Análisis Trail Out. Destruccion y carreras explosivas, un cóctel muy apetecible - Playtowin
6856
post-template-default,single,single-post,postid-6856,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Análisis Trail Out. Destruccion y carreras explosivas, un cóctel muy apetecible

Análisis Trail Out. Destruccion y carreras explosivas, un cóctel muy apetecible

¿Os gusta los juegos de destrucción y conducción? Pues en Trail Out vas a vivir en primera persona lo que son las carreras de destrucción al límite.

Lejos queda ya aquellos maravillosos años que pasamos con aquel Destruction Derby en  Playstation, y que, a día de hoy todavía sigue resonando en nuestras cabezas, y como un amasijo de hierros colocados sobre cuatro ruedas podían dar tanta diversión.

En estos últimos años nos han llegado propuestas similares, todas ellas con un toque arcade inspirado en aquel juego de Playstation, pero a los que les ha faltado “un algo” para poder medirse aquel clásico. Ejemplos como FlatOut o Wreckfest son juegos divertidos que nos llevan por carreras de destrucción a los tiempos actuales, pero siguen sin ser auténticos referentes de este “género” por sí mismo en la conducción. ¿Consigue la propuesta de Good Boys aportar algo diferente? Te lo contamos en nuestro análisis.

Una historia demasiado olvidable

Trail Out nos pone en la piel de Mihalych, un piloto doblador de películas de carreras, que tras perder su coche en un accidente (y salvado por un perro), se ve en la necesidad de participar en el gran festival de la destrucción. Durante el juego veremos unas cuantas cinemáticas que nos irán narrando algunas de las decisiones que irá tomando nuestro protagonista y de la interacción con otros personajes que nos vamos encontrando, ya sean aliados o rivales. Una historia que pasará con más pena que gloria y que es totalmente prescindible para el objetivo que nos depara, que será ganar carreras cueste lo que cueste.

 

A partir de aquí nos encontramos con un juego de carreras donde deberemos de cumplir algún objetivo para ganar la carrera en cuestión. Aquí nos encontramos con varios tipos de carreras como de Velocidad  o Sprint en las que deberemos quedar entre los tres primeros o ser los más rápidos en el crono, Eliminator eliminando al último de los vehículos tras un tiempo o Dectruction donde deberemos ser el que más puntúe en un campo de batalla todos contra todos, quien más destroce a los rivales más puntos se lleva y será el ganador.

Es un juego que ofrece algo de variedad, por lo menos, en sus inicios, ya que también encontramos pequeñas pruebas algo subrealistas, como el hecho de jugar a los Bolos o a los Dardos con nuestro conductor. Sí, como lees. Recorreremos unos metros hasta cierto punto y chocaremos bruscamente contra un muro para salir disparados por el cristal delantero intentando alcanzar la máxima puntuación posible derribando bolos o dando en la diana tras tres rondas consecutivas.

Todo ello, con el objetivo final de derrotar a los ocho rivales. Para enfrentarnos a ellos deberemos de reunir una serie de FANS obligatorios para poder desafiarle y derrotarle en dos carreras, una de Sprint con la clase de vehículo que determine el juego donde debemos darle caza y llegar a la meta antes que el rival, y otra, donde deberemos destruir su vehículo completamente antes de que el rival haga lo propio con el nuestro. Estos Fans será el modo de progresar en el juego y se irán incrementando en cada carrera que ganemos y conforme vayamos destrozando a vehículos y elementos del escenario en la misma.

«Podremos pintar los vehículos que nos podrán proporcionar más Fans o créditos adicionales»

En busca del coche indestrucible

Gracias a nuestro Taller, que podremos mejorar en dos ocasiones con dinero para ganar espacio y guardar más vehículos, vamos a construir y mejorar algunos de los vehículos que tendremos disponibles, y que, se irán clasificando en diferentes clases C, B, A.

Los vehículos que adquirimos los construimos en nuestro desguace, donde debemos adquirir todos los componentes “necesarios” para crear un vehículo para competir. De cada elemento, como el motor, suspensión, carrocería, etc., podremos hacer hasta tres mejoras para mejorar el vehículo al máximo. Estas mejoras no son muy amplias, pero suficiente para dar algo de variedad. Muchas de ellas solo se podrán realizar una vez tengamos los suficientes Fans que requieran.

El principal problema viene aquí. Conseguir más Fans llegado a la mitad del juego se torna algo difícil y casi absurdo. Por lo que tendremos que repetir muchas pruebas para conseguir mejores resultados y con ello más Fans que nos puedan proporcionar participar en nuevas pruebas. Lo que compromete seriamente la variedad por repetir las mismas pruebas en busca de ser el primero en todas. Trail Out un total de 45 trazados en diferentes condiciones de clima. También tenemos disponibles 40 coches inspirados en coches reales de distintas épocas, algunos de ellos muy reconocibles. También manejaremos camiones o furgonetas antiguas, entre otros, aunque no esperéis grandes detallados en los vehículos.

«Tendremos diferentes tipos de carreras incluidas las nocturnas»

 

Otra novedad que no se le ha sacado mucho partido es nuestra FEST APP. Con esta App tendremos la posibilidad de poder seleccionar Desafíos que queramos superar para poder tener más Fans, más dinero o nuevos coches adicionales una vez los tengamos realizados. También, podremos recoger donativos que nos van haciendo nuestros fans para poder echarnos una mano con las mejoras del vehículo o comprarnos un nuevo traje que solamente sirve para cambiar la estética parcialmente de nuestro protagonista.

Trail Out, a pesar de todo, es un juego divertido. En ocasiones muy divertido, y que, funciona bien en muchas ocasiones, pero que reporta numerosos fallos que hacen que baje el nivel general del título.

En todos los inicios de carrera podemos ver como todos los vehículos se golpean sin razón (bueno la de conseguir más Fans) aunque sea una carrera de velocidad y quedando siempre en mitad de la pista varios vehículos parados sin posibilidad de rebasarlos sin golpearlos, y teniendo en cuenta que salimos el último en todas las carreras nos tocará rezar para que podamos pasar sin ser golpeados y no perder un tiempo muy valioso que en nivel normal se hace prácticamente imposible de remontar.

El tema de las físicas es otro alfiler con el que nos encontramos en Trial Out. Unas físicas que funcionan francamente mal. Aquí, nos encontramos con vehículos que se quedan pegados unos a otros y que nos frenan completamente el vehículo, aunque evitemos el golpearlos y vehículos que se atraviesan sin notar el impacto. A esto se suma que la IA rival es muy justita y solo busca hacer daño a nuestro coche, pues nos vemos en carreras más preocupados por llegar con el vehículo entero y esquivando a los coches que intentando ganar por ser los más rápidos, algo que se le puede perdonar por ser un juego de carreras de destrucción, pero hay un gran margen de mejora.

«Los elementos climatológicas también tienen cabida en Trail Out, aunque no afecte realmente a las carreras»

Un acabado gráfico de una Generación Pasada

Gráficamente nos encontramos con un juego bastante discreto que parece sacado de una generación anterior. Sobre todo, se hace ver en las cinemáticas, que por suerte no son muchas. El Unreal Engine 4 funciona bien en las carreras con algún ligero tirón cuando hay muchos coches, golpes y explosiones en pantalla, que son situaciones que nos encontraremos a menudo.

Los paisajes que nos encontramos en Trail Out son variados. Correremos por desiertos, carreteras nevadas, granjas y campo a través, circuitos urbanos y circuitos especiales tipo Nascar que junto con el diseño de los coches en pantalla y su destrucción es de lo que más puede presumir el título.

Las carreras vienen acompañadas de una música cañera que animan el cotarro con canciones licenciadas de rock y un doblaje en inglés con textos en español que ayudan a seguir su poco motivadora historia.

Trial Out cuenta también con un modo de hasta cuatro jugadores a pantalla partida para poder destrozar a tus amigos desde el mismo PC o desde cualquier otro en partidas en línea, además de ver y superar las puntuaciones de los demás en busca de ser el mejor de todos en marcar los mejores tiempos mundiales.

«Podremos manejar camiones, furgonetas y hasta el típico Volkswagen Escarabajo en carreras muy locas»

Trial Out es un juego muy justo tanto en contenido como en calidad, y queda algo por debajo de otras propuestas similares. Eso sí, es un juego que divierte cuando se lo propone y consigue transmitir lo que promete, carreras de destrucción llenas de adrenalina y locuras al volante de unos coches que son capaces de quedarse prácticamente con el volante y dos ruedas para cruzar la línea de meta. Una pena, que tanto el apartado gráfico como el de las físicas y su IA no estén a un mejor nivel, pero llega a un precio muy competitivo.

 

Puntos Positivos:

+ Es divertido y tiene variedad de carreras

+ La música es el mejor aliado para destrozar todo lo que tengas a tu paso

 

Puntos Negativos:

– Su aspecto gráfico es muy justito

– A la larga se hace repetitivo para conseguir más fans

 

                                                 Valoración: 5.5

Manolo Sanchez
manolosanchezcabezas@gmail.com

Amante del séptimo arte y de los videojuegos a partes iguales. Busqué y busqué, pero la princesa nunca estaba en ese castillo.

No Comments

Post A Comment