DriveClub es un juego que sigue sorprendiendo por su imponente aspecto gráfico - Playtowin
6144
post-template-default,single,single-post,postid-6144,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
DriveClub un juego que sigue sorprendiendo por su imponente aspecto gráfico

DriveClub es un juego que sigue sorprendiendo por su imponente aspecto gráfico

Hace unos días tuve la oportunidad de probar DriveClub, aquel juego de conducción que salió por 2014 para Playstation 4, y que, hoy en día se sigue viendo de forma espectacular.

Sé que llego tarde después de los cierres de servidores de hace unos meses de DriveClub, ya que, el tema online y multijugador era uno de los mayores atractivos del juego desarrollado por Evolution Studios para Playstation 4, creadores de la saga MotorStorm, pero creo que merecía la pena darnos un paseo por sus circuitos y su modo Tour unos cuantos años después para ver cómo le ha afectado el paso del tiempo.

Es raro, pero las primeras horas en DriveClub, me han recordado a un estilo de conducción a lo Ridge Racer, aunque este último es mucho más arcade, aunque pensándolo bien tampoco se aleja tanto, pues dentro de lo que parece el envoltorio de una simulación en DriveClub se esconde un juego mucho más arcade de lo que te puedes imaginar.

«Las puestas de sol son increíbles, a pesar del paso de los años»

Un portento gráfico, pero con poca variedad

He echado de menos algo más de variedad en sus carreras en DriveClub, pero ofrece un buen puñado de pruebas, carreras de varias rondas, pruebas de derrapes y carreras cronometradas donde llegar antes de un tiempo determinado. Poco más. Eso sí, dentro de cada prueba tendremos varios objetivos que superar como quedar, al menos, en tercera posición, superar una velocidad media o superior a una concreta velocidad, entre algunas más. Con esto, vamos consiguiendo estrellas que nos ayudarán a desbloquear nuevas pruebas que necesitaremos un mínimo de estrellas, algo muy similar a lo que hemos visto posteriormente en Dirt 5.

DriveClub es un juego que se siente bastante bien con el manejo de un volante y el cambio manual. Además, nos obliga a hacerlo bien, pues vamos generando unos puntos con nuestras trazadas y adelantamientos que se verán afectados por penalizaciones si chocamos con otros vehículos o nos saltamos alguna curva, llegando incluso a frenarnos un breve periodo de tiempo nuestro vehículo echándonos encima a todos los rivales de la carrera. Es un juego asequible para todo tipo de jugadores, pero tiene una IA muy competitiva y jamás veremos una carrera de la que nos hemos alejado de los rivales, por lo que un fallo grave en una curva puede tirar al lastre una carrera que veníamos dominando desde el inicio.

«Contamos con varias cámaras interiores y exteriores del vehículo para elegir la más cómoda»

Me he quedado con ganas de probar el modo DriveClub Bikes, ya que es de pago y no viene con el juego original, pero pinta bastante divertido. También, es una pena que no podamos realizar modificaciones en los vehículos y trastear con ellos a lo Gran Turismo.

Como punto negativo, he visto que la progresión en la consecución de los vehículos no es todo lo rápida que me gustaría, cosa que se agrava con el tema de los pagos de algunos vehículos que directamente nos lleva a la Playstation Store para hacer la compra, que tampoco ahora es posible acceder a ellos, o yo por lo menos no he podido acceder a varios coches en los que lo he intentado, lo mismo no pasa con todos, pero tiene toda la pinta de que estos coches ya no son accesibles debido al cierre de sus servidores online. En total creo hay 50 coche que hoy en día, y viendo el catálogo de juegos y de los vehículos existentes es casi irrisorio.

El aspecto gráfico sigue siendo bastante top. Los efectos de las gotas de lluvia en las carreras, el polvo que levantan a su paso los diferentes vehículos, la nieve o las bolsas de plástico, hojas y demás elementos que nos encontramos volando en plena carrera siguen siendo algo increíble ocho años después, y tienen un aspecto muy bien hecho que ya querrían tener otros juegos de carreras estar a este nivel. Los circuitos están muy bien recreados con unos fondos y unos paisajes preciosos que muestran puestas y salidas de sol increíbles, además, con un sistema de paso del tiempo de día a noche que no envidia al mismísimo Gran Turismo 7. En lo relacionado con los vehículos están a muy buen nivel con una gran cantidad de detalles y con un aspecto hiperrealista.

«El paso del día a la noche nos puede complicar mucho las cosas»

El sonido también cumple con diferentes motorizaciones de cada uno de los vehículos y una buena música cañera que anima en las carreras con una buena variedad de canciones, aunque si eres de los que conducen con el cambio manual, quitando la música de los menús es un aspecto secundario. También, cumple los efectos sonoros de los choques, que no serán pocos y los derrapes en cada curva.

DriveClub, como veis, no es una alternativa imprescindible a día de hoy, pues hay muchas opciones mejores si lo que queréis es pasar un buen rato al volante, pero si no eres de los que juegan online y si tienes la oportunidad de conseguir el título a buen precio, te puede dar unas cuantas horas de diversión, como ha sido mi caso.

Guillermo Rider
guillermorideralises@gmail.com

Nací con una Nes bajo el brazo. Historiador de profesión y amante de los videojuegos.

No Comments

Post A Comment