Análisis de F1 22. Un juego con pocas novedades, pero igual de adictivo y divertido - Playtowin
6611
post-template-default,single,single-post,postid-6611,single-format-standard,bridge-core-2.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-21.7,qode-theme-bridge,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.2.0,vc_responsive,elementor-default,elementor-kit-3202
Análisis de F1 22. Un juego con pocas novedades, pero igual de adictivo y divertido

Análisis de F1 22. Un juego con pocas novedades, pero igual de adictivo y divertido

Codemasters y EA vuelve otro año más con una nueva entrega del juego de conducción que muchos esperamos año tras año. ¿Serán suficientes las novedades de este F1 22 para contentar a los fans y atraer a nuevos jugadores? Te contamos lo que nos ha parecido en nuestro análisis.

F1 22 viene cargado de las nuevas novedades que la FIA ha puesto para los monoplazas de las escuderías que intentaran luchar por ganar en lo que es una de las mejores competiciones de carreras y más longevas que han existido. ¿Cómo afectan estas mejoras en F1 22? Te lo desvelamos en breve.

Las novedades de los últimos títulos de Fórmula 1 no es que hayan sido muy memorables con respecto a anteriores entregas de varios años atrás, siendo la entrega de 2021 la que añadía nuevos alicientes como esa campaña en la que iríamos avanzando como un piloto amateur en este difícil mundo de la F1 para hacernos un hueco entre los mejores. Complementos que sin llegar a ser algo de mucho peso para volver a la saga o entrar en ella, sirven para poder disfrutar de unas horas bastante divertidas, ya que la verdadera batalla se libra en el multijugador y en las carreras online que los fans de la F1 llevan compitiendo desde hace algún tiempo.

Si eres de los que te preocupa el adquirir el juego sin jugar en el competitivo, no te desanimes, porque F1 22 sigue en plena forma con sus ya habituales modos de juegos y hace un buen trabajo para darte espectáculo y horas de diversión ya sea en la F2 como en la élite de la F1.

Desechando modos de juego

En F1 22 hemos perdido el modo historia, que por cierto, me gustó bastante. Este modo nos permitía poder entrar a ver los entresijos de la F1 desde el punto de vista de un piloto que llega a la F1, con las dificultades que se encuentra y las rencillas entre ambos pilotos de una misma escudería. Esto al final no es más que la cruda realidad que se encuentran muchos de los pilotos en este mundo tan complejo donde solo los mejores pilotos del mundo tienen acceso a pilotar algunos de los coches más veloces por los circuitos de competición más famosos del mundo.

En esta ocasión EA y Codemasters han traído un nuevo modo llamado F1 Life. Un modo muy limitado al que tendremos acceso a una sala en la que podremos mostrar los trofeos, vehículos superdeportivos y personalizar el aspecto de esta sala, color de los choches y el de nuestro avatar conforme vayamos ganando carreras y adquiriendo nuevos accesorios. O también puedes pasar por caja y pagar para adquirir nuevos diseños, prendas y decoraciones para dejar a tu gusto la estancia social, donde los jugadores podrán pasarse a ver tus decorados.

«La fidelidad de los monoplazas reales es increíble, adaptándose a la normativa de la FIA para este 2022»

Otra novedad que nos encontramos en F1 22 es la incorporación de estos superdeportivos que podremos ver en nuestra sala social, y que, iremos coleccionando y decorando a nuestro gusto aspecto como el color de los vehículos. Estos superdeportivos podremos conseguirlos superando las pruebas y desafíos que nos encontramos en la Vuelta Rápida Pirelli. Estos eventos los encontramos entre las carreras del campeonato, por dar algo de variedad supongo, pero podemos saltarlas y jugarlas desde el menú sin mayores complicaciones. Si superamos estas pequeñas pruebas, que consisten en superar un tiempo límite, derrapar para conseguir una puntuación específica, pasar entre conos sin golpearlos para batir un tiempo o superar a un rival con tu mismo coche, entre algunas otras, recibiremos estos vehículos para nuestro garaje, aparte de la medalla de turno, oro, plata y bronce y el tiempo de clasificación para mostrar en las tablas y que puedan ver nuestros amigos.

Este modo, aunque ameno, no resulta todo lo emocionante que se espera, ya no solo porque el diseño de los vehículos no son nada del otro mundo, teniendo en cuenta fenómenos como Gran Turismo 7 que hemos podido ver hace bien poco, sino que además en lo jugable no acaba de convencer el manejo tosco y mal equilibrado que tienen los vehículos. Además, no se incluyen carreras completas o algún campeonato donde poder explotar los coches frente a otros, aunque ya te aseguro que tampoco incentiva a ello debido a este mal trabajado sistema de control de los vehículos.

Para los más puristas del género el modo online sigue siendo prácticamente idéntico a lo que ya pudimos ver en F1 2021 con ese sistema de matchmaking similar y con opción para jugar con la pantalla partida para dos jugadores con algún amigo/a.

«El circuito de Mónaco sigue siendo tan increíble como difícil conducir por sus calles»

Lo mejor para un jugador sigue estando en el modo Carrera, si solo os interesa correr, sin más complicaciones y en el modo Mi equipo, donde podremos disfrutar de las novedades de los monoplazas y del campeonato real como si de un piloto más se tratara gestionando al equipo y modificando el monoplaza ha nuestro gusto, gastando los puntos obtenidos en I+D para ir mejorando nuestro vehículo en el Chasis, Aerodinámica, Motor o Manobrabilidad. También se han incorporado las entrevistas, que ya estaban en F1 2021, y una serie de preguntas en las que nos pedirán opiniones nuestros propios miembros del equipo sobre ciertos aspectos del monoplaza, y que servirán para motivar al equipo.

Como ya ocurría en juegos anteriores, donde reside la gracia y el disfrute de este deporte es en conocerse al dedillo cada uno de los circuitos de los que consta el gran circo de la F1. Para ello, tenemos las practicas libres y la clasificación para la carrera donde podremos mejorar nuestros tiempos y conocernos cada curva del circuito. En esta ocasión, en F1 22 también se ha añadido las clasificaciones al Sprint que la FIA puso en 2021. Esto consiste en una carrera corta que consta de un tercio de una carrera normal, y que servirá al igual que en la vida real para clasificarnos para la carrera del día siguiente y obtener la pole en el mejor de los casos, junto con ocho puntos extra de cara al campeonato y un punto el corredor que quede octavo en la carrera al Sprint Esto da algo de variedad al campeonato y a las clasificaciones como ocurre en la realidad.

«Los nuevos superdeportivos lucen espectacular en F1 Life, una pena que su conducción no le favorezca»

La sensación más realista de conducir un Fórmula 1

Las sensaciones que transmitía F1 2021 ya eran bastante buenas, asemejándose mucho a lo que pueden experimentar un piloto de Fórmula 1, quitando las evidencias claras de que no estamos conduciendo uno, sino simulando su conducción. En esta ocasión F1 22 ha mejorado todavía más esas sensaciones pudiendo, por ejemplo, acercarnos más a los rivales para tomar su rebufo y poder adelantar alargando esas frenadas. Esta conducción se nota mucho más suabe sobre todo en curvas y con una respuesta impecable del monoplaza ya sea con mando o volante (recomendadímo). Se echa de menos que la sensación de porpoising que se puede ver en la vida real no esté bien implementada en este F1 22, pues no logra transmitir esa sensación de rebote que sí podemos ver en los pilotos en la vida real debidos a esos cambios en los monoplazas que ha traído la nueva reglamentación de la FIA para este 2022.

Ahora, los pilotos de la IA tienen más fallos cuando notan nuestra presión o la de otros pilotos de la IA, pudiendo cometer algún fallo como una salida de pista o una frenada mal calculada. Además, ahora son comunes los problemas eléctricos como roturas del DRS que nos impedirán adelantar a los vehículos con menos de un segundo por delante y que tarde o temprano nos obligarán a pasar por el Pit Lane y hacer un Pit Stop para poder solucionar este u otros problemas que puedan darse en la carrera. Aquí, en las paradas en boxes se ha añadido un “momento jugable” por llamarlo de alguna manera, que consiste en pulsar un botón lo más cerca posible al tiempo en que paramos, para optimizar la parada y ser los ingenieros lo más rápidos posible, no perdiendo tiempos con una mala parada. Con darle al botón entre el 0,5s y 0,1s haremos una buena parada. Algo que es muy limitado, pero que está ahí como añadido.  F1 22 también depende del grado de dificultad que quieras darle a la experiencia, siendo siempre muy recomendable cuando te sea posible desactivar todas las ayudas que puedas para sentir como se mueve un auténtico monoplaza en tus manos, como te culea el coche en las curvas y lo sorprendentemente difícil que debe ser conducir uno de ellos en la vida real.

«Las respuestas a las preguntas que nos hagan desde el equipo servirán para motivar o desmotivar al departamente correspondiente, ojo con no elegir la inadecuada»

Para este F1 22 se ha añadido la función de poder jugar en VR para la versión de PC, (y versión analizada) de momento, y solo puedo decir que es una auténtica pasada poder conducir dentro del monoplaza interactuando como el propio piloto lo haría en la vida real, viendo los diferentes botones y funciones de nuestro volante en el monoplaza y estando al resguardo de ese invento tan imprescindible hoy día llamado Halo. La experiencia la he tenido en las Oculus Quest 2 y ha sido bastante fluida sin apenas tirones y pudiendo disfrutar de las carreras como si del modo normal se tratara, eso sí, la tasa de FPS en las que se mueven en las gafas de VR está bastante por debajo de la tasa si jugamos en el modo normal.

En cuanto a las mejoras gráficas que presenta este F1 22 no son extremadamente notables con respecto a entregas anteriores, aunque lucen de maravilla esas nuevas piezas en los vehículos para este año y son bienvenidas las modificaciones realizadas en los circuitos actuales para este año como las del circuito de Catalunya. Así como, la inclusión de circuitos como el de Miami que es una delicia conducir por sus calles y trazados. Se nota que se ha puesto hincapié en replicar fielmente los trazados de cada circuito y sus protecciones, muros o eliminación de algunas zonas como, por ejemplo, la chicane del circuito de Yas Marina para dejar paso a una curva lenta bastante amplia.

También, se han añadido nuevas poses de piloto y algunas expresiones mejoradas en las caras de los pilotos resultando más reales aún. Los cambios climáticos lucen bien, pero necesitan mejorar los detalles como la lluvia que sigue estando bastante por debajo de las últimas propuestas de coches como Gran Turismo 7 o por irnos más lejos, aquel DriveClub que lo hacía de maravilla. También, se ha añadido un modo televisivo cuando sale el Safety Car por alguna incidencia de carrera y añadido comentarios de los narradores sobre las paradas y sus tiempos.

En cuanto al sonido es una pena no contar con las narraciones en español de Antonio Lobato y las colaboraciones de Pedro Martinez de la Rosa y Toni Cuquerella, pero al igual que ocurría con F1 2021 los comentarios del narrador con las características de los circuitos siguen estando bien, aunque me he encontrado con datos no actualizados, como algunas victorias, es decir, que están copiados del anterior título de EA, cosas que seguro podrán solucionar con alguna actualización. El sonido de los monoplazas luce como se espera con rugidos de motor potentes y creíbles. Ahora se han añadido algunas canciones licenciadas lo que da algo de variedad a la hora de navegar por menús y se han grabado nuevos comentarios de equipo que podremos solicitar por radio sobre cierta información de nuestro coche, que resulta interesante si somos de aquellos que están pendiente de todos los aspectos del coche.

«La vista desde el interior del monoplaza luce de maravilla, imagínate la sensación desde unas gafas de VR»

F1 22 sigue siendo un título muy continuista con su anterior, pero igual de disfrutable. Hemos perdido por el camino el modo historia y se han añadido otros nuevos como los desafíos de coches superdeportivos quebrantado por su manejo poco atractivo. El modo F1 Life resulta monótono y no aporta nada que merezca la pena. Lo bueno, es que F1 22 sigue con sus modos Carrera y Mi Equipo en plena forma y nos hacen disfrutar de la sensación de estar conduciendo un verdadero F1, gracias en buena parte por el excelente manejo que se ha mejorado aún más para este año. Además, el nuevo añadido de poderlo disfrutar con VR en PC es un auténtico acierto y una manera magnifica de hacerlo aún más real, y que, seguro se pulirá en futuras entregas. Nuevas entregas que esperemos también traigan algo más de variedad de contenido y de más calidad. Mientras tanto, nos espera un F1 22 muy divertido y recomendable al que debes darle una oportunidad si eres fan del gran circo de la conducción.

 

Puntos Positivos:

+ Se han adaptado muy bien los monoplazas a la nueva normativa de la FIA

+ El control es aún más preciso y creíble que en la entrega anterior

+ La IA de los pilotos ha mejorado y son huesos duros de roer en dificultad alta

+ El añadido de PC con las VR es muy disfrutable

 

Puntos Negativos:

– F1 Life no aporta nada, simplemente es algo curioso

– Hay detalles como los efectos de lluvia que deben mejorarse

– La eliminación del modo historia

 

                                                                   Valoración: 8

Chovi
chovijmmb@hotmail.com

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. Amante de los Survival Horror y de los juegos de terror en general. La conducción y los juegos de coches es otro de mis vicios. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

No Comments

Post A Comment