Trine 4: The Nightmare Prince

Vuelve Trine, una saga que despliega colorido allá por donde pasa, donde nos volveremos a encontrar puzles ingeniosos que resolveremos junto a los tres personajes ya conocidos en un mundo realmente bonito. Análisis de Trine 4: The Nightmare Prince.

Trine 4: The Nightmare Prince es una aventura de acción y plataformas en las ya conocidas 2.5D donde manejaremos a los personajes de la franquicia Amadeus, el mago, Pontius, el guerrero y Zoya, la ladrona, e iremos recorriendo con ellos diferentes y coloridas localizaciones resolviendo pequeños y originales puzles entre los tres personajes,  dando lugar a varias formas de superarlos.

El Príncipe y sus pesadillas

La nueva obra de Frozenbyte nos vuelve a llevar a una aventura bidimensional de nuevo, dejando atrás las 3D del título anterior, y volviendo a demostrar que es el terreno donde mejor sabe moverse la desarrolladora. En esta ocasión recibiremos una carta de la Gran Maga donde deberemos buscar y salvar al desaparecido príncipe Selius de sus angustiosas pesadillas que se están haciendo realidad y devolverlo a la Academia Astral. A partir de aquí, nos iremos moviendo con los tres personajes por los diferentes escenarios, unos personajes que podremos compartir con tres o cuatro amigos, en los dos modos de los que disponemos, el modo Ilimitado y el modo clásico. En el modo ilimitado, podremos jugar hasta cuatro jugadores y cada uno puede llevar a cualquiera de los personajes, y el modo clásico que pueden jugar hasta tres jugadores, cada uno con un personaje sin repetir. En cualquier caso, lo que nos obliga a cooperar para superar los puzles y niveles que nos propone este Trine 4. También, como no, podremos jugar en solitario toda la aventura, donde iremos seleccionando con pulsar un botón al personaje que queramos de los tres, para superar sus dificultades, aunque jugando en solitario pierde algo de encanto el título, un modo en el que he superado la aventura al completo, y he de reconocer que ha habido varios puzles que me han complicado un poco el avance debido a su creación de escenarios basados en el multijugador claramente, y donde he tenido que hacer malabarismos con los objetos para superar ciertas zonas.

"Trine 4: The Nightmare Prince puede presumir de tener unos escenarios preciosistas y muy elaborados"

Una jugabilidad que atrapa

Trine 4 sigue manteniendo su esencia en el apartado jugable. Para algunos esto puede resultar continuista pero que añade pequeños elementos que se diferencia de sus anteriores títulos.

La base jugable de Trine 4 es básicamente la de ir avanzando por las diferentes áreas, en las cuales vamos encontrando pequeños obstáculos donde deberemos hacer uso de las habilidades de cada personaje. Por poner unos ejemplos, el mago Amadeus puede crear una pequeña caja donde poner subirnos y llegar a zonas inaccesibles, y con el tiempo, también podremos crear bolas donde poder pasar por superficies espinosas, y otros elementos más, que iremos desbloqueando mediante el sistema de mejoras y habilidades que tenemos para esta cuarta entrega. Zoya en cambio es una arquera y aprovechará todos aquellos lugares donde enganchar su cuerda para subir escalando, usar su cuerda entre dos objetos a modo de puente, e incluso congelar o quemar con sus fechas diferentes elementos del escenario. Y Pontius utilizará su fuerza física para empujar objetos con contundencia o electrificar con su espada a los enemigos infringiendo un gran daño en el cuerpo a cuerpo. Todos ellos mezclando sus habilidades consiguen dar una variedad y un ritmo a la aventura bastante ameno y divertido.

"El sistema de mejoras nos lleva a ir desbloqueando habilidades, unas son automáticas y otras seremos nosotros quienes las vayamos desbloqueando"

Como hemos comentado antes en esta cuarta entrega se incluye un sistema de mejoras que resultan bastante sencillas de implementar. Por un lado, tenemos unas gotas rosas que al conseguir cierta cantidad de ellas podremos cambiarlas por unas habilidades especiales que, sirven para mejorar al personaje que queramos con algún movimiento extra, pero que tampoco aporta nada en el terreno jugable que destaque. Algunas de estas gotas, las podremos encontrar escondidas en ciertas partes de los escenarios que animan a descubrir y explorar los mismos en busca de estas recompensas o de algún coleccionable. Luego, también tenemos otras mejoras que van aplicándose de manera automática a cada personaje según vayamos avanzando en la historia para acceder a nuevos desafíos en los puzles y superar nuevos retos que nos vaya proponiendo el propio juego, como puede ser la obtención de un nuevo objeto.

"Al final de cada acto tendremos que derrotar al enemigo final que nos obligará a utilizar todas las habilidades adquiridas y los diferentes personajes si queremos salir victoriosos"

Todo siempre es mejor con amigos

Trine 4 es un título claramente inspirado en el cooperativo, y que, como ya hemos comentado antes se ve claramente en la resolución de ciertos puzles. Donde dar la vuelta a un objeto, ponerlo en una posición concreta, cambiamos de personaje, subimos a cierto punto del escenario mientras apuntamos a cierto sitio… puede resultar una auténtica locura para un solo jugador, y es aquí, donde entra el cooperativo y donde el hablar con los compañeros y ponerse de acuerdo en realizar ciertas mecánicas para superar juntos el reto puede resultar divertidísimo y con muchas risas de por medio. Aun así, si tienes problemas con alguno de los puzles los protagonistas te darán un pequeño consejo para resolver acertijo, el tiempo para esta ayuda lo podemos establecer nosotros desde el menú en el que por defecto aparece a los seis minutos. La mayoría de los desafíos ingeniosos que nos propone el juego pueden ser superados de varias formas distintas, de ahí que cada jugador escoja una manera de superarla que no tiene por qué coincidir con la tuya. Esto da un toque de variedad y jugabilidad que si no fuera por su repetición en la estructura de muchos puzles invitaría a su rejugabilidad en mayor medida.

"Para llegar a las diferentes zonas deberemos de utilizar a los distintos personajes si jugamos en solitario"

Superar los retos de este Trine 4 no nos llevará más de 9 – 10 horas de duración de su campaña, dependiendo también de las veces que nos hemos quedado bloqueados en algún puzle, y también del nivel de dificultad elegido de los dos existentes, Normal y Fácil, que se nota sobre todo en los enemigos o pesadillas de Selius y enemigos finales que nos ponen un poco más en apuros si cabe. Un tiempo de duración de la campaña que es más que suficiente para entretener y saber que no puede dar mucho más de sí un videojuego de estas características, llegando incluso a hacerse un poco repetitivo en ciertas ocasiones donde al juego se le antoja que debemos realizar una y otra vez el mismo tipo de puzle que no hace mucho hemos resuelto. Además, aunque aporta pequeñas novedades, Trine 4 recicla muchas de las mecánicas que ya se han utilizado en sus juegos anteriores, por lo que quienes vengan de jugar a las entregas anteriores van a ver en el juego casi una extensión de las primeras entregas con leves mejoras.

El juego también cuenta con un modo multijugador que nos permite resolver los puzles con uno o dos jugadores más y que supone una revisión total a cada uno de los niveles, pues estos desafíos se ajustan al número de jugadores para hacer necesaria la cooperación entre las habilidades, del mago, el caballero y la ladrona.

"En muchas ocasiones seremos sorprendidos por las pesadillas del príncipe Selius, algo que a la larga se hace algo repetitivo"

Un lujo de detalles y colorido, eso es Trine 4

La saga Trine siempre se ha caracterizado por tener un diseño colorido y muy espectacular en su apartado artístico. En esta cuarta entrega lo vuelven a demostrar, donde nos deja unas estampas realmente bonitas dignas de utilizar de fondos de escritorio para nuestro PC. Trine 4 tiene una gran variedad y una buena cantidad de escenarios tanto interiores como exteriores, donde juega muy bien con los efectos de luz muy logrados sobre todo con el referente al día y la noche o incluso el atardecer de una manera espectacular y realmente bonita, y donde la selección de colores entra por la vista y te atrapa de una manera que pocos títulos saben hacer tan bien como esta saga. En cambio, los personajes denotan mucha sencillez y pocos detalles en su conjunto y hemos podido encontrar algún que otro temblor en algunas de las texturas de ciertas plataformas de algún área y problemas con la tasa de imágenes con pequeñas ralentizaciones.

"El acabado artístico es impecable y el buen uso de los colores y de la luz salta a la vista. Es lo mejor del juego"

En el apartado sonoro no se queda atrás. La música acompaña con excelentes melodías en los diferentes escenarios, así como, en las diferentes partes que utiliza el juego para contarte su historia, a través, de pequeñas cinemáticas o en pequeños recitales que hace el narrador a modo de cuento y que podemos encontrar en algunos de los escenarios.

Trine 4 es un juego notable que para ser disfrutado completamente requiere de un par de amigos. Aun así, puedes optar por una experiencia en solitario muy bonita y variada, con puzles ingeniosos que pueden resolverse de diversas maneras, y con un acabado artístico que es de lo mejor del juego. En su contra, encontraremos fases de enemigos repetitivas y que aportan muy poco al jugador y una continuidad en su estructura jugable que bebe de sus juegos anteriores en demasía. [8,2]

Lo mejor:

+ un juego preciosista y muy bonito

+ puzles que son variados y divertidos

+ jugarlo en compañía es mucho mejor

Lo peor:

- jugablemente sigue la línea de sus predecesores

- si juegas en solitario hay fases complejas de superar

- las fases de enemigos son repetitivas y muy sosas

Chovi

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *