Análisis Ghostrunner. Acción, parkour y dificultad van de la mano en este excelente videojuego - Playtowin
3897
post-template-default,single,single-post,postid-3897,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Análisis Ghostrunner. Acción, parkour y dificultad van de la mano en este excelente videojuego

Análisis Ghostrunner. Acción, parkour y dificultad van de la mano en este excelente videojuego

Acción, frenetismo, violencia y una ambientación cyberpunk es la apuesta de Ghostrunner, una agradable sorpresa que nos ha sorprendido para bien y un videojuego difícil lleno de combates trepidantes que no te darán descanso. Analizamos Ghostrunner.

Los estudios polacos se están haciendo eco de una gran fama a la hora de crear buenos videojuegos. En esta ocasión es el estudio One More Level que junto con 3D Realms y Sipgate Ironworks nos trae esta fresca aventura en primera persona que harán de las delicias de aquellos amantes de los mundos postapocalípticos con ninjas robotizados, los implantes y el universo de la ciencia ficción.

La historia de un mundo deshumanizado

He de reconocer que este Ghostrunner era un juego desconocido para mí y del que apenas había visto pequeñas noticias entorno al juego, pero ha sido a raíz de los diversos videos y gameplays de estos últimos meses lo que me llamó enormemente la atención, no solo por su jugabilidad que me parece brillante y de la que ahora contaré más detalles, sino por su genial ambientación y el aspecto visual que nos deja esa estética cyberpunk con cuidados escenarios coloridos y a la vez con lugares completamente desolados.

“La calidad gráfica y su excelente estética hace de Ghostrunner una aventura muy recomendable”

La historia de este Ghostrunner nos lleva a la torre Dharma, un lugar devastado que es el último refugio de la humanidad. La Ama de llaves, Mara, ha sido testigo de la creación y la vez destrucción de los Ghostrunner, los cuales ha traicionado dando caza y acabando con la vida de todos y cada uno de ellos, pero no con nosotros, que por suerte, tras el encuentro con ella nos lanza fuera de la torre y quedamos heridos, pero con vida y en la planta más baja de la torre, por lo que tendremos que subir de nuevo mientras vamos recuperando poco a poco la energía y las habilidades para hacernos más fuertes e imparables hasta dar con ella, pero no estaremos solos, estaremos  acompañados de la voz que nos guía “El Arquitecto”, un personaje del que descubriremos más conforme vayamos avanzando en el juego.

La historia, aunque tiene su trasfondo dentro del juego, no esperes sorpresas o giros de guion que te sorprendan, pues esto solo es un mero aperitivo para lo que realmente está a punto de depararte el propio videojuego.

Conforme vayamos avanzando, a través de sus infinitas plataformas hacia el ascenso de la Torre Dharma iremos aprendiendo nuevas habilidades y técnicas sencillas que nos harán el trabajo más sencillo. Sencillo por decirlo de alguna manera, ya que lo que nos propone Ghostrunner es un reto constante y sin descanso. En el camino nos encontraremos enemigos, cuchillas giratorias, paneles eléctricos y una buena cantidad de dificultades por las que tendremos que pasar sin despistarnos ni un momento.

“Habrá ciertos momentos de relax. Disfrútalos porque son breves”

Salta, corre, esquiva y ataca con tu katana

La clave del éxito en Ghostrunner está en moverse lo más rápido posible mientras vamos esquivando obstáculos y acabando con todos los enemigos al son de la música electrónica.  Ghostrunner se puede definir como una danza frenética de gore y saltos mientras descuartizamos con nuestra katana a todo enemigo que se nos cruza por el camino. Si te paras, mueres. Así de sencillo. Un golpe y estás muerto. Un golpe al enemigo y lo habrás derrotado. Igualdad de condiciones pensarás, y sería así si no fuera porque los enemigos van evolucionando con otros con escudos y otros que se mueven y que te disparan sin descanso mientras seguimos avanzando hacia la cima de la torre.

Es cierto, que los enemigos tienen asignados unos patrones que no cambian, por lo que, a través, del ensayo-error nos aprenderemos sus rutinas y nos será más sencillo acabar con ellos conforme vayamos adquiriendo más habilidad con el mando o el teclado. La experiencia nos hará descubrir que rutas debemos tomar y con cual o cuales enemigos necesitamos terminar primero para que no se nos complique la zona. La elección de afrontar el nivel de una forma u otra es nuestra, no hay una forma solamente de acabar con los enemigos, sino que hay muchas variables que podremos utilizar ayudándonos con el entorno y el parkour de nuestro protagonista.

“Las ejecuciones son brutales aunque se echa de menos algunas animaciones más”

La variedad de enemigos es un punto que mejorar, ya que no hay una gran variedad de estos. Tendremos los enemigos de menor nivel que serán aquellos portan una pistola laser y nos disparan sin descanso, y que serán fáciles de esquivar y acabar con ellos. También tendremos otros enemigos pesados con escudos que además de disparar se van protegiendo de frente al ataque que queremos realizar, por tanto, tendremos que buscar la manera de encontrar su espalda y acabar con ellos. Hay otros enemigos que tendremos que romper su bloqueo o robots que nos disparan una onda que fulmina todo a su paso y son difícil de esquivar y algunas variantes de enemigos que saltan y disparan y otros en cambio que utilizan una katana para darnos caza e incluso drones que podremos utilizar a modo de plataformas a nuestro favor si somos hábiles.

Todo lo que hace Ghostrunner lo hace de una manera brillante y el progreso de la aventura nos lleva a ir descubriendo nuevos detalles, enemigos y habilidades para que nunca resulte repetitivo.

Durante la partida cuya historia no nos llevará más de 5 – 6 horas terminarla, si somos habilidosos, dependiendo sobre todo de las veces que vayamos a morir, me he encontrado ciertos fallos con algunos enemigos, algunos se quedan estáticos en ciertas ocasiones y me los he encontrado de espaldas y no han girado y otras veces simplemente no me han atacado. Son pequeños fallos de la IA que se irán solucionando con algún que otro parche, pero quitando unas cuantas veces que ha ocurrido por lo general la IA funciona bastante bien acorde como el resto del videojuego.

“Nos encontraremos con pequeños secretos si buscamos a conciencia en cada rincón del escenario, algunos de ellos valen mucho la pena, otros son simples guiños”

Ghostrunner es un juego donde el manejo de los tiempos es imprescindible para superar los diferentes retos que nos propone, por tanto, controlar los ataques de los enemigos y sus tiempos de reacción será muy importante para el éxito o fracaso de cada zona, y créeme, fracasarás más de lo que piensas. Además, contamos a veces con algunas ayudas en forma de objetos que ralentizan el tiempo por un momento o Shuriken para eliminar enemigos por un tiempo limitado y bastante breve y que deberemos combinar con sabiduría.

Contamos también a nuestro favor con un gancho con el que podremos agarrarnos a ciertas partes del escenario y que nos servirá de ayuda para huir o sorprender a los enemigos desde arriba. La combinación de todos estos elementos hace que Ghostrunner sea un videojuego muy frenético, difícil pero tremendamente divertido.

Otro elemento que no nos ha convencido son los escasos enemigos finales con los que nos encontramos y la falta de carisma y libertad a la hora de luchar con ellos, ya que se basa únicamente en una serie de patrones que siempre repiten y que nos aprenderemos al cabo de unas cuantas muertes. Aun así, no es un elemento que se le eche en falta al juego ni tan siquiera al cabo de unas cuantas horas.

Ghostrunner es un juego difícil pero no imposible

A lo largo del análisis me habrás leído decir que es un juego muy difícil, y realmente lo es, pero no es un juego injusto, cada muerte supone que hemos cometido un fallo nosotros. Es decir, el Ghostrunner te coloca los elementos fijos en un escenario, y tú, el jugador debes acercarte y acabar con esos elementos. La manera de acercarte a ellos es lo que define el desenlace de las acciones que tomes. Habrá zonas en las que tengamos que acabar con todos los enemigos para que se abra una puerta para poder avanzar y otras donde, con mucha suerte, podremos avanzar sin tener que eliminar a todos los enemigos. Eso sí, cuando morimos con tan solo pulsar un botón el juego carga desde el ultimo punto de guardado de manera instantánea, por lo que apenas tendremos que esperar un segunda para volver a intentarlo de nuevo. Un aspecto que me ha gustado mucho y que ayuda a no frustrar demasiado al jugador con tiempos de carga elevados.

“En el cybervacío aprenderemos nuevas habilidades que pondremos en práctica durante la aventura”

Empezamos la aventura sin habilidades, pero al poco tiempo el juego ya nos ofrece un movimiento que nos permite ralentizar el tiempo brevemente para tantear a los primeros enemigos y las primeras plataformas, un movimiento muy efectivo y que utilizaras hasta el fin de la aventura. Conforme vamos avanzando por la torre y sus diferentes zonas vamos desarrollando nuevas habilidades que nos ayudarán en nuestro camino. Estas habilidades las vamos consiguiendo en ciertas alturas de la torre y tendremos que superar un pequeño tutorial y un desafío en un lugar llamado el “Cybervacío”. Algunas serán habilidades pasivas o elementos del escenario con los que deberemos saber interactuar para utilizarlos en nuestro beneficio como saltos o la utilización de shuriken para activar interruptores y otras serán habilidades activas, y que serán cuatro en total a lo largo de la aventura para desarrollar en mayor o menor medida según queramos. Una nos permite llegar de un pequeño salto al enemigo y acabar con él rápidamente, otra lanzar a enemigos cercanos por los aires, otra lanzar una especie de rayo que corta y destroza a todos los enemigos que toca y otra que sirve para controlar a los enemigos y utilizarlos a nuestro favor para eliminar ciertos objetivos prioritarios. Todas ellas mejorables y con las que seremos capaces de descuartizar a varios enemigos si somos habilidosos con ellas.

Para el desarrollo de estas habilidades contaremos con una especie de minijuego “tipo piezas de Tetris” donde vamos encajando en un tablero en el que se irán desbloqueando las casillas vacías las piezas que vamos consiguiendo, cada una con unas características diferentes. Tendremos que jugar con las posiciones de las piezas para que vayan encajando y obtengamos las máximas habilidades posibles. Eso sí, cuantas más piezas coloquemos más habilidades tendremos, pero el tiempo de reutilización de cada habilidad es mucho menor que si tenemos pocas piezas, todo esto se puede consultar con un porcentaje de crítico que te marca el propio juego. Por eso, a veces es mejor pensar la estrategia de utilizar alguna habilidad en cuestión y reducir su tiempo de reutilización que tener todo lleno de diferentes habilidades que no vas a utilizar. Todo es decisión del jugador y un aspecto que me ha gustado muchísimo la forma de resolverlo por parte del estudio.

“Deberemos ser rápidos al eliminar a los enemigos y movernos constantemente si no queremos acabar eliminados”

En Ghostrunner podremos conseguir diferentes diseños para la katana, a través, de rutas alternativas y rincones escondidos donde nos aguardan estos secretos que no afectan al resultado de las ejecuciones, solamente afecta a su diseño. Por cierto, si queremos lucir la katana con chulería tendremos un botón disponible para ello, eso sí, los enemigos te la quitan rápido si dejamos de estar atentos.

También para los más coleccionistas podrán para recoger unas cuantas grabaciones donde se revelan conversaciones con algo de trasfondo para saber más de la historia y ciertos objetos exóticos que recoger por las extensas y descuidadas calles de la ciudad en la torre.

Un ejemplo audiovisual para seguir

Ghostrunner cuenta con diseño de niveles simplemente excelente con una variedad de situaciones que en ningún momento se hace repetitiva debido al proceso de aprendizaje durante todo el juego, y una pena que hay veces que no podremos observar con más detenimiento la creatividad y colorido de ciertos escenarios debido a la intensidad con la que deberemos movernos para esquivar y avanzar. Veremos calles desoladas y llenas de basura y otras en contraste con luces de neón y coloridas sacadas del universo cyberpunk, y todo ello, con una calidad gráfica en pantalla que no parece ser obra de un estudio indie, por lo que no queda más que aplaudir el esfuerzo realizado por los chicos de One More Level, 3D Realms y Sipgate Ironworks.

Aunque no todo es perfecto. El aspecto de los enemigos es muy mejorable como antes hemos comentado tanto en su diseño como en sus animaciones. También algo que no me acaba de convencer son los diálogos del juego y la necesidad de ponerlos cuando estamos en pleno ascenso de plataformas o en medio de un combate con enemigos, y en los que en decenas de ocasiones he muerto por leer y prestar atención a la historia, creo que hubiera sido mejor poner esos diálogos completos al principio o al final de cada zona y no en mitad de estas creando situaciones más complejas si cabe.

“Los enemigos finales son muy escasos pero hay alguno que fácilmente puedes echarle cien muertes”

El apartado sonoro es una maravilla y no hay nada que reprocharle. Hacia tiempo que una música no me motivaba tanto a seguir jugando como en este Ghostrunner. Música electrónica se combina en sintonía con los movimientos de nuestro protagonista mitad cyborg y mitad hombre en busca de su venganza y con unas voces en inglés que están a muy buen nivel, sobre todo la voz del arquitecto. El juego cuenta con subtítulos al castellano.

Ghostrunner es una agradable sorpresa para aquellos amantes de las aventuras difíciles y para aquellos que les guste el parkour y la estética cyberpunk. Un juego difícil de definir, pero fácil de recomendar, siempre y cuando sepas a lo que has venido realmente… A morir una y otra, y otra…, y otra vez. Un juego imprescindible.

Puntos Positivos:

+ La estética y el apartado gráfico es excelente

+ La jugabilidad es sencilla y a la vez desafiante

+ La música motivadora

+ Las decapitaciones son brutales

+ La carga de la partida al morir es instantánea

 

Puntos Negativos:

– Algún bug con los enemigos

– Hay situaciones que te van a desquiciar en algún momento

 

                                                                  Valoración: 9

Playtowin
jmmonterob@playtowin.es

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

No Comments

Post A Comment