Assassin’s Creed Origins - Playtowin
1536
post-template-default,single,single-post,postid-1536,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default

Assassin’s Creed Origins

Hemos tenido que esperar un año sin la ración anual del videojuego estrella de Ubisoft, Assassin’s Creed, que esta ocasión nos traslada a Egipto con la novedad de la inclusión de elementos RPG, ¿está a la altura de la saga? Te contamos lo que nos ha parecido en el análisis.

En 2016 nos vimos sorprendidos con la decisión de Ubisoft y su ausencia del ya videojuego anual Assassin’s Creed, pues al parecer Ubisoft habría escuchado las críticas de los usuarios de la saga, sacar un juego de forma anual llevaba a la escasez de novedades y a la saturación de títulos que ya dejaban de llamar la atención del usuario habitual.

Los encargados en esta ocasión del nuevo juego han sido los que ya se encargaron del anterior Assassin’s Creed: Black Flag, y que incorporaron mecánicas como las fabulosas batallas navales, que aún se siguen manteniendo en las últimas entregas de la franquicia. El estudio ha tenido por delante cuatro años de desarrollo para este Assassin’s Creed Origins y eso se nota, la incorporación de elementos RPG al juego, un nuevo mapa ambientado en Egipto y la variedad de misiones junto con un sistema de combate diferente a lo visto en las entregas anteriores son las principales novedades que presenta.

“Los paseos por el desierto y los efectos de la arena con esas tormentas de arena son fascinantes”

 

Egipto, un lugar de faraones

En esta ocasión Assassin’s Creed Origins nos traslada a Egipto, tierra de faraones, donde sin tener un argumento que relativamente enganche, debido a sus altibajos en las misiones principales de las que hablaremos más adelante, conoceremos personajes conocidos de la historia como Cleopatra, Pompeyo, Julio César, Ptolomeo XIII, entre otros.

Básicamente, la historia podría haber dado mucho más de sí, pues argumentos históricos y personajes de la época dan para más de lo que se ha podido ver en este Assassin’s Creed Origins, un argumento que se queda a las primeras de cambio en una serie de conspiraciones y traiciones entre los personajes en busca de hacerse con el poder y reinar en todo Egipto. Para ello, contaremos con Bayek, un medjay o protector que junto con su amada Aya iremos hilando una trama que empieza con bastante fuerza, pero que se diluye con mucha facilidad y en poco tiempo, lo que da lugar a que no se siga con especial interés hasta el final de la aventura, la cual ronda entre las 40 horas de juego, dependiendo de las misiones secundarias que vayamos haciendo. Misiones secundarias, de las cuales ya dijo Ubisoft, que tendríamos más de 150 misiones, y razón no le falta. Y todo esto sin incluir, además, las misiones diarias en las que Ubi sigue trabajando, y que deberemos superar antes de que se agote el tiempo para conseguir la recompensa. Es abrumador la cantidad de cosas por hacer en este Assassin’s Creed Origins, yo mismo al iniciar el videojuego he sentido la sensación de estar algo perdido y no saber muy bien que misiones priorizar, pues la cantidad de cosas que se abren en el gigantesco mapeado no es para menos.

En esta ocasión Ubisoft ha optado por un sistema de niveles que va incrementando con la experiencia en el juego. Todo, absolutamente todo, lo que descubrimos nos proporciona experiencia para subir de nivel, explorar un nuevo lugar, saquear una zona, matar a un lugarteniente, realizar misiones, por supuesto…, experiencia que se intercambia por puntos de habilidad que tendremos en el típico “árbol de habilidades”.

Es esto precisamente lo que corta el ritmo de la aventura y su historia, pues hay zonas donde no podremos acceder o, mejor dicho, no deberemos acceder porque el nivel de los enemigos es muy superior al nuestro, y esto, nos llevará a una muerte segura. Por tanto, iremos explorando nuevos lugares y nuevas misiones secundarias para incrementar el nivel del personaje para poder acceder a esa misión de la historia principal que nos reclama un nivel superior, así como, para hacernos con unas mejores armas y armaduras para las batallas, y creedme que las necesitaremos.

En favor, de este tipo de esquema de misiones he de decir, que hay misiones secundarias para todos los gustos, y aunque, hay momentos que las misiones pueden pecar de repetitivas, sobre todo las de investigación, (es imposible con tantas misiones que no resulten, al menos parecidas, algunas de ellas) nos hemos encontrado con otras que van más allá de las propias misiones principales y que valen mucho la pena de explorar. Por ejemplo, nos encontraremos las típicas misiones de recadero, llevar tal objeto a tal sitio, robar cierta cosa y acercarla al punto indicado del mapa, eliminar a cierto enemigo y otras con su historia y trasfondo argumental bastante interesante, algunas de las cuales, por encima, de las del modo historia principal.

 

Un mejorado sistema de combate

Como en anteriores Assassin’s Creed no faltarán las tiendas donde mejorar las armas o adquirir nuevas, ya sean arcos, hachas, espadas y escudos, entre otras, con el dinero que vayamos encontrando por el camino, ya sea saqueando las zonas nuevas exploradas o de los enemigos caídos en combate. Además, podremos crear con ciertos elementos que debemos conseguir mejoras para la Hoja Oculta, el Carcaj, Guantelete…. Así como, nuevos ropajes para Bayek o nuevas monturas para desplazarnos por las zonas del gigantesco mapeado, aunque siempre podemos optar por el viaje rápido si hemos accedido a la atalaya correspondiente para desbloquear esa parte del mapa.

“Un sistema de combate mejorado y que hace de los combates momentos muy dinámicos, entretenidos y espectaculares”

El sistema de combate es sin duda la mejor de las novedades, una apuesta arriesgada pero que le viene como anillo al dedo a este Assassin’s Creed Origins. Ahora los combates son mucho más dinámicos y tendremos que evadirnos de los ataques enemigos, más parecido a un “souls” para que me entendáis, que a un Assassin tradicional, por lo que ahora contaremos con un botón para evadir, otro para el escudo y protegernos de los ataques, otro para el ataque fuerte y otro para el ataque más débil, además contaremos con un ataque especial, cuando la estamina se rellene al máximo, y que, según el arma que tengamos en ese momento desplegará un tipo de ataque u otro, ya que no será el mismo ataque si tenemos entre manos un mazo que una espada. Unos combates que nos parecen mucho más ágiles y divertidos que en anteriores juegos de la franquicia, pues ahora el nivel de dificultad se lo pone el jugador. Si queréis un reto mayor id a por enemigos que tengan un nivel superior al nuestro, si queréis algo más sencillo, pues tendremos que realizar misiones secundarias y encargos hasta alcanzar un nivel igualado al de los enemigos. A parte de esto, tendremos al iniciar la partida para elegir un nivel de dificultad de los tres disponibles, siendo el normal el más recomendado. Además, en las opciones contaremos con la opción de activar automáticamente que los enemigos se igualen a nuestro nivel para que los combates sean igualados.

Ahora también contaremos con la estimable ayuda de nuestra compañera Senu, un águila que nos servirá no solo como aliada en combate, sino, para ver los escenarios en los que nos encontremos desde “vista de águila”, y poder así, localizar los botines o a todos los enemigos junto con su rango para afrontar las situaciones y establecer nuestras estrategias para superarlas.

Evolución gráfica

El aspecto gráfico de este nuevo Assassin’s Creed es espectacular. Es aplaudible el trabajo realizado con la expresión facial de los personajes, muy mejorado con respecto a juegos anteriores, aunque se ha podido mejorar la sincronización labial de los mismos. Es una auténtica pasada investigar y observar las pirámides repartidas por el mapeado, mirar las cosechas de los habitantes de la zona y como realizan sus labores diarias o darse una vuelta por el desierto a lomos de tu caballo, así como, navegar con una barca o a nado por las diversas aguas del mapeado.

El ciclo día/noche luce maravillosamente y habrá misiones que nos obligaran a esperar el momento adecuada para poder afrontarlas. Para esto hay una habilidad imprescindible que hará meditar a Bayek y pasar así rápidamente de ciclo y no tener que esperar varios minutos hasta la puesta o salida del sol para cumplir la misión correspondiente.

“Como ya ocurría en otros juegos de la saga, deberemos sincronizar en ciertos lugares elevados para ir desbloqueando las diferentes zonas del mapa”

Se nota que Ubisoft le ha dedicado mucho a tiempo a pulir detalles gráficos y se observa muchos menos fallos en el programa que en capítulos anteriores. Además, aspectos como los personajes y las caras de estos están mucho más pulidas. Otros detalles como el quemar las telarañas con fuego y ver como se expande rápidamente y como la arena del desierto provoca que no podamos ver con nitidez al personaje y lo que le rodea en pantalla son verdaderamente sublimes y dignos de elogio.

Sin embargo, no todo es bueno, misiones que no pueden completarse porque no sincroniza correctamente o tarda unos segundos en sincronizar, sigue habiendo bugs considerables y pequeños fallos del programa, como NPCs que se quedan atascados, además de ser muy parecidos entre sí, personajes que se atraviesan y otros detalles que también nos encontrábamos en Assassin’s Creed anteriores, aunque no tan abundantes. Pero cabe decir, que un videojuego con tales expectativas y de dimensiones tan enormes como este, se le puede perdonar este tipo de fallos.

“Sigue existiendo ciertos problemas con los NPCs pero mucho menos acusado que en juegos anteriores”

 

En cuanto al sonido, Assassin’s Creed Origins cuenta con un buen trabajo de doblaje en general a nuestro idioma, sobre todo el de Bayek de Siwa, dejando de lado algunas de las excepciones como el doblaje de Cleopatra, que choca bastante con el resto de los personajes. Un buen puñado de partituras lucen bastante bien con el ambiente egipcio de la época y en los momentos de combate. Lo que sí se ha echado de menos, son más variedad de voces en los personajes o NPCs que nos encontramos por las diferentes áreas, donde rara vez se me ha pasado escuchar por ejemplo aquel “joven, ¿eh?, y donde se repiten hasta la saciedad las mismas frases, pero en diferentes idiomas.

Otro aspecto que destacar es el añadido que Ubisoft ha puesto en actualizaciones como el “Modo Descubrimiento”, una auténtica delicia para aquellos que les interese la historia y que cuenta con horas de descubrimientos y detalles muy curiosos que valen la pena visitar para conocer la historia egipcia. Este modo nos permite movernos libremente por el mundo egipcio con visitas guiadas a cargo de historiadores y egiptólogos. En este modo de exploración no habrá combates que librar ni limitaciones de tiempo por lo que podremos recorrer los escenarios sin presión y a nuestro ritmo. Además, se nos contará la historia de personajes históricos como Julio César, Cleopatra VII o Ptolomeo XIII entre otros.

“Vuelven las batallas navales, se echan de menos algunas más, pero son muy divertidas”

En definitiva, Assassin’s Creed Origins es un videojuego imprescindible para todo fan de los Assassin y para aquellos que busquen una aventura de acción consolidada y de muy buen nivel. Seguramente estamos del mejor Assassin’s Creed de la saga, y eso, son palabras mayores. Assassin’s Creed Origins ha sabido renovarse tras un año de descanso sin juego de la franquicia y nos deja novedades de peso, como un sistema de combate muy ameno y mejorado, una cantidad casi ilimitada de misiones de todo tipo y un sistema de mejoras más propio de un RPG que de un Assassin’s Creed. Se nota que Ubisoft ha cogido lo aprendido y lo mejor de sus principales juegos de sus franquicias y lo ha aplicado de manera sublime en este videojuego. Aunque se echa de menos una historia memorable que ha podido dar mucho más de sí, por acontecimientos, por personajes y por historia de Egipto, y más misiones secundarias con historias personales de trasfondo y no tan repetitivas.

Versión analizada en Xbox One X

+ Egipto un lugar memorable para un juego sublime

+ muchísimas misiones que hacer y lugares que descubrir con un mapa enorme

+ el sistema RPG y de mejoras encaja muy bien

+ el sistema de combate la mejor novedad del título

+ es un título con muchas horas de contenido

+ el Modo Descubrimiento es simplemente maravilloso

– la historia principal se pierde el interés con facilidad

– bastantes de las misiones secundarias son bastante parecidas

– algún que otro bug típico de la saga

 

                                 VALORACIÓN: 9        

 

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment