Daymare 1998

Daymare 1998 comenzó siendo el proyecto de un grupo de aficionados a la saga Resident Evil, y que, hace unos años nos sorprendió con su primer trailer en lo que iba a ser un homenaje para Resident Evil 2. Todo se torció debido a que Capcom ya tenía un proyecto en mente llamado Resident Evil 2 Remake con lo que este grupo de fans italianos y su pequeña compañía llamada Invader Studios tuvieron que ideárselas para volver al proyecto con nuevas ideas, aunque siempre referenciadas por el maravilloso título de la saga de Shinji Mikami. De ahí nació Daymare 1998 un título que tiene cosas que mejorar y otras que le otorgan el puesto de un título notable sobre todo para los amantes de las aventuras del survival horror y para los seguidores de la saga de Capcom.

Un Resident no tanto Evil

Daymare 1998 nos cuenta su historia a través de tres personajes, Liev, Raven y Sam, que si bien, se entrelazan en ciertos momentos de la aventura, tienen sus propias motivaciones personales. La historia no es que llame especialmente la atención, y es la típica historia que nos podemos encontrar en cualquier título del estilo, es decir, un lugar infectado de zombies provocado por algún desastre humano, pero sí que tiene varios giros de guion que valen la pena que descubras por ti mismo. Además, como ya pasaba en la saga de Capcom iremos recogiendo documentos que nos irán aportando más datos sobre la historia y que valen mucho la pena perder algo de tiempo en recogerlos ya que hay algunos de ellos con ciertos guiños a otros títulos. También si eres de lo que exploras todos los escenarios tienes coleccionables en forma de figuras muy similar a lo que ya hizo en su día Resident Evil 7, donde deberemos estar atentos a la música que desprenden cuando pasamos cerca de ellos.

"Daymare 1998 está lleno de escenarios con mucho gore, todo +18"

Daymare 1998 es un videojuego que bebe sin esconderse de los últimos Resident Evil con una vista en tercera persona y una cámara pegada a la espalda del protagonista que nos recuerda a la empleada en Resident Evil 4, 5 y 6, y con un sistema de combate y mecánicas jugables que son realmente similares pero que incluyen alguna novedad, que si bien, no es que resulte muy efectiva, nos alegra ver que aún pueden incorporarse nuevas mecánicas en este tipo de juegos en los que últimamente debemos de reconocer no se innova mucho y que suelen ser bastante conservadores en sus mecánicas.

Una bala.... una baja. O dos balas, o tres

Por suerte para muchos, entre los que me incluyo, no se da esa variable tan efectiva, y los enemigos que nos encontraremos, zombies, mutantes y enemigos desagradablemente feos que no te gustaría ver cruzando la esquina, son bastante duros, y deberemos de intentar siempre localizar su cabeza para que los disparos vayan a la parte que más daño hacen, porque cada bala cuenta, y aquí en Daymare 1998 no es que sobren especialmente las balas. Desgraciadamente, los enemigos se repiten con bastante frecuencia, llegando a utilizar la típica táctica de mezclar ciertos enemigos utilizados como jefes finales, entre los enemigos y zombies básicos conforme vamos avanzando en la aventura, e incluso tenemos a una especie de Némesis que nos persigue sin descanso.

"¿Alberto?... ¿Qué haces Alberto? En el juego nos encontraremos con algún problema en los enemigos, pero no hay nada que no pueda solucionarse con un pequeño parche"

He de decir que, después de venir de jugar a Resident Evil 2 Remake echo bastante en falta el sistema de mutilaciones que aquí es inexistente, lo cual el ver como desmembramos un brazo o una pierna no será posible, se nota la falta de presupuesto en este tipo de detalles. También se nota en lo referente al control. Ya que resulta bastante tosco, y mover al personaje a la vez que disparamos mientras huimos de los enemigos resulta, a veces, una tarea compleja y tediosa, sobre todo en lo referente a la rapidez de sacar el arma en los enfrentamientos, y se nota bastante en espacios cerrados con varios enemigos. Además, nos encontramos en demasiadas ocasiones enemigos que se nos echan encima, truco que utiliza en muchas ocasiones cuando doblamos una esquina sin apenas visibilidad, y que, sin ser una molestia, sí que puede provocar en el jugador el incremento de su ira, cual Kratos, sobre todo en la dificultad más difícil, de las dos existentes, que recomiendo para un mayor disfrute del título, pero ojo, no es cosa fácil, y en muchas ocasiones siempre será mejor salir por patas que enfrentarse a los enemigos y quedarnos sin munición que seguro necesitaremos más adelante. De hecho, a mí me ha pasado. He tenido que reiniciar una zona por haber gastado mucha munición y al llegar a enfrentarme a un enemigo no tenía balas para disparar y acabar con él. Y no podemos utilizar la táctica del cuchillo, otro detalle que me hubiera gustado que se incluyera, ya que no tenemos un cuchillo como en Resident Evil 2 Remake, muy útil en el caso de quedarte sin balas, por lo que si esto ocurre estamos vendidos, ya que nuestros protagonistas lo único que pueden hacer para defenderse es un pequeño empujón o un golpe con el arma, según el arma que llevamos equipada en ese momento, que apenas quita vida.

"Aunque el diseño de los enemigos quede lejos de lo visto en RE 2 Remake, están bien construidos, y gráficamente son impactantes"

Como principal novedad, nos encontramos con un sistema de armas que nos resulta bastante familiar a la utilizada en otros títulos del género, pero con la inclusión de un sistema de carga algo peculiar, lioso y no muy bien llevado a la jugabilidad. Para cargar el arma principal necesitamos de un cargador con balas, el cual lo cambiamos de dos maneras diferentes. Una de ellas es la carga rápida, tiramos el cargador al suelo pulsando el botón de recarga, lo cual hace que perdamos el cargador vacío si no lo volvemos a recoger después, y otra, es dejar pulsado el botón de recargar el arma para cambiar el cargador por uno que tenga balas, guardando el que tenemos sin balas en el inventario, eso sí vacío, con lo cual si lo necesitamos de nuevo no podremos utilizarlo hasta que no le carguemos manualmente desde el inventario y con las balas que tengamos en alguna caja de balas, es decir, si en mitad de un combate tienes dos cargadores y te quedas sin balas en los dos tendrás que ir al inventario, todo esto in-game, y recargar el cargador o el arma desde el mismo, quedando a expensas de recibir daño por parte de los enemigos, y créeme que esto en medio de un jefe final, no es cosa agradable. El inventario lo podemos gestionar desde una especie de móvil a modo de pulsera colocado en la muñeca de nuestro protagonista, algo que recuerda a Dead Space.

Las diferentes armas de las que disponemos serán las típicas de este tipo de juegos, como la pistola 9mm, escopeta, ametralladora, magnum y alguna más. También disponemos de balas o munición de varios tipos, unas provocan más daño que otras, y aparecen con el símbolo del más al lado de la munición restante, estas como es lógico escasean bastante más, por lo que siempre es más recomendable guardarla para enfrentamientos más complicados.

"El control del personaje, así como, el control de las armas son torpes y algo lentos"

La salud es lo primero….

En el sistema de salud implementado en el juego, nos encontramos con algo más sencillo pero similar. Tendremos algunos objetos como barritas o comestibles que podremos consumir desde el menú de inventario, y que, incrementan la salud un poco, y luego tenemos unas inyecciones que regeneran gran parte de la salud de nuestro protagonista. Estas inyecciones llamadas Fluidos se pueden preparan con un medicamento y una jeringa que tengamos desde el menú de inventario. Además, podremos crear ciertos estimulantes llamados fluidos de energía para recuperar cierta cantidad de energía que nos será muy útil cuando corramos en exceso, ya que la barra de cansancio con la que contamos va disminuyendo conforme vamos corriendo y huyendo de los enemigos, y los fluidos mentales con los que podremos percibir los objetos a más distancia. Todos los fluidos se pueden mezclar entre sí, obteniendo una mezcla más potente para usar. Estos fluidos se pueden usar de manera rápida con un botón asignado si lo mantenemos pulsado, o bien, cambiar desde un pequeño menú rápido, asignado a un botón, que fluido queremos usar rápidamente, esto también se puede utilizar para ver que cargador queremos utilizar, algo especialmente útil si queremos utilizar munición más efectiva y mortal.

"¿Una tienda de armas donde se ha suicidado el dependiente? Me suena bastante este sitio......"

A lo largo de la aventura nos encontraremos unas estaciones a modo de “habitación del baúl de guardado” en Resident Evil, para que os hagáis una idea, y os la haréis, ya que la música cuando entras me recuerda bastante a aquellas habitaciones, donde podremos guardar en una especie de taquilla todos los elementos que queramos de nuestro inventario para recogerlas en otro momento u habitación de guardado, ya que nuestro inventario es limitado y solamente cuenta con 12 casillas para llevar los cargadores, fluidos, cajas de balas y demás elementos que nos vamos encontrando, además de las tres armas que van en unas casillas aparte.

"Asegúrate de llevar siempre balas en todos tus cargadores, aunque siempre podemos acceder al inventario a través de nuestro dispositivo de la muñeca, un inventario sencillo, pero con un complejo sistema de recarga de armas"

Puzles con sabor añejo

Algo que me ha gustado bastante son los puzles de Daymare 1998, unos puzles que me recuerda a aquellos primeros juegos de las sagas Resident Evil o Silent Hill, y que te llevarán varios minutos algunos de ellos para lograr superarlos. En este sentido el juego está muy bien llevado y se han implementado de maravilla, se nota que sus creadores son fans incondicionales a los títulos de Capcom y han sabido darle ese toque de antaño donde coger el lápiz y el papel para resolver un acertijo era casi obligatorio. Nos encontramos algunos como los de encontrar algún objeto o código, y también otros más complejos que prefiero descubras por ti mismo. Los hay también algo más sencillos donde tendremos que abrir una taquilla con el clásico candado con combinación que deberemos buscar en los documentos que hay repartidos por los escenarios, y otros donde debemos piratear una puerta electrónica a través de un dispositivo para el cual deberemos encontrar un cable, y a través, de un sistema sencillo de pulsación de botones en un pequeño periodo de tiempo podremos acceder a esa zona.

"En Daymare 1998 visitaremos diferentes localizaciones, tanto interiores como exteriores, aunque las interiores están mejor recreadas"

Daymare 1998 se nota que está hecho por un estudio pequeño, pero hay que alabar el gran trabajo en su apartado gráfico, pues tiene un acabado espectacular y que hay escenarios que parecen sacados del mismísimo Resident Evil 2 Remake. De hecho, encontraremos muchas similitudes a lo largo de la aventura, donde hay varios escenarios que han sido modificados cogiendo la base que tenían de Resident Evil 2, así nos encontraremos escenarios como las alcantarillas, la zona del aparcamiento de la comisaria de Resient Evil 2, entre otras que resultan muy familiares, incluso con enfrentamientos con jefes finales en ciertas zonas que también teníamos en el juego de Capcom, pero que han sabido darle un pequeño toque diferenciador, y los acompaña perfectamente con escenarios con mucho gore y autenticas carnicerías en un ambiente tan tétrico como angustioso.

"Los enemigos son duros y habrá que buscar siempre el disparo preciso a la cabeza para ahorrar las máximas balas posibles"

Hay detalles como las expresiones faciales de los personajes que no terminan de convencer del todo, y son bastante mejorables, así como, las explosiones o las llamas de fuego, están logradas, pero tienen un acabado poco depurado y con mucho margen de mejora.

En cuanto al sonido, ocurre algo similar. Las voces sin ser algo destacable cumplen con su función. Hay ciertos problemas de sincronización labial en las cinemáticas y un sonido algo pobre en elementos como las explosiones. En cuanto el sonido de las armas esta mejor ajustado y con una banda sonora aceptable. El juego nos llega con voces en inglés y textos en español a un precio más que asequible de 29,99 € para PC.

Daymare 1998 es un videojuego hecho por y para fans de la mítica saga Resident Evil, y eso lo saben sus creadores italianos y su pequeño espacio llamado Invader Studios. Un juego que bebe de las aventuras clásicas de la saga, pero también de las últimas, y que, además, aporta cambios jugables, que si bien, pueden no gustar a todo el mundo hay que agradecer que arriesguen y se incluyan nuevas mecánicas en lo jugable. Tiene sus fallos sí, pero poco se le puede recriminar a una aventura más que aceptable de unas ocho horas de duración para todo aquel que quiera revivir el terror, y que nos sirve de piscolabis para ir deseando con más ganas si cabe la nueva obra que la gran Capcom seguramente tiene ya entre manos. Daymare 1998 es una aventura notable que recomiendo disfrutar y que ojalá el estudio siga trabajando en esta línea en el futuro. [8]

Lo Mejor

+ acabado gráfico mágnifico

+ algunos puzles geniales

Lo Peor

- ciertos problemas con el control del personaje y de las armas

- animaciones faciales mejorables

playtowin

Apasionado de los videojuegos, coleccionista y escritor, de vez en cuando. "El hombre elige, el esclavo obedece"

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *