden West cuenta con un mapeado que se va abriendo conforme vamos descubriendo nuevas zonas y visitando nuevos asentamientos. Algunas de estas zonas vamos accediendo mediante las nuevas habilidades que se nos irán ofreciendo conforme vamos avanzando en la aventura, ya que solo con estas habilidades podremos acceder a ciertos puntos. Toda la aventura sigue una progresión muy buena que no decae en sus 30 horas o más que puede durar su campaña, aparte de todas sus misiones secundarias que también están a un gran nivel y son muy recomendables, aunque alguna sea muy similar a otra, son misiones bastante entretenidas y que cuentan aspectos sobre ciertos personajes que resultan interesantes. Y si lo tuyo, es ser completista y hacerte con el cien por cien de las actividades te esperan entre 80 y 100 horas de contenido, fácilmente. Y no hay que olvidarse de la multitud de jefes finales que nos esperan, algunos de ellos nos pondrán en serias dificultades sino vamos con el nivel y equipo adecuado para el momento.

«Los puzles y jefes finales también estarán a la orden del día en Horizon: Forbidden West, algunos de ellos realmente, impresionantes»

Cada enemigo marca un nivel, por lo que podremos decidir si huir o hacerle frente para obtener multitud de piezas que nos pueden servir para mejorar nuestro equipo. Hay una buena cantidad de enemigos y de máquinas diferenciadas, muchas más que en su anterior entrega, cada una con unas virtudes y unas debilidades que tenemos que utilizar sabiamente para poder acabar con ellas de una manera más sencilla. También, tendremos los combates contra humanos, pero son menos divertidos y mucho más estáticos que contra las máquinas, aunque es cierto que se ha mejorado bastante estos combates con respecto a la primera parte. En estos últimos es donde el control del personaje se hace más robótico y brusco en su manejo, ya que al ser objetivos más reducidos en tamaño optaremos más por los combates cuerpo a cuerpo que son, a mi parecer, más flojos y menos divertidos.

Para afrontar los combates, ya sean máquinas o humanos, tendremos una gran variedad de armamento para afrontar las distintas situaciones. Contamos con diferentes arcos de guerrero, de cazadora, lanzavirotes, trampas, bombas de humo y un largo etcétera que podremos mejorar y modificar con bobinas instaladas y con distintas municiones elementales cada una para derribar a aquellas máquinas más débiles a estos efectos dando un toque RPG que viene caracterizado desde la entrega anterior. Para afrontar los combates será muy importante estudiar el terreno, y a las máquinas antes de ir al combate. Podemos, por ejemplo, utilizar el sigilo para eliminar a las más débiles, y atacar a las grandes amenazas con el arma con el efecto elemental que más les afecte. Mediante el Foco que disponemos podremos ver la información de las máquinas, las piezas rompibles, las armas que utiliza… y así estudiar la mejor estrategia, lo que nos hará jugar con cabeza para salir airosos de cada combate, pues algunas de ellas son realmente resistentes y de varios golpes nos matarán. Todos estos detalles desencadenan enfrentamientos épicos con algunas máquinas y momentos realmente espectaculares que vale la pena descubrir para conseguir ese botín que nos espera de estas poderosas y alucinantes máquinas si salimos airosos.

Horizon: Forbidden West se nota que ha trabajado por y para tener unos diseños espectaculares de cada una de las máquinas y visualmente salta a la vista la cantidad de detalles que pueden llegar a tener cada una de ellas. Para poder enfrentarnos a ellas, Aloy tendrá que subir de nivel a través, de la experiencia que nos proporciona las distintas misiones principales, secundarias, tareas y demás actividades repartidas por el mundo de Horizon. Si eres de los que solo van a las misiones principales te costará avanzar dado que el juego te incita en todo momento a realizar tareas secundarias para poder afrontar cada avance de la campaña principal, pero Horizon: Forbidden West es de esos juegos que saben llevar cada actividad de una manera entretenida y amena y no te encontraras misiones de relleno que no te entretengan y diviertan. Guerrilla, ha optado por un mapa enorme en el que llegado el momento lo veremos lleno de puntos de interés y cosas por hacer, pero no da esa sensación de tener actividades repetidas por todas partes como pasa en otros juegos de mundo abierto.

«El gigantesco mapa de Horizon: Forbidden West está lleno de cosas por hacer»

Volviendo al tema de las habilidades de Aloy nos encontraremos con un árbol de habilidades bastante completo y complejo. Entre las habilidades encontramos Guerrera, Trampera, Cazadora, Superviviente, Infiltrada y Maquinista cada una con muchas ramificaciones para mejorar y potenciar ciertos elementos como el sigilo, el estilo guerrero con un mejor combate cuerpo a cuerpo, el combate contra las máquinas para ser más efectivos, las trampas que podremos colocar de manera más rápida, la resistencia a los diferentes elementos y bastantes puntos de concentración donde una vez cargado con L2 y pulsando R1 podremos realizar una acción con Aloy que, a través de una breve secuencia de animación que realiza, puede realizar diferentes acciones como impactos críticos por un tiempo limitado, golpes más potentes, crear un escudo protector durante un breve período de tiempo y otras muchas más que se pueden repetir una vez tengamos cargada de nuevo la barra de concentración.

Como ya ocurría en su anterior entrega Aloy podrá crear munición de diferentes tipos en tiempo real, al igual que la creación de trampas, por lo que en combate deberemos tener en cuenta cuando lo hacemos porque estaremos expuestos a ser atacados. Todo esto, da un dinamismo al combate que lo hace muy disfrutable y no nos cansaremos de descubrir nuevas máquinas e intentar acabar con ellas para extraerles todo tipo de piezas. También, tendremos las áreas de descanso y campamentos donde podremos mejorar nuestro equipo en los bancos de trabajo y reabastecernos en nuestro infalible Alijo de toda la munición que tengamos disponible. Como ya ocurría en la primera aventura Aloy solo tendrá disponible unos espacios de almacenamiento limitados, que podremos ir mejorando con nuestro equipamiento, pero para que todo lo que recolectemos no se pierda se ha creado el Alijo, donde irá a parar todo los consumibles que vayamos recogiendo y no cojan en la bolsa que portamos en ese momento, algo que funciona bastante bien dentro del juego, pues encontraremos muchos puestos para recomponer el equipo y guardar la partida en las innumerables hogueras que hay repartidas en todo el mundo de Horizon: Forbidden West.

«Podremos acceder siempre que queramos a nuestro Cuaderno para ver más información sobre las máquinas y sus debilidades»

Tocando el techo gráfico de la generación

La versión analizada ha sido en Playstation 4 Pro, por lo que solo puedo valorar lo que me he encontrado en esta plataforma que no cuenta con un modo rendimiento o resolución. Una versión a 30 fps constantes y que se mueve con una soltura increíble a estas alturas de la pasada generación. Es cierto, que ha habido veces que nos encontramos con cargas de texturas lejanas, popping en ciertas ocasiones o algún enemigo que se queda de pie una vez muerto, pero son cosas menores, y es que es un mundo tan basto y grande que parece mentira que lo pueda mover tan bien una consola Playstation 4, por lo que solo nos queda aplaudir el fantástico trabajo que han sabido realizar por parte de Guerrilla. Se nota que Horizon: Forbidden West ha sido un videojuego planificado para Playstation 4 y actualizado para la nueva generación de una manera impecable.  El diseño de las bestias con todo lujo de detalles que se pueden apreciar cuando se nos acercan, el viento moviendo la hierba o las ramas de los árboles, las increíbles puestas de sol y los rayos de luz que deja a su paso, el detallado y cristalino agua de la playa que nos mece con sus olas…, la distancia de dibujado y modelado de sus escenarios, la iluminación tanto interior como exterior y un sinfín de características que te dejaran con la boca abierta en más de una ocasión.

El peor inconveniente de Playstation 4 son los tiempos de carga, que sin ser realmente pesados si que tardan alrededor de 20-30 segundos, quizá algo más para empezar una partida, y poco más de 5 segundos en continuar tras una muerte. A esto, se le suma que hay ciertas zonas del mapeado necesitan de una carga extra donde el juego se queda en pantalla negra y en carga unos segundos hasta que vuelve a mostrar de nuevo los elementos en pantalla, pero por lo general es un juego que apenas presenta problemas de rendimiento en una PS4 y eso es algo digno de elogiar al estudio cuando vemos lo que vemos en nuestras pantallas.

En cuanto al sonido y su banda sonora son sublimes. El juego está repleto de buenos temas que nos acompañaran en las innumerables horas de juego con una gran variedad y escogidos con acierto en los momentos más memorables de la aventura. El doblaje nos llega en español, como su anterior aventura, y a un nivel del que pocos juegos pueden presumir, estando a la altura de las propuestas que Sony suele traer habitualmente. Michelle Jenner sigue destacando con un fabuloso trabajo con la voz de Aloy, pero también el resto de los personajes, donde se puede apreciar el enorme trabajo de sincronización labial que suceden en las actuaciones de todos los personajes.

«Tendremos a nuestra disposición muchas habilidades para derrotar a las máquinas más potentes»

Horizon: Forbidden West es la aventura de Aloy que todos esperábamos. No supone una revolución en lo jugable con su antecesor, pero si que muestra la evolución de un juego de acción con toques de RPG y de mundo abierto que gustará tanto a los que disfrutaron de su primera entrega como los amantes de este tipo de juegos con tantas cosas por hacer.

Esta segunda entrega ha sabido mejorar en todo a su predecesora y ha puesto el listón muy alto para lo que está por venir en un futuro. Todo lo que rodea a la aventura está a un nivel excepcional, el diseño de misiones y su variedad, el tratamiento de los personajes, sus gestos y conversaciones, el mundo abierto y las diferentes zonas por las que nos movemos, las bestias increíbles y llenas de detalles que nos vamos encontrando, o el simple hecho de dar un paseo para ver un amanecer son cosas que se han tratado con un mimo ejemplar para un videojuego. Horizon: Forbidden West es una aventura única que debéis probar.

Hemos realizado este análisis en PS4 gracias a un código de descarga que nos ha facilitado Playstation.

Puntos Positivos:

+ El cuidado mundo abierto que nos hemos encontrado

+ Los combates contra las máquinas sigue siendo increíbles

+ Gráficamente es top, al igual que su doblaje

+ La exploración y diseño de misiones tanto principales como secundarias están a muy buen nivel

 

Puntos Negativos:

– La toma de decisiones no tiene consecuencias agravantes

– Los enfrentamientos con los humanos no están tan conseguidos y sigue teniendo margen de mejora

– Aloy revela muchas pistas sin dar tiempo a pensar al jugador

– Algún pequeño bug y carga de texturas tardía en versión PS4

 

                                                                Valoración: 9.2

Chovi
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. Amante de los Survival Horror y de los juegos de terror en general. La conducción y los juegos de coches es otro de mis vicios. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment