Análisis MADISON. Una cámara, puzzles y una ambientación aterradora - Playtowin
6640
post-template-default,single,single-post,postid-6640,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Análisis MADISON. Una cámara intantánea, puzzles y una ambientación aterradora

Análisis MADISON. Una cámara, puzzles y una ambientación aterradora

MADISON, el esperado videojuego de terror psicológico del estudio argentino Bloodious Games ya está entre nosotros. ¿Está a la altura de las expectativas? Te lo contamos en nuestro análisis.

Llevaba un tiempo esperando con ganas el lanzamiento de MADISON. Todo lo que había visto me gustaba y creo que son de esas experiencias de terror que están hechas para mí. Puzles, exploración, y sobre todo, algún que otro sobresalto de esos que te erizan la piel son características por las que siento especial pasión en esto de los videojuegos. Llamadme raro.

Los juegos indies son los que están llevando en volandas en estos últimos años al terror en la industria de los videojuegos, pues son los que más están arriesgando en recursos e imaginación para crear nuevas formas de hacérnoslo pasar mal o “bien” según se mire.

Desde que se canceló el título P.T., muchos han intentado replicar la esencia de aquello demo que resultó ser un verdadero fenómeno. Unos llegaron a terminar también cancelados como aquel Allison Road, una verdadera pena, y otros han corrido mejor suerte y han sido una grata sorpresa para muchos como el genial Visage, que creo desde mi humilde opinión, es el reflejo donde mirarse en futuros proyectos del estilo y una forma de hacer terror psicológico de una manera brillante.

 

MADISON sigue este camino dejado por estas obras y a decir verdad, lo hace con unas características propias y un sello de identidad propia muy bien elaborado, y que cogiendo pequeñas pinceladas de lo visto en estos juegos mencionados consigue ofrecer un titulo muy atractivo y que vale la pena dedicarle sus 5 – 6 horas de juego que es capaz de mantenerte enganchado a su historia.

Una cámara instantánea y una historia de rituales y demonios

La historia de MADISON nos pone en la piel de Luca, un joven que sin saber muy bien cómo, despierta en una habitación encerrado mientras su padre aporrea la puerta intentando abrirla y maldiciendo a su hijo mientras se va incorporando como puede para salir de la habitación. Una vez nos adentramos en la casa iremos descubriendo con ciertas “notas” y con varias “cintas de cassete” las respuestas necesarias para descubrir el porqué de su situación y los objetivos que se persiguen. No revelaré nada más sobre su historia porque cualquier cosa más será carne de spoiler y lo mejor es que lo vayas descubriendo por ti mismo, ya que la historia y todo lo que rodea a la misma es lo que nos lleva a disfrutar de este MADISON.

«La historia nos irá revelando pequeños secretos que esconde la vida de Lucas, bueno, y otros no tan pequeños»

Nada más empezar la aventura tendremos acceso a una cámara instantánea especial que será nuestra arma y principal objeto durante toda la aventura. Con ella iremos sacando fotografías y revelarlas al intante donde podremos descubrir ciertos “secretos” que se ocultan en objetos de la casa que solo se podrán ver a través de las fotos que realicemos con la cámara y que nos servirá para ir avanzando en la trama.

Como cabe de esperar en este tipo de juegos de terror los puzles serán la base fundamental que complementa a la trama de la aventura. Tendremos que ir haciéndonos con ciertos objetos para ponerlos en tal o cual sitio y poder abrir esa puerta que antes estaba cerrada. Aquí, es donde me he sentido más cómodo. No por el hecho de que resulten fáciles, no, todo lo contrario, sino, porque MADISON tiene puzles bastante variados y muy acertados que harán que todos los detalles de cada escenario sean analizados y visualizados con tu cámara para ver que me he podido pasar por alto para poder resolver alguna situación y esto se hace tan entretenido cuando están bien resueltos que las horas se te pasan volando. Todo al final tiene su lógica y sabrás que has dado con la tecla exacta cuando tu cámara chasquea y se produce un movimiento repentino de lado a lado de la cámara del jugador.

«Los habitaciones de la casa cuentan con un gran realismo y lleno de fenómenos paranormales»

MADISON coge esos elementos de los puzles de antaño donde coger una llave no tiene que ver precisamente con la puerta de delante, sino que tendremos que volver a aquella puerta que nos dejamos por abrir en determinado momento. Son momentos de backtraking que nos encontraremos de manera constante. Además, en MADISON nos encontramos con un inventario limitado a diez objetos, lo que hará que tengamos que seleccionar bien con cuales nos quedamos si no queremos dar una vuelta hacia donde estaba la caja fuerte y almacén de objetos donde podremos conservarlos, y de paso por el camino no llevarnos unos cuantos sustos, si podemos evitarlo. Es verdad, que no resulta un ejercicio de pensar muy arduo, ya que yo en mi partida solo en una ocasión he tenido que dejar algún objeto para coger otro por falta de espacio en el inventario, lo cual hubiera estado bien haber limitado aun más el espacio y poner alguna caja fuerte más por alguna otra habitación.

Si eres coleccionista también hay cabida para recoger unas fotografías bastante escondidas lo que hará que te detengas en cada rincón para encontrarlas.

Terror del susto fácil

Debo decir que he pasado momentos tensos con MADISON y otros que me han llegado incluso a erizar la piel, pero al final me queda esa sensación de que ha podido dar más de sí en su planteamiento de hacerlo pasar mal al jugador, pero ha optado por el siempre infalible “jumpscare” y es una pena, aunque tengo la certeza de que el estudio Bloodious Games habrá tomado buena cuenta de sus errores para mejorar sus propuestas en el futuro, porque tienen buena mano para ello. Hay demasiados momentos en los que juega con una ambientación sublime y una recreación de escenarios bastante escalofriante en ocasiones, pero se echa de menos ese enemigo o situaciones que haga que vuelvas a cargar la partida. Que alguna hay, pero pasan muchas horas de juego hasta que esto ocurre. Y ojo, el inicio de la partida, al menos en PC tarda casi un minuto con un disco duro SSD, cosa que hay que mejorar.

«Nos encontraremos situaciones de tensión en muchos momentos, algunos de ellos bastante desagradables»

Quitando el tema del inicio, el rendimiento de MADISON en un PC gama media es bastante decente y quitando algún pequeño momento puntual no tenemos ralentizaciones ni problemas de caídas de frames que perjudiquen a la jugabilidad ni tampoco me he encontrado con algún bug, ya que los chicos de Bloodious Games siguen trabajando en mejorar la experiencia solucionando pequeños errores que se reportan.

Gráficamente nos encontramos con una propuesta bastante realista y con un apartado visual de notable que sabe jugar muy bien con la luz, la oscuridad y los espacios cerrados para crear tensión y una ambientación sublime.

A todo esto, le acompaña lo mejor del título, un apartado sonoro de excelente que crea esa tensión constante en este tipo de juegos. Nos encontramos con ruidos de crujidos de maderas, puertas que se cierran tras nosotros de golpe, voces extrañas, parpadeos de lámparas y bombillas que explotan y una música acorde que hace de las delicias de este tipo de juegos. Solamente, se le puede reprochar en cierto punto del juego, ya avanzado, que cuando se acerca un peligro se incremente automáticamente la música dándonos a entender que nos preparemos porque algo no muy bueno se acerca, lo que aleja el susto inesperado y la crecida tensión que hubiera podido provocar de no ser avisados. El juego viene traducido al castellano y con voces en inglés.

«En determinados momentos deberemos de hacer uso un mechero para abrirnos paso en plena oscuridad. No apto si padeces del corazón»

MADiSON es sin duda, una de las mejores propuestas de terror que nos hemos encontrado en lo que llevamos de año. Por ambientación, por su variedad de puzles, la historia que rodea a la aventura y el terror que nos hace pasar en determinados momentos hacen de MADiSON una aventura muy recomendable para aquellos que busquen pasar un mal rato.

Puntos Positivos:

+ La ambientación de la casa recuerda para bien a juegos como P.T. o Visage

+ Buen diseño de puzles y muy variado

+ La tensión provocada por el sonido es excelente

 

Puntos Negativos:

– Te puedes quedar atascado en algún puzle sino prestas mucha atención a todo lo que rodea en las habitaciones

– Hay momentos en la música que te avisan descaradamente de que se acerca el peligro

 

                                                             Valoración: 8

 

Chovi
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. Amante de los Survival Horror y de los juegos de terror en general. La conducción y los juegos de coches es otro de mis vicios. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment