Análisis Little Nightmares II. Una dulce pesadilla de horror y misterio - Playtowin
4009
post-template-default,single,single-post,postid-4009,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Análisis Little Nightmares II. Una dulce pesadilla de horror

Análisis Little Nightmares II. Una dulce pesadilla de horror y misterio

Little Nightmares fue aquella aventura que nos sorprendió allá por abril del 2017 con aquella magnífica ambientación de terror que lograba casi la excelencia. Este mes de febrero nos llega su segunda parte mejorando prácticamente todo lo que pudimos ver en su primera entrega y a un precio reducido.

Desde que llegó aquel fabuloso Limbo y su experiencia en las 2D no han dejado de salir buenas propuestas y títulos que han sorprendido a los jugadores como aquel Inside o el genial Braid, aunque este último no sea de la misma temática. Si nos metemos en el género de ambientación de terror y suspense no quedan muchas experiencias dignas de mencionar más allá de aquellas que hemos comentado anteriormente y este Little Nightmares II, que, sin lugar a duda, supone una evolución a lo visto tanto en mecánicas como en puzles, y supone un ejemplo a seguir para futuras entregas o juegos de un estilo similar.

«El diseño de personajes es espectacular y escalofriante»

Un mundo de terror y televisiones distorsionadas

Tarsier Stuidos nos lleva de vuelta con Little Nightmares II por una aventura de suspense y por horrores varios que viviremos con nuestro nuevo protagonista Momo en un mundo distorsionado por la transmisión de una torre en la distancia.

A partir de aquí, iremos recorriendo durante cinco episodios escenarios variados y una buena cantidad de puzles que iremos resolviendo con la ayuda de nuestra guía Six, protagonista de la primera aventura, que nos acompañara en esta ardua y angustiosa travesía.

Desde un primer momento hay que destacar el enorme trabajo realizado por el estudio Tarsier Studios, dejando una calidad gráfica y de ambientación sorprendente y de una inmersión en el jugador excelente. Little Nightmares II es de esas aventuras que cuando coges el mando te atrapa y no te suelta hasta ver la pantalla de créditos.

«La ambientación sigue siendo de lo mejor que se ha visto en juegos 2.5D»

Por el camino, en Little Nightmares II visitaremos estancias y escenarios muy variados, desde un bosque, un colegio o un hospital, todos ellos con un diseño de escenarios genial.

Una aventura 2.5D

Desde hace ya algunos años el concepto de 2.5D ha ido tomando forma en juegos indies, dejando lugar al jugador a explorar más afondo escenarios con ese posicionamiento Z, y que nos lleva a poder visitar entornos pulsando hacia arriba o hacia abajo y no simplemente limitarnos a avanzar hacia la izquierda o derecha como ocurre en muchas de estas obras, pudiendo dar así más profundidad a los escenarios. Esta es una de las principales novedades de Little Nightmares II que nos permite recorrer y explorar lugares más amplios y fondos más interactivos que su primera entrega, dando lugar a explorar con más detenimiento y visualizar los escenarios en busca de objetos principales y también ciertos coleccionables como son las gorras que Momo podrá encontrar repartidas por los diferentes escenarios y de las cuales podremos hacer uso en cualquier momento desde el menú de pausa.

También, podremos interactuar con ciertas sombras humanas que nos encontraremos en ciertos puntos de los escenarios, y que, formarán un total de dieciocho en toda la aventura y que se recomienda recogerlas todas para descubrir “alguna sorpresa”.

La otra novedad que nos deja Little Nightmares II son los combates. Unos combates que están bien medidos y con personalidad, pero que le han faltado algo de pulido a la hora sentirse bien en los mandos, al igual que ciertos saltos que entorpecen huidas de enemigos, y en general, un control más pulido. Es una de las pegas que se le pueden poner a esta aventura.

«Los combates son una de las novedades de esta nueva entrega»

Los combates se sienten bien a pesar del control brusco, y que creo que es algo que busca el estudio, sientes que el arma que llevas tiene un cierto peso y eso se nota en las animaciones pesadas que realiza nuestro protagonista, al arrastrar un hacha o un martillo, y que, a la hora de atacar a los enemigos debemos de medir muy bien los tiempos, ya que, si no golpeamos a los enemigos quedamos totalmente vendidos para ser atacados y reiniciar desde el último punto de control.

Tampoco debéis esperar una gran variedad de combates y de enemigos que derrotar, pues esto no es lo que busca el videojuego, sino es otro momento más de tensión que genera en el jugador al igual que el resto de las situaciones que nos encontramos en la aventura.

Ingenio y diseño excelente de enemigos y de situaciones

En la aventura nos encontraremos con una buena cantidad de situaciones diferentes y ciertos jefes finales de los que deberemos salir airosos hasta que podamos eliminarlos en ciertos puntos. Para mí, las mejores situaciones de la aventura se me han dado tratando de salir con vida en estas situaciones, capaces de crear una buena tensión en el jugador y que cada fallo nos lleva a repetir de nuevo en ese ya conocido ensayo-error que viviremos muchas veces durante las 6-8 horas que nos puede durar la aventura.

«En la aventura vamos a morir muchas veces, aunque no sea un juego difícil, la técnica del ensayo-error está muy presente»

Todo esto junto con una variedad de puzles que supera en mucho a las situaciones que nos encontramos en la primera parte. Durante todo lo que dura el videojuego no vais a encontrar situaciones o puzles repetidos, sino que, cada puzle supone un reto diferenciado y que apenas encontraremos similitudes con puzles ya terminados. Además, de la evolución de estos es algo que se integra en el juego muy bien y que sienta realmente bien en el jugador.

Al igual pasa con nuestra acompañante Six, que nos ayudará a cruzar por ciertos terrenos o saltos, y que irá evolucionando como nosotros en la aventura, ya que en este juego no hay elementos que nos marquen donde interactuar con un objeto u otro, si no que tendremos que investigar por el escenario en busca de lo necesario. Six es un personaje donde su IA actúa de una manera que jamás se interpondrá entre nosotros y la acción que vayamos a realizar dejando plena libertad a la hora de enfrentarnos a enemigos e incluso a ayudarnos a resolver alguna situación mientras nosotros estamos inmersos en otra. Por ejemplo, hay una situación en la que nos encontramos en un combate con varios enemigos y mientras vamos acabando con ellos, Six se dedica a quitar unos tablones de una puerta para que podamos pasar, son situaciones que a golpe de vista sientan muy bien al juego.

«Six reaccionará incluso a los fogonazos de luz de nuestra linterna»

Una ambientación soberbia

Little Nightmares II es un juego que me ha sorprendido gratamente por su apartado visual y su genial ambientación, con un diseño de enemigos espectacular y una de las mejores sensaciones de angustia y horror que me he encontrado en mucho tiempo, salvando las distancias de obras como Visage, que juega en otra liga. La variedad de escenarios, mención aparte merece el hospital y las fases del colegio (son para enmarcar), lo bien hechos que están los enemigos y sus estrambóticos diseños y el trabajo que ha realizado el Tarsier Studios en la iluminación es soberbio, sobre todo, en una fase que nos encontramos a oscuras con montones de maniquís, simplemente por esto, ya merece la pena vivir la experiencia. Como punto negativo me he encontrado también con algunos bugs que me ha llevado a reiniciar el último punto de control, que por suerte suele ser cercano, y algún que otro problema con la carga de texturas de algún escenario. Cosas que pueden solucionarse a base de parches.

«Habrá momentos de mucha angustia de los que desearemos salir cuanto antes»

En cuanto al sonido, como el resto de los apartados del juego es excelente. El juego no cuenta con voces ni textos en ningún momento, pero no le hace falta para expresar con elementos visuales todo aquello que quiere decirnos. El sonido ambiente de los diferentes lugares, risas espeluznantes de niños jugando, el sonido de las armas que portamos cuando son arrastradas por el suelo y se estrella contra un muñeco de madera o como rebota en un metal, todo está trabajado para que no desentone en ningún momento y sea la guinda del pastel de esta genial aventura.

Little Nightmares II es una obra que ningún amante de las aventuras de terror o quien busque elementos de horror se puede perder. Cuenta una buena historia que no descubriremos hasta ver su final, una soberbia ambientación, de lo mejor que se ha visto en los últimos años, un diseño tan estrambótico como original para los distintos enemigos que nos encontraremos en la aventura y un sistema evolucionado de puzles y variedad de situaciones mejorado con respecto a la primera entrega. Tal vez, un sistema de control algo más pulido le hubiera venido bien, pero en definitiva es una aventura muy recomendable.

 

Puntos Positivos:

+La soberbia ambientación y el diseño de enemigos

+La variedad de situaciones y puzles

+ Entretenido de principio a fin

Puntos negativos:

– Algunos bugs que te llevarán a reiniciar la partida

– Sistema de control algo más pulido

 

                                                            Valoración: 8.9

José Manuel Montero Bornez
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment