Nvidia Shield Portable en 2020, ¿vale la pena?

El mundo retro mueve una cantidad de jugadores excepcionalmente grande. Cada vez más, vemos plataformas como Youtube es capaz de proporcionar tutoriales para poder emular y disfrutar de videojuegos antiguos prácticamente con cualquier dispositivo móvil, PCs o sistemas Raspberry que consiguen resultados realmente asombrosos a la hora de jugar a los juegos de épocas pasadas. Hay quién no se conforma tan solo con tener entre sus favoritos 20 – 30 videojuegos que marcaron una época feliz de su niñez, si no que necesitan de tener todas las plataformas y emular todos los videojuegos habidos y por haber. Como dijo en su día Extremoduro…, Yo, más humilde soy, y solo quiero que el “pixel” que surge en el último suspiro de un segundo… me transporte mecido hasta el siguiente. ¡Y si la letra no era así, se asemejaba bastante!

Bromas aparte, no hace mucho adquirí por pasión y coleccionismo una joya llamada Nvidia Shield Portable. Esa consola híbrida con sistema Android que he probado y exprimido en estas últimas semanas para intentar descifrar si vale la pena o no, adquirir una Nvidia Shield Portable en pleno 2020.

La Nvidia Shield Portable fue una consola multimedia que se lanzó en julio de 2013 por el fabricante NVIDIA. Un híbrido entre mando de Xbox 360 con pantalla táctil de 130mm plegable de 5 pulgadas HD con una resolución de pantalla de 1280 x 720. El mando cuenta con dos joystick analógicos al estilo del mando Dualshock de Playstation y también incluye un D-pad y los típicos botones A,B,X,Y,L1,R1,L2 y R2. Todos ellos de muy buena calidad y ergonomía, no solo de los botones, sino de todo el mando en general que, aunque en un principio se siente algo pesado su comodidad es muy buena y nos podremos tirar horas y horas sin sentir cansancio o sentir que se nos quedan dormidos los dedos, algo que sí me pasa con Nintendo Switch, por ejemplo. También contamos con un botón para el volumen de la consola y el botón central de Nvidia que nos servirá como apagado y encendido del dispositivo si lo mantenemos pulsado unos segundos. También nos servirá para ejecutar el launcher de Nvidia que nos da acceso a su aplicación de juegos de la que hablaremos más adelante.

 

La consola cuenta con un procesador Tegra 4 de Nvidia a 1.9 GHz quad-core ARM Cortex-A15 y cuenta con una memoria Ram de 2 Gb. Una consola bastante potente en aquella época. El dispositivo cuenta con una memoria de 16Gb de almacenamiento interno, pero tiene la posibilidad de ampliarse con una tarjeta de memoria MicroSD. Como curiosidad, esta consola comenzó llamándose solamente Nvidia Shield, pero con la salida de su actualización en forma de Tablet llamada Nvidia Shield Tablet, pasó a llamarse Nvidia Shield Portable por el hecho de ser diferenciadas.

Nvidia Shield Portable funciona con el sistema Android y en su última actualización se quedó en la versión Lollipop 5.1, aunque se ha ido actualizando el software para mejorar el rendimiento de los juegos y añadiendo nuevas aplicaciones funcionales, así como, eliminando aquellas que no funcionaban correctamente. La última actualización está fecha el 06 de julio de 2016.

 

La consola también cuenta con Bluetooth y wifi integrado que, siete años después funciona bastante bien. También hay disponible un puerto mini HDMI para conectarlo en la televisión, pudiendo funcionar con un mando externo por bluetooth o en modo espejo, viendo lo mismo en el televisor que en la Nvidia Shield Portable, también tiene un puerto de audio jack de 3.5mm para la conexión de auriculares con cable o de un altavoz por cable. La batería que alimenta el dispositivo es una batería de litio de tres celdas, 3.7 V, 7350 mAh, nada más y nada menos, lo que garantiza una buena duración, sobre todo con juegos poco exigentes y en emuladores como Snes o Playstation, donde puede llegar a durarnos la batería unas 8 – 9 horas de juego. En juegos en Streaming más exigentes puede darnos unas 4 – 5 horas de juego. La Nvidia Shield Portable cuenta también con dos altavoces estéreo potentes integrados con micrófono incorporado. ¡Es una auténtica delicia escuchar los juegos o películas de Neflix por estos altavoces!

La tienda de juegos disponible es la de Google Play y se pueden descargar todas las aplicaciones y juegos que soporten la versión de Android Lollipop 5.1. Por tanto, cualquier emulador que soporte esa versión podremos descargarlo, así como aplicaciones de vídeo como Youtube, Amazon Prime Video, Neflix, HBO entre otras.

Así que, podremos disfrutar de una buena cantidad de títulos para Android con el mando incorporado. Además, la Nvidia Shield Portatil incluye una aplicación para poder personalizar los controles táctiles a nuestro gusto y disfrutar en el mando de las aplicaciones que necesiten de la pantalla táctil porque no sean compatibles con el gamepad. Esto es muy útil para juegos como, por ejemplo, el N.O.V.A. 3 que solo puede jugarse de manera táctil con la pantalla, y el resultado es realmente satisfactorio.

 

Tengo que decir que, tras probar una buena cantidad de mandos bluetooth en dispositivos móviles con ninguno he sentido la sensación de robustez y respuesta que sí que me he encontrado con el mando integrado en la Nvidia Shield Portable, convirtiendo en lo que se refiere al manejo de un mando para un dispositivo Android en el mejor que he probado.

Ahora bien, ¿a qué emuladores podemos jugar en esta Nvidia Shield Portable?

Tengo que recordar que este dispositivo salió en 2013, y como es lógico, no puede compararse con un Android de gama alta en este 2020, ya sea un Samsung Galaxy o un One plus, entre otros, por lo que no es una guerra a la que debemos entrar con este periférico, puesto que no la va a ganar.

Dicho esto, en las diferentes pruebas que he podido realizar he podido mover con total soltura y ningún error prácticamente, salvo algunos juegos que exijan bastante, emuladores de Super Nintendo, Megadrive, Playstation, MAME, Neo Geo, Nes y Nintendo 64, que es bastante exigente para emular correctamente con dispositivos antiguos, entre otros.

El emulador Reicast de Dreamcast no he podido hacerlo funcionar incluso habiendo puesto bien la bios y carpeta de juegos. He probado también con Retroach pero me salta al escritorio de la pantalla, así que, entiendo que no tiene la suficiente potencia para moverlos. Aunque sí, que he visto algún video donde lo hacen funcionar de manera correcta juegos como el Crazy Taxi o el Sonic 2. Así que, no sé muy bien la explicación. Puede ser que sea una versión posterior a la Nvidia Shield Portable que tengo yo.

El emulador de PSP es un emulador bastante exigente y hay juegos que se pueden jugar perfectamente como Virtua Tennis 3 o Silent Hill Origins, por ejemplo, aunque con algún problema de sonido en ocasiones y otros que sufren de alguna ralentización si son más exigentes, así como, por ejemplo, el God of War Ghost of Sparta.

Otros emuladores como el de Nintendo DS, se hace casi injugable debido a la lentitud con la que procesa los juegos, por lo que no vale la pena casi configurarlo. Lo he probado con el juego New Super Mario Bros y no se puede jugar en condiciones. Sin embargo, quitando algún juego de MAME que saliera para las últimas recreativas y que consuma muchos recursos, como puede ser el Soccer Superstars, los demás van perfectos, sin micro cortes ni problemas gráficos.

Igual pasa con los juegos de Playstation, todos los que he podido probar funcionan perfectamente, entre ellos, el Gran Turismo 2, el Ridge Racer Type 4 o el Resident Evil 3 o el Driver 2 son juegos que requieren de buena carga gráfica y ha podido moverlos sin problemas.

Yo tengo configurado Retroarch para el resto de emuladores, como Snes, Megadrive, Master System, Nes, Neo Geo, entre otros, y la verdad, es que me funciona muy bien. Hay gente que por complejidad de este prefiere descargarse emuladores según la plataforma que vaya a emular, pero con Retroarch tienes todo medido ahí y no necesitas más que bajarte los cores, las roms y poco más. Es cuestión de gustos. Eso sí, utilices Retroarch o utilices un emulador para la plataforma diferente el control con el mando es perfecto para todos los juegos, sin input lag, a diferencia de algunos mandos por bluetooth que he probado que si se nota un leve retardo entre la pulsación y el movimiento del personaje.

 

Pero el servicio estrella de esta consola se lo lleva la plataforma Geforce Now, que podremos ejecutar como dijimos anteriormente con el botón central de inicio, con tal solo pulsarlo levemente. Aquí podremos ejecutar juegos del servicio de Nvidia Geforce Now. Los que yo he podido probar son los que están de manera gratuita y aunque a la hora de entrar a jugar si que me ha tocado esperar algunas veces entre 10 – 15 minutos, a la hora de jugar los he podido jugar perfectamente, sin prácticamente cortes y bastante fluido todo. Es verdad, que los juegos gratuitos son juegos como el Tomb Raider, el Batman Arkham City o el Boderlands y son videojuegos que ya tienen unos años, pero en principio como es una plataforma de Streaming no deberíamos tener problemas para ejecutar juegos más modernos, ya que sobre todo depende la conexión que tengamos en casa, que como mínimo el router debería ser 5G.

Este servicio acaba de terminar su fase Beta y esta en constante mejora por lo que es lógico que podamos sufrir alguna bajada de frames o de calidad en la imagen, sobre todo si son juegos muy exigentes gráficamente.

La aplicación que me ha gustado mucho y sobre todo por lo bien que va es el servicio de Steam Link que desde el streaming de mi ordenador he podido ejecutar sin ningún tipo de problemas juegos como Resident Evil 2 Remake o la Demo de Resident Evil 3 Remake e incluso el Doom Eternal funciona sin problemas y prácticamente sin ralentizaciones, por lo que jugar en portátil cuando no puedes hacerlo desde el PC puede ser una solución realmente buena y aunque se note sobre todo la bajada, como es normal, en el tema gráfico sí que resulta una experiencia muy recomendable y satisfactoria.

 

Como habéis podido leer la experiencia con la Nvidia Shield Portable ha sido buena en muchos momentos, pero han pasado ya unos años desde su salida y solamente da para lo que da. Es verdad, que hay teléfonos móviles que mueven emuladores como Dreamcast, Nintendo DS e incluso Dolphin de una manera genial, pero su calidad también se ve reflejada en su precio. La Nvidia Shield Portable la he llegado a ver por 100 euros, precio por la que yo adquirí la mía, y creo que es un precio más que recomendable para una buena experiencia. Ten en cuenta que sobre todo se puede aprovechar el Geforce Now, jugar en la nube desde cualquier rincón de la casa, siempre y cuando tengas una buena conexión de internet resulta muy atractivo, sobre todo si tienes algo de suerte y va bien, que no siempre es así.

Chovi

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *