Metro Exodus, un mundo lleno de detalles

La nueva aventura de Artyom no solo es un gran juego con una excelente historia, sino que cuenta con cientos de detalles que hace que el viaje sea único e irrepetible. Te cuento algunos de los detalles con los que nos ha podido sorprender la nueva obra de 4A Games.

Como ya sabéis los que habéis podido probar obras como Metro 2033 y Metro Last Light, los videojuegos anteriores a este Metro Exodus, es que son juegos con una carga gráfica potente, y que cuenta con muy buenos diseños de escenarios debido a su vista en primera persona, donde todos los detalles pueden apreciarse con mucha más claridad. Este Metro Exodus no es una excepción y cuenta con cientos de detalles dignos de mención. Hasta una simple telaraña puede apreciarse con gran realismo, y si eres de los que te molesta que estén ahí siempre puedes utilizar el mechero para poner fin a su existencia, y si pasáis por ella es probable que las arañas que habitan libremente en esas telarañas se posen y correteen por el casco de nuestro protagonista Artyom.

La iluminación es otro elemento muy trabajado, en Metro Exodus todas las luces prácticamente con las que cuenta los escenarios del juego se pueden apagar, dando lugar a que la poca visibilidad que queda la podamos aprovechar para atacar a los enemigos en silencio.

Si optamos por eliminar a un enemigo o bestia demasiado cerca podemos ver que el casco se mancha de sangre, que deberemos limpiar para que no nos limite la visibilidad. Si una bestia nos atrapa y golpea es muy probable que nos rompa la visera de cristal dejando pasar libremente el aire y la radiación que podamos respirar, y dañe con esto seriamente el estado de salud de nuestro protagonista. Para evitar que llegue a menguar la vida de Artyom deberemos pulsar el botón necesario para poner un pequeño parche para salir del paso hasta que podamos reparar en un banco de trabajo el casco.

Lo mismo pasa cuando salimos al exterior y empieza a llover o a está nevando, veremos como el agua recorre la visera de Artyom, obligándonos en ocasiones a pulsar el botón correspondiente para pasar la mano por la visera y limpiar así la misma.

Los efectos climatológicos y sus físicas es algo que se ha trabajo concienzudamente en este juego. Ver el detalle del viento en las tormentas de arena y la poca visibilidad que deja al jugador es increíble. Son tan intensas que lo más recomendable es escondernos hasta que pasen de largo. Otro de los efectos que se han podido ver en el juego son las anomalías que provocan potentes descargas eléctricas, algo que ya se pudo ver en juegos de la serie STALKERS (ya que trabajadores de sus juegos ahora están involucrados en este Metro Exodus) y que habrá que observar desde la lejanía para no salir heridos, ya que estas anomalías van desplazándose por el escenario.

Durante el juego también nos encontraremos con numerosas zonas donde habrá montones de cadáveres descomponiéndose, o ya descompuestos, donde las moscas y otras alimañas se posan con total libertad.

Otro detalle a destacar, son la forma de tiene el videojuego para crear sobre la marcha la munición y los botiquines. Artyom lleva consigo una mochila y que, a través, del botón inventario en cualquier momento, dejaremos la mochila en el suelo y nos aparecerá el menú de creación, donde podremos crear cierta munición, filtros para la máscara y modificar las armas a nuestro gusto según la situación. Que vemos un campamento de humanos más adelante, pues posiblemente nos venga bien preparar la ballesta o una pistola con silenciador para no alertar a los enemigos, y así, pasar desapercibidos. Hay que tener especial cuidado con este sistema de creación ya que si no estamos en un lugar seguro podremos ser atacados por las bestias o enemigos que haya cercanos.

Uno de los detalles más fascinantes es el hecho de que debamos recargar la linterna en los distintos generadores cuando los encontremos, e ir recargándola manualmente cuando veamos que la intensidad de la misma disminuye en las zonas de oscuridad por su uso. Si nos quedamos sin batería, casi que puedes dar por finalizada la misión. Aunque tenemos también un mechero para poder iluminar las zonas, para salir del paso, aunque ilumina mucho menos, eso sí, si optamos por llevar el mechero en la mano solo nos quedará otra mano para utilizar un arma, por tanto, no podremos recargar la misma sin apagar el mechero, por lo que si hay enemigos estamos vendidos completamente sin luz.

El mapa. Con él podremos dirigirnos hacia nuestro objetivo marcado, sin perdernos, además si le damos la vuelta podremos ver nuestros objetivos de la siguiente misión y campamentos cercanos. Hacia los objetivos podremos movernos  con nuestro vehículo, al que se le ha adaptado un volante bastante especial y llamativo, aunque la conducción sea algo brusca. Diseño ante todo.

El reloj es otro de los elementos clave con el que cuenta Artyom, que nos hará de brújula para saber dónde dirigirnos hacia nuestro objetivo sin mirar el mapa. Además es indispensable para saber cuánto tiempo nos queda para desechar el próximo filtro y cambiarlo por uno nuevo. Por si esto fuera poco, también se puede mirar la hora, ¿qué más se le puede pedir a un reloj en una época donde escasean tanto los recursos?

Todo esto, son algunos pequeños detalles que esconde esta gran obra de 4A Games, eso sí, te aguardan cantidad de ellos más que tendrás que descubrir por ti mismo, ¿te atreves a acompañar a Artyom en busca de un lugar mejor?

playtowin

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *