KATANA ZERO

El estudio Askiisoft y Devolver Digital nos trae un videojuego de plataformas 2D diferente y con cierto aire fresco que hará de las delicias de los jugadores más exigentes. Afila tu katana Dragón, porque esto es Katana Zero.

El rey de la Katana

Katana Zero nos ponen en la piel de una especie de Samurai, que siempre con su fiel katana encima prestará sus servicios como sicario eliminando objetivos a través de unos contratos bastantes particulares que nos proporcionará nuestro psicólogo. Y que, a cambio de cumplir con nuestros encargos sin rechistar, nos proporcionará una sustancia que es capaz de convertirlo en un despiadado asesino sin pudor, e incapaz de recordar nada de su pasado.

"La sangre y los desmembramientos estarán a la orden del día"

A partir de aquí, y sin contar nada más de la historia para no revelar spoilers, Katana Zero se nos presenta como una aventura 2D con una estética que nos recordará a los PixelArt como Hotline Miami y del que bebe bastante en su jugabilidad, sobre todo en lo que se refiere a no dejar un enemigo vivo en pantalla.

Con la katana en mano deberemos superar pequeñas fases con un nivel de dificultad que irá incrementando conforme vayamos avanzando y en los que se irán desvelando nuevos detalles sobre la historia de nuestro protagonista, además conoceremos a algún que otro personaje secundario con bastante personalidad durante nuestra aventura.

"Al finalizar cada fase podremos ver la repetición de nuestras acciones"

Jugabilidad a golpe de katana

La jugabilidad de Katana Zero es sencilla en su primicia, pero esconde una dificultad que requiere de la atención del jugador en todos los elementos del escenario, para elaborar una estrategia a seguir y eliminar a todos los enemigos sin cometer un fallo por el camino que nos lleve de nuevo al inicio del nivel. Katana Zero puede ser duro, a veces, e incluso frustrante en ciertas ocasiones, pero una vez consigues superar el nivel y ver la “repetición” de nuestra jugada, sentimos esa sensación de satisfacción que pocos juegos pueden ofrecer.

"Hay pequeñas fases que dan algo más de variedad, pero se echan de menos algunas más"

Para superar los diferentes retos que nos propone Katana Zero contaremos con una katana que pulsando el botón de ataque ejecutara un mortal espadazo al enemigo que lo borrará del mapa de manera casi instantánea, siempre y cuando el enemigo no nos realice un parry que nos desvíe el golpe. Tendremos a nuestra disposición cierta cantidad de elementos del escenario que podremos aprovechar para eliminar a los enemigos, así como, botellas, cocteles molotov, cuchillos, entre otros, y que, podremos lanzar a los enemigos para eliminarlos de forma ágil, y así, entrelazar combos y muertes de manera rápida y eficaz. Incluso podremos utilizar las balas de los disparos enemigos para devolvérselas y eliminarnos, un detalle que nos deja auténticas poses a lo Matrix y tiempo bala, que junto con el botón de rodar dejan momentos bastante espectaculares. Esto es posible gracias al sistema de ralentización del tiempo que podemos realizar durante unos segundos y gracias a la droga que tomamos con tan solo pulsar un botón detendremos el tiempo y podremos efectuar ataques con garantías. Podremos, además, sorprender a los enemigos por la espalda o eliminarlos con la apertura de puertas o elementos del escenario, dándonos una ventaja para eliminar a otros enemigos en pantalla, y ejecutando así una serie de muertes rápidas con los elementos que tengamos a disposición, algo que resulta muy atractivo y adictivo. Este sistema requiere del aprendizaje del jugador y el reconocimiento del escenario mientras sufrimos el llamado “ensayo y error”, una vez, hayamos realizado el reconocimiento podremos elaborar una estrategia para enlazar los combos necesarios y eliminar a todos los enemigos del nivel.

Pero al cabo de las primeras horas nos damos cuenta de que no todo en Katana Zero es perfecto, ya que tras unas cuantas misiones observamos que sigue la misma mecánica, una y otra vez, es decir, eliminar a todos los enemigos en pantalla para cruzar al otro lado. Es aquí, donde se echa de menos algo más de variedad y nuevos ataques para poder superar las fases, pues hubiera dado un añadido sobre todo a los combates, ya que no tenemos más opciones que esquivar y atacar.

"Algunas fases tienen un diseño artístico brillante"

El Dragón debe elegir

Entre fase y fase el juego nos muestra ciertas cinemáticas, ya sea entre personajes, o bien, con el propio psicólogo que nos dará los encargos para las diferentes misiones, y que, tendremos que elegir entre varias opciones de dialogo que nos proporciona el juego con un pequeño tiempo límite para su elección, ya que si se agota donde estemos situados será la opción elegida. También podremos optar por cortar la conversación, con el consecuente enfado y reacción de la persona con la que estemos hablando. Esto ocurre ya que en esa barra de tiempo que se nos muestra en pantalla siempre aparecerá una zona de color rojo que nos hace de darle una contestación brusca, si pasamos el tiempo irán apareciendo otras opciones de diálogo para entablar una conversación y obtener así cierta información que necesitemos.

Este sistema tan peculiar le da un tono distinto y variable, ya que dependiendo de las decisiones que tomemos tendremos represalias o no, en momentos venideros. Por ejemplo, si entablamos una conversación con un personaje y le contestamos de manera grosera, tal vez, cuando volvamos a verla no nos ayude en la medida de lo posible, y deberemos solucionar la papeleta por otros medios, es decir, a golpe de katana.

"La diversión y el frenetismo están asegurados"

Gráficos y PixelArt

El aspecto gráfico de Katana Zero es sencillo y a la vez contundente. Con un acabado PixelArt que tanto se estila últimamente con grandes títulos como el mencionado Hotline Miami o el genial Celeste. Cuenta con una estética que en determinadas ocasiones roza el cyberpunk y con un diseño de escenarios que sin ser una revolución cumple con creces. El aspecto 2D le sienta de maravilla, aunque me hubiera gustado un poco más de interacción con el escenario a la hora de poder eliminar a los enemigos, sobre todo en las fases de sigilo.

En cuanto al sonido destaca los efectos sonoros que se producen al golpear una bala con la katana, o los parrys, con ese sonido tan característico del choque de espadas. Hay ausencia de voces y subtítulos en castellano, para entender su historia, y cabe mencionar la sensacional música ochentera que nos acompaña en cada momento que se muestra al inicio de cada nivel con el nombre de la canción y su posterior colocación de auriculares por parte del protagonista, un detalle genial.

Conclusiones y valoración
Katana Zero es un muy buen título 2D que sin ser especialmente innovador nos propone un reto llamativo y que motiva constantemente al jugador a mejorar para poder avanzar. Un título fresco y de corta duración, ya que con 4 – 5 horas llegaremos a su conclusión, pero que es rejugable con nuevos retos añadidos al terminar. Me hubiera gustado que su jugabilidad aunque es efectiva y adictiva hubiera añadido algo más de complejidad y nuevas habilidades desbloqueables con el avance del juego, y algo más de variedad en las misiones tampoco hubiera estado de más. Aun así, Katana Zero es un título muy disfrutable y muy recomendable, tanto para aquellos que busquen algo entretenido como para aquellos amantes de las espadas. [8.5]

EL JUEGO HA SIDO AQUIRIDO Y ANALIDADO EN NINTENDO SWITCH

+ Su estética muy atractiva

+ ajustada dificultad con el consecuente ensayo – error

+ frenético y muy adictivo

- corto en duración

- más variedad de ataques y de situaciones le hubiera sentado bien

Chovi

Jugador sin tiempo libre y Licenciado en ADE. "El hombre elige, el esclavo obedece" @chovijmmb

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *