Análisis Ikai. Yokais, folclore, espíritus y terror japonés - Playtowin
6285
post-template-default,single,single-post,postid-6285,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Análisis Ikai. Yokais, folclore, espíritus y terror japonés

Análisis Ikai. Yokais, folclore, espíritus y terror japonés

Las propuestas indies de terror en territorio español sigue en pleno auge en este 2022 y lo hemos comprobado con la propuesta de Endflame, el estudio barcelonés que nos trae un título donde yokais, cultura japonesa y toques de terror se dan de la mano en Ikai. ¿Está a la altura de las últimas aventuras indies? Os contamos lo que nos ha parecido Ikai en nuestro análisis.

Para los amantes de este género tan maravilloso como son los juegos de terror seguimos estando encantados de poder disfrutar de todos los títulos que nos están llegando últimamente, muchos de ellos conocidos gracias al apoyo de Playstation Talents. Ikai, gracias a la propuesta de talentos que propone Playstation fue una propuesta nominada a mejor juego del año en su edición de 2020 y ganó el premio en la categoría de Mejor Narrativa y esto, se nota desde el inicio de la aventura, pues Ikai apuesta por una aventura narrativa que refleja de manera excepcional el folclore japonés y lo que rodea a su cultura.

 

Una historia de dioses, fantasmas y yokais

La historia de Ikai nos lleva a un santuario alejado en las montañas, donde un sacerdote debe dirigirse a una aldea cercana para proteger la entrada a un nuevo demonio que intenta entrar a nuestro mundo. El sacerdote deja el santuario a cargo de su sobrina y protagonista, una sacerdotisa llamada Naoku que se dedica al cuidado del santuario y que no cree en las historias de fantasmas, pero que tras dirigirse al río cercano pasa por un bosque donde pierde la conciencia, dando lugar a sus peores temores. Tras despertar se dirige corriendo al santuario donde los espíritus fantasmales campan ya a sus anchas.

Después, de este pequeño prólogo empezaremos a investigar por todo el santuario en busca de la manera de acabar con dichos entes y con la esperanza de encontrar la pronta vuelta del sacerdote.

Ikai hace uso de una buena ambientación de esos dojos japoneses, ofreciendo información tanto de datos reveladores de su cultura como pequeños datos que aportan a la trama de esta historia que tiene puntos y giros interesantes.

«En Ikai nos encontraremos con alguna que otra presencia»

Es cierto, que el título cuenta con los típicos jumpscare del que hará uso en ciertas ocasiones, pero no abusa de ellos, cosa que se agradece y muchos de ellos no están puestos de forma gratuita, sino que forman parte de su jugabilidad y son evitables siempre y cuando resolvamos correctamente las situaciones.

Una jugabilidad que como suele ser habitual en este tipo de propuestas se vive en primera persona y nos encontramos indefensos ante el peligro sin ningún tipo de arma con la cual podamos defendernos, o casi. En Ikai contamos con el poder de los “sellos” que tendremos que pintar con tinta sobre una mesa para poder eliminar ciertos enemigos y obstáculos que nos iremos encontrando en el camino. La mecánica se basa en seguir básicamente los trazos del dibujo que tenemos delante sin salirnos para poder completarlo, cosa que resultaría sencilla si no tuviéramos el inconveniente de que sentimos como una presencia nos acecha con su respiración y sus pasos y nos quitará la vida si no salimos rápidamente de donde estamos y cambiamos de ubicación para continuar y terminar el sello para posteriormente colocarlo donde corresponda. Una mecánica que pone de manifiesto la tensión que el juego te provoca y que resulta muy atractiva, aunque haya ciertos momentos donde realizar casi perfecta la caligrafía te pueda sacar un poco de quicio.

Ikai también nos lleva por zonas donde deberemos utilizar el sigilo para no ser visto por cierta criatura y otras donde deberemos huir para no ser alcanzados, lo que da variedad a la propuesta del estudio Endflame.

«En Ikai visitaremos diferentes zonas aparte del santuario y principal zona del juego»

 

Puzles y terror

En Ikai nos encontraremos con diversos puzles que debemos resolver para seguir avanzando, algunos de ellos tiran de ingenio y otros del manido ensayo-error. Los primeros nos han gustado, aunque hay alguno que cueste encontrar la lógica y los segundos no molestan demasiado ya que el punto de guardado es relativamente cercano y porque no da tiempo a que se repitan en demasía debido a la corta duración del título que puede llevarnos entre una y dos horas de duración hasta ver sus créditos finales.

Gráficamente es un título justito debido a su bajo presupuesto y a su propuesta indie, pero que destaca, sobre todo, en como representa ese folclore japonés y su cultura. El diseño de escenarios cuenta con zonas diferenciadas, aunque se echan de menos algunas más que explorar y que podamos interactuar con más elementos de los escenarios.

El sonido cuenta con voces en inglés bien representadas y notas musicales muy escasas, pero con efectos de sonido muy bien integrados que con auriculares dan una buena inmersión y llega a tener momentos muy tensos y conseguidos, sin duda de lo mejor que ofrece la propuesta de Endflame.

«También pasaremos por zonas que nos recuerdan a juegos como Layers of Fear»

Ikai es una propuesta corta, pero interesante que puede interesar aquellos amantes de la cultura japonesa y el terror oriental. Cuenta con algunas mecánicas interesantes y con momentos tensos que consigue de manera brillante y representa bien esa ambientación y el folclore japonés. Una pena su corta duración y que no explote algo más esa tensión en ciertos momentos.

Hemos realizado el análisis en PC con una copia para Steam proporcionada por Endflame.

 

Puntos Positivos:

+ La historia te invita hasta su final

+ Hay buenos momentos de tensión con los puzles de escritura

 

Puntos Negativos:

– Su corta duración

– Hay poca interacción con los objetos de los escenarios

 

                                                                         Valoración: 6

Manolo Sanchez
manolosanchezcabezas@gmail.com

Amante del séptimo arte y de los videojuegos a partes iguales. Busqué y busqué, pero la princesa nunca estaba en ese castillo.

No Comments

Post A Comment