BLOODSTAINED: CURSE OF THE MOON - Playtowin
1499
post-template-default,single,single-post,postid-1499,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

BLOODSTAINED: CURSE OF THE MOON

Una aventura clásica con cierto tufillo a Castlevania es justo lo que los amantes de la nostalgia estaban esperando. Te contamos que nos ha parecido Bloodstained: Curse of the Moon.

Bloodstained: Curse of the Moon, es un videojuego al más puro estilo clásico de 8 bits creado por el legendario Igarashi, un título que comenzó su andadura en Kickstarter y que podemos disfrutar por haber salido adelante gracias al apoyo recibido. Un videojuego que nada más comenzarlo se respira su esencia Draculiana, pues es sin duda, un videojuego inspirado en los clásicos de Nes y de Castlevania, sin lugar a dudas.

El Castlevania de 2018

Lo principal de su propuesta se basa en ir avanzando por escenarios en 2D para desbloquear a los cuatro personajes que componen la aventura. Cada personaje tiene unas características y unos poderes diferentes, lo que nos permitirá movernos por diferentes caminos según los vayamos desbloqueando, lo que genera una gran rejugabilidad, ya que en una nueva partida podremos pasar por caminos que antes no podíamos por no tener al personaje necesario.

“La esencia Castlevania se respira desde el primer minuto de juego”

Como personajes tendremos a: Zangetsu, un cazademonios armado con una espada, Miriam, una mujer armada con un látigo, y la cual recuerda muchísimo al mismísimo Belmont de los Castlevania, Alfred, un mago capaz de dar habilidades a sus compañeros y que resulta muy eficaz para elaborar estrategias contra los enemigos difíciles, y, por último, tenemos a Gebel, una especie de vampiro que se convierte en murciélago para atravesar largas zonas de vacío, y que es muy útil cuando en ocasiones debemos subir por zonas verticales con rapidez.

Cada personaje ofrece unas características, por lo que será muy recomendable familiarizarnos con sus ataques y poderes para afrontar con éxito a los diferentes enemigos. Podremos intercambiar de personaje durante la partida con tan solo pulsar el botón L o R según la plataforma. A lo largo de las diferentes zonas nos encontraremos luces o lámparas que podremos romper para obtener objetos y armas secundarias diferentes para cada personaje, también pociones de vida o estamina para utilizar los poderes o armas secundarias. Estos objetos los podremos encontrar también cuando derrotemos a enemigos o en paredes rompibles, por lo que deberemos estar muy atentos a los escenarios.

“El mago es un protagonista más necesario de lo que en un principio se puede pensar”

Enemigos épicos finales

No faltarán los típicos enemigos finales de cada zona que nos pondrán las cosas algo más difíciles, y con los que tendremos que actuar con astucia con los diferentes personajes para derrotarles. Tendremos que aprendernos sus patrones de ataque, pero por lo general y quitando algún que otro ataque poderoso podremos hacernos con ellos sin demasiados problemas.

El juego cuenta con dos dificultades que deberemos elegir en un inicio, casual y normal. Una vez superado el nivel normal se nos abrirá un nuevo nivel llamado Nightmare, el cual tendréis que completar si queréis descubrir toda la historia. Además, el videojuego cuenta con nuevos detalles por si nos resulta demasiado fácil, tales como, el poder pasarnos el juego íntegramente con un personaje de los cuatro disponibles, lo que supone un desafío que alarga la experiencia de juego a los más puristas.

“Los enemigos están muy bien diseñados”

Hay que tener en cuenta que el videojuego cuenta con una serie de vidas infinitas en su nivel más bajo, y con un número limitado en su nivel normal, pero que podremos ir aumentando conforme vayamos superando con éxito las diferentes áreas. Además, para perder una vida deberemos perder a los cuatro componentes del equipo, por lo que tendremos cuatro oportunidades para superar el área antes de perder una vida completa. El juego cuenta con una opción llamada Curse of the Moon donde podremos elegir un nivel que hayamos ya superado con éxito y jugarlo nuevamente.

 

La música corre a cargo de Michiru Yamane, muy a tono con la propuesta jugable, con esas melodías góticas que tanto caracteriza a la artista y que se disfrutan en todo momento. El juego viene en completo inglés o en japonés a elegir, pero no existen prácticamente diálogos, por lo que el idioma no tiene que ser un hándicap a la hora de hacerse con el título.

Visualmente, como hemos comentado antes, es un juego en 2D con una paleta de colores muy vistosa al estilo 8 bits y que funciona de maravilla en los diferentes escenarios y localizaciones.

Bloodstaines: Curse of the Moon es un videojuego muy recomendable que hará de las delicias de los aficionados a este tipo de aventuras clásicas. Un Castlevania clásico en toda regla muy disfrutable y que está por un precio muy económico de 9,95 € en las diferentes tiendas online. Como punto flojo vamos a decir que es algo corto en duración, pero es muy rejugable y por ese precio, es un título que vale muchísimo la pena probarlo.

Versión analizada: Nintendo Switch

 

+ Pura esencia Castlevania

+ los jefes finales son divertidos y están bien definidos

+ banda sonora muy acorde con el videojuego y de gran calidad clásica

+ los cuatro personajes dan mucho ritmo a la aventura y no aburre en absoluto

+ diferentes elecciones y muy rejugable con los diferentes personajes

– se queda algo escaso en duración

– alguna novedad más le hubiera venido bien

 

                                               VALORACIÓN: 8

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment