Bright Memory Infinite. Acción espectacular con disparos, espadas, sangre y pirotecnia - Playtowin
5273
post-template-default,single,single-post,postid-5273,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Bright Memory Infinite. Acción espectacular con disparos, espadas, sangre y pirotecnia

Bright Memory Infinite. Acción espectacular con disparos, espadas, sangre y pirotecnia

Bright Memory: Infinite es un juego repleto de acción, disparos, espadazos y poderes sobrenaturales que podrás experimentar en la obra del estudio FYQD-Studio, y todo ello, a un nivel gráfico sorprendente y una delicia en lo jugable. ¿Pero cómo te quedas si te digo que prácticamente todo lo ha hecho una sola persona? Te contamos lo que nos ha parecido en nuestro análisis.

La industria china viene pisando fuerte y lo demuestra con una buena cantidad de títulos en desarrollo de los que ha ido mostrando pinceladas como ese Boundary, ProjectDT o el ya lanzado F.I.S.T. Forged in Shadow. En esta ocasión, el título que analizamos os recordará a aquel del mismo nombre, que salió para PC allá por marzo de 2020, y que, era poco más que una “demo” para mostrar el potencial en unos treinta minutos de lo que el desarrollador Zeng Xiancheng estaba cocinando él solito. Ahora, con el sobrenombre de Infinite nos trae el trabajo rehecho de aquel Bright Memory con algo más de duración y también de pulido en muchos de sus apartados.

 

Una historia sobrenatural

Bright Memory: Infinite nos lleva al año 2036 en un lugar de China, donde se ha producido un extraño fenómeno, un agujero negro que está absorbiendo parte de la tierra y todo lo que encuentra cerca del mismo. Para evitar la catástrofe la SRO, una Organización de Investigación de Ciencias Sobrenaturales, ha enviado a varios agentes a investigar el fenómeno, entre ellos a nuestra protagonista Shelia, que pronto descubrirá que este fenómeno esconde algo más que ser una mera casualidad.

La historia en sí no es nada de otro mundo ni tampoco esperéis que se desarrolle demasiado a lo largo del juego, aspecto que teniendo en cuenta las personas que han estado presente en el desarrollo del juego es más que comprensible.  Hay que decir que el titánico desarrollador de FYQD-Studio tiene incluso una versión para móviles en Android e IOS llamada Bright Memory Mobile bastante resultona y que si te quedas con ganas de más vale la pena echarle un vistazo.

«Los enemigos nos atacaran de manera veloz, por lo que hay que estar muy atentos y hacer un buen uso del Dash»

Pero para ser realistas a Bright Memory: Infinite no hemos venido por la historia sino, más bien por la jugabilidad que propone. Un juego en primera persona que combina elementos hack slash con combates trepidantes cuerpo a cuerpo y tiroteos sin descanso con diferentes armas e incluso con mejoras de habilidades y poderes que podremos desarrollar para ser auténticas máquinas de matar.

Sobre el papel, todo esto puede resultar espectacular, y la verdad, es que lo es. Cuando nos ponemos a los mandos (teclado y ratón, mucho mejor) sentimos que todo funciona de maravilla. Los tiroteos se sienten realmente cómodos a la hora de apuntar y disparar a los enemigos, los cambios de armas y de munición resultan muy fluidos y rápidos y la agilidad de la protagonista ayuda a que todo el conjunto funcione de una manera brillante. Al igual ocurre con el sistema de combate cuerpo a cuerpo, katana en mano, volvemos a sentir que todo está realmente bien hecho y cuando vuelves a pensar que todo el trabajo que hay detrás está realizado solo por una persona no te queda más que elogiar el trabajo de lo que estás viendo en pantalla.

«Cuando una sola persona es capaz de crear todo esto, simplemente queda aplaudir»

Un espectáculo de pirotecnia, sangre y disparos

El surtido de armas que dispondremos será de cuatro armas básicas, ametralladora, escopeta, pistola y rifle de francotirador. A todas ellas, le podremos mejorar un sistema de segundo disparo como pueden ser granadas que se adhieren o bombas incendiarias, entre otras, que podremos alternar con su disparo normal cuando nosotros queramos en medio de una refriega de enemigos o simplemente porque nos quedemos sin munición. Las diferentes armas tendremos que alternarlas ya que, según el tipo de enemigo al que nos enfrentemos, estas serán más devastadoras que otras. Por ejemplo, los enemigos con escudo serán más vulnerables a la escopeta y a los disparos cercanos, sin embargo, para acabar con enemigos ubicados a lo lejos en los tejados tendremos que hacer uso del rifle de francotirador.

Si optamos por el combate cuerpo a cuerpo cuando los enemigos estén encima de nosotros siempre contaremos con nuestra compañera la “katana” de la cual la protagonista hace uso con multitud de golpes espectaculares, todo ello, con un estilo despiadado y sangriento no apto para todos los públicos. Podremos también con ella, desviar disparos y devolvérselos a los enemigos, levantar a los enemigos desde el suelo dejándoles en el aire para atacarles o realizar parrys medidos para poder contraatacar infringiéndoles mucho más daño. Con las mejoras que adquirimos, a través, de unos orbes que iremos recogiendo vamos a ir mejorando también las técnicas especiales de la llamada cuchilla de luz (katana de toda la vida), para poder, por ejemplo, lanzar espadas que dañaran a enemigos que estén en la distancia o realizar un salto con la katana y golpear el suelo dañando a los enemigos cercanos. Entre las mejoras de las habilidades, también nos encontramos con mejoras en el Arma como esos disparos alternativos que hemos comentado y del Brazo de Unidad Exo que nos permite incluso lanzar misiles a los con la mejora correspondiente o lanzar un gran golpe veloz a los enemigos entre otros.

«Hay una buena cantidad de mejoras que lamentablemente no nos dará tiempo a desarrollar en combate»

Bright Memory: Infinite es un juego donde lo que más haremos será disparar y esquivar. Para ello, disponemos de una barra que estamina junto con la de vida que irá disminuyendo conforme realicemos ataques, parrys y poderes, de modo que deberemos tenerlo en cuenta para no quedarnos sin energía en el peor momento en pleno combate.

Por si todo esto fuera poco, nuestra protagonista también puede hacer uso de una especie de gancho para subir a zonas elevadas, pero también para atraer a los enemigos dejándolos paralizados y poder atacarles. Como podéis imaginar la cantidad de elementos que se pueden mezclar para implementar en los combates son numerosos y podremos combinar ciertos ataques llegando a realizar auténticas virguerías – carnicerías en pocos segundos.

Bright Memory: Infinite no solo se conforma con seguir una estala bastante lineal en su historia, sino que además cuenta con varios elementos que dan algo de variedad como alguna fase breve de conducción y alguna de sigilo que quedan lejos de ser algo memorable como su acción trepidante, por lo que tampoco creo que se hubiera echado de menos no haberlas incluido, ya que, ni la conducción está bien conseguida en el manejo del vehículo ni los enemigos ayudan a ponerte un reto con el sigilo. El juego cuenta, también, con varias escenas a modo QTE para que pulsemos un botón en unos breves momentos. Como podéis ver, hay una gran variedad en lo jugable para ser un juego que no nos llevará más de dos o tres horas superarlo incluso en su nivel más alto de dificultad.

«Las fases de acción y sigilo no aportan nada mucho más que algo de variedad»

Si bien podremos rejugarlo en un nuevo nivel de dificultad con todas las mejoras que hemos conseguido no supone un incentivo tan siquiera el conseguir todas esas mejoras que aún nos quedan por descubrir. Y ahí, radica el mayor error de este juego, el abarcar a todo y que nada se termine de explotar lo suficiente como para ser memorable. Es una lástima que cuando llevas unas horas con una buena cantidad de mejoras en las habilidades del personaje y donde empiezas a disfrutar porque eres una auténtica máquina de destrozar enemigos la partida llega a su final. Aquí, es donde tal vez, la falta de un equipo de desarrollo mayor se echa en falta para poder desarrollar una aventura algo más larga o el haber centrado los esfuerzos en menos habilidades que se consiguen de manera muy rápida y desarrollar las pocas que conseguimos, además, de no incluir esas fases de sigilo y conducción que no aportan demasiado en lo jugable.

Un aspecto visual increíble

Mientras jugaba a este Bright Memory: Infinite ha habido momentos en los que me ha recordado al juego Shadow Warrior 2, pues muchas de las mecánicas jugables son bastante parecidas, además, de ese frenetismo a la hora de combatir con la katana y con las armas de fuego.

«El aspecto gráfico de la obra llega a compararse, en ocasiones, con grandes tripes A»

Gráficamente Bright Memory: Infinite hace gala de una buena optimización con alguna caída puntual cuando hay un gran número de enemigos en pantalla, explosiones y disparos. Además, se puede hacer uso del DLSS de Nvidia y de trazado de rayos dejando estampas realmente espectaculares en pantalla. Los escenarios, aunque son bastante lineales y no hay gran variedad de ellos lucen a muy buen nivel llegando en ocasiones a mirar de cara a juegos triple A, con pequeños matices, eso sí. El modelado de las caras de los personajes es mejorable y las escenas cinematográficas de la historia también deslucen algo peor que el resto del conjunto de lo que vemos en pantalla.

En cuanto a los enemigos, nos encontramos con poca variedad de modelados y también de patrones de ataque. El juego utiliza demasiado el manido recurso de los “dos mundos” en el que hace aparecer olas de enemigos en pantalla en pocos segundos y que solo sirven para darnos momentos de acción máxima. También, nos encontraremos con algunos enemigos finales que nos pondrán las cosas algo más difíciles con patrones de ataque que cambian en sus varias fases que tendrán para poder derrotarles de manera definitiva.

En el apartado sonoro Bright Memory: Infinite cumple sin demasiados alardes, no destacando en ningún punto en concreto, pero cumpliendo con todo lo que pasa en pantalla: explosiones, disparos y sonidos de la katana golpeando enemigos y bloqueando golpes de los adversarios. Las voces de los personajes se pueden escuchar en varios idiomas, recomendable el chino para meterse en situación, y con textos que, aunque no son muy numerosos ayudan a entender algo más de su historia. El principal problema de estos textos es que, a veces, surgen llamadas donde nuestra protagonista mantiene una conversación en mitad de una trifulca en la que no podemos leer los textos en pantalla por la tensión del combate.

«Los enemigos finales constan de varias fases y cambiaran su forma de atacar»

En definitiva, Bright Memory: Infinite es una obra que es digna de admiración por el trabajo que ha realizado en ella su creador en todos sus apartados, tanto en lo gráfico como en lo jugable. Una obra que solo está algo lastrada por querer abarcar más de lo que una sola persona ha podido llevar a cabo para sacarlo a la luz. Tal vez, algo más de tiempo y, sobre todo, de recursos y ayuda, hubieran llevado al juego a una experiencia todavía mejor, pero que aún así vale la pena disfrutar.

Hemos realizado este análisis en PC con un código de descarga proporcionado por Stride PR.

Puntos Positivos:

+ Gráficamente es una obra increíble

+ Variedad de acción entre disparos y la katana que están muy bien llevadas

+ Habilidades variadas

 

Puntos Negativos:

– Intenta abarcar tanto que deja por el camino el desarrollo de las habilidades

– Enemigos algo repetitivos

– Las fases de conducción y sigilo no aportan nada

 

                                                                 Valoración: 8

José Manuel Montero Bornez
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. Amante de los juegos de terror y de los Survival Horror. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment